Publicidad
Nuevo cómputo: Super de Salud calculó en US$ 1,5 mil millones deuda de las isapres MERCADOS Crédito: Agencia Uno

Nuevo cómputo: Super de Salud calculó en US$ 1,5 mil millones deuda de las isapres

El superintendente de Salud, Víctor Torres informó que la deuda es de $ 1.589 millones de dólares. Dicha cifra bajaría a $ 1.250 millones si se incluye la cotización obligatoria del 7%. Sólo restan 9 días para la aplicación del fallo emitido por la Suprema y aún no hay acuerdo en el Congreso.


En medio del trámite de la Ley Corta de Isapres, que busca que las aseguradoras puedan cumplir con el fallo de la Corte Suprema que las obliga a la devolución de cobros en exceso, la Superintendencia de Salud entregó un nuevo cálculo de la deuda estimada, estableciéndola en $ 1.589 millones de dólares.

Dicha cifra bajaría a $ 1.250 millones si se incluye la cotización obligatoria del 7%.

La actualización del cálculo fue dada a conocer por el superintendente de Salud, Víctor Torres.

Cabe destacar que actualmente se está tramitando en una comisión mixta, entre la Cámara de Diputadas y Diputados con el Senado- para resolver las diferencias que existen.

Además, sólo restan 9 días para la aplicación del fallo emitido por el máximo tribunal y, pese a que el tiempo corre, aún no existe acuerdo en el Congreso.

Las dificultades de la cifra

Si bien el monto ya fue anunciado por el superintendente Torres, el nuevo cálculo y su posterior publicación no fue fácil.

Según reportó el diario La Tercera, este jueves la ministra de Salud, Ximena Aguilera, se reunió con los parlamentarios oficialistas de la mencionada instancia: Tomás Lagomarsino (PR-Ind.), Gael Yeomans (CS), Ana María Gazmuri (AH) y Juan Luis Castro (PS). En esa reunión los legisladores insistieron en conocer el escenario financiero de las aseguradores y las cifras que conllevan la aplicación de la ley, ya que aseguraban que no podían debatir el proyecto sin esta información.

Sin embargo, y en primera instancia, el Ejecutivo se negó a dar a conocer la deuda. Incluso, deslizaron la posibilidad de una sesión secreta.

Esta idea generó molestia entre los presentes, quienes le recalcaron a las autoridades que están contrarreloj y que no pueden despachar el proyecto sin un estado financiero actualizado.

Publicidad

Tendencias