Publicidad

Compañías productoras de petróleo apuestan a caída de precios ante firmeza de la OPEP


La industria petrolera escuchaba mientras la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) hacía bajar los precios del crudo al nivel más bajo en cinco años.

Exploradoras, refinerías y compañías comercializadoras aumentaron las apuestas a un descenso de los precios al menor nivel en tres años en la semana hasta el 6 de enero, indican datos gubernamentales. Las empresas productoras dejaron ociosa la mayor cantidad de torres desde 1991 y algunas pagaron para rescindir contratos de equipos de perforación.

Las compañías se cubren más y exploran menos en un contexto de temor a que persista la mayor caída de los precios desde 2008. El petróleo bajó por séptima semana luego de que funcionarios de Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Kuwait reiteraran que no reducirán la producción para frenar la caída.

“Las compañías productoras cubren su producción en un mercado que experimenta un derrumbe”, dijo el 9 de enero por teléfono Phil Flynn, un analista del mercado del Price Futures Group en Chicago. “Tratan de acordar precios porque están convencidas de que el mercado seguirá bajo”.

El WTI bajó US$6,19, un 11 por ciento, a US$47,93 por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York el 6 de enero, por debajo de los US$50 por primera vez desde abril de 2009.

Producción de la OPEP

La Organización de Países Exportadores de Petróleo, que produce alrededor del 40 por ciento del petróleo del mudo, ha dicho una decena de veces en las últimas seis semanas que no reducirá la producción para detener la caída. Los EAU no recortarán la producción por más que bajen los precios, dijo Yousef Al Otaiba, el embajador en los Estados Unidos, durante un almuerzo de Bloomberg Government en Washington el 8 de enero.

El grupo decidió mantener su cupo colectivo en los 30 millones de barriles por día en una reunión mantenida el 27 de noviembre en Viena. La producción promedió los 30,24 millones de barriles por día en diciembre, según una encuesta de Bloomberg.

La producción de crudo de los Estados Unidos fue de 9,13 millones de barriles en los siete días hasta el 2 de enero luego de llegar a 9,14 millones tres semanas antes, el nivel más alto según datos semanales de la Administración de Información sobre Energía desde 1983. Las reservas eran de 382,4 millones de barriles al 2 de enero.

El auge petrolero estadounidense se vio impulsado por una combinación de perforación horizontal y fracturación hidráulica que ha permitido utilizar reservas de formaciones de esquisto, entre ellas Eagle Ford y Permian en Texas y Bakken en Dakota del Norte. Los precios globales del petróleo por debajo de los US$40 comienzan a afectar la rentabilidad de la perforación en esos lugares, dijo Wood Mackenzie, un consultor de Edimburgo, en un informe del 9 de enero.

Productores y comercializadores aumentaron su posición corta neta un 21 por ciento, o 17.577 futuros y opciones, a 100.997 en la semana hasta el 6 de enero, según la Comisión de Comercio en Futuros sobre Mercancía de los Estados Unidos, CFTC por la sigla en inglés, la mayor cantidad desde el 10 de enero de 2012.

Publicidad

Tendencias