miércoles, 25 de mayo de 2022 Actualizado a las 22:14

Banco Central manda clara señal: ciclo expansivo de política monetaria llegó a su fin ante amenaza inflacionaria

por 31 marzo, 2015

Banco Central manda clara señal: ciclo expansivo de política monetaria llegó a su fin ante amenaza inflacionaria
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Banco Central está preocupado por la inflación. Esto quedó claro en el Informe de Política Monetaria (IPoM) de marzo publicado ayer.

El ente emisor elevó significativamente su proyección de inflación para este año, una clara señal para el mercado de que el ciclo expansivo de política monetaria llegó a su fin.

El Central ahora estima que la inflación se elevará a 3,6 % en 2015, en comparación con la proyección de diciembre pasado de 2,8 %, pero mantuvo su proyección de crecimiento económico en un rango de entre 2,5 % y 3,5 %.

"Las expectativas de mercado para la Tasa de Política Monetaria (TPM) han eliminado nuevos recortes y, en algunos casos, apuntan a que un ciclo de alzas comenzaría a fines de 2015", dijo el presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara.

La TPM ha permanecido en 3% por cinco meses luego que el banco recortara 8 veces en un año.

La conclusión del BCI es que el informe "devela sesgo más hawkish de la política monetaria al mostrar un supuesto de trabajo que contempla una TPM que se ubica por encima de lo incorporado actualmente en las encuestas de mercado. Estimamos que proceso de normalización monetaria podría iniciarse a juicio del BCCh hacia fines de 2015 o comienzos de 2016".

Goldman Sachs, en un nota para sus clientes, coincide con ese análisis y señala que el Central dejó claro que la próxima medida es un alza en las tasas y no un nuevo recorte.

El primer IPoM del año presentó un escenario hasta cierto punto sombrío para la economía, con una demanda interna e inversión débiles y una inflación por sobre el rango meta del banco. La inflación anual aumenta a un ritmo de 4.4%, muy por encima del rango meta de la entidad de 3%.

El emisor indicó que la curva de inflación ha sido "fuertemente influenciada por la depreciación del peso chileno, que ha sido mayor y más persistente de lo estimado previamente".


"La depreciación del peso sigue siendo el principal factor detrás de la dinámica de los precios, lo que, sumado a la indexación y a un mercado laboral menos holgado que lo esperado, llevó a la medida subyacente –el IPCSAE, que corresponde al IPC descontados los precios de los alimentos y la energía– desde 4,3 a 4,7 por ciento anual entre noviembre y febrero", explicó Vergara a la Comisión de Hacienda del Senado. Y admitió que "las cifras recientes de inflación han sorprendido al mercado, que había tomado una posición marcadamente a la baja respecto de la evolución de los precios; incluso por debajo de lo previsto por nosotros en el IPoM de diciembre".

El debilitamiento del peso, que comenzó en 2013, ha sido el más largo en una década y ha estado acompañado por una desaceleración gradual de la economía y no una recesión, explicó el banco.

Vergara también hizo referencia al impacto de la Reforma Tributaria sobre los precios, aunque agrega que tenderá a disminuir en importancia.

Crecimiento

Sobre la proyección del PIB, el Banco Central la mantuvo en el rango de 2,5 % y 3,5 % para 2015, igual a lo pronosticado en diciembre pasado, aunque advirtió que el crecimiento seguirá por debajo del estimado para el mediano plazo, entre un 4,0 % y un 4,5 %.



Además, toma en cuenta que en la primera mitad del año la economía tendrá tasas de expansión similares al promedio de los últimos meses, con un proceso de recuperación que se hará más evidente hacia finales de 2015.




El instituto emisor hizo una corrección a la baja importante en su estimación para la demanda interna, desde 2,6% a 2,2%, donde también fueron corregidos a la baja sus dos componentes, consumo total y formación bruta de capital fijo, según destacó el BBVA en su análisis del informe.

"El IPoM da cuenta de una demanda interna algo más letárgica a la prevista y a una inflación bastante más alta a la anticipada", es una de las conclusiones del Banco Santander Chile.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, se mostró conforme con las cifras entregadas por el Central, al señalar que estas confirman que la economía chilena estará creciendo en torno a 3 % este año.

 "Lo importante del Informe de Política Monetaria que entregó hoy el Banco Central es que afianza las expectativas de crecimiento económico para Chile en 2015", aseguró Arenas.


Hacienda sigue haciendo su parte para darle momentum al repunte. El gasto público aumentó 7,7% en febrero, de acuerdo a un informe del BBVA. Hubo una fuerte expansión del gasto corriente, pero contracción de la inversión pública. 

Según el informe, no fue necesario liquidar activos para financiar gasto y los ingresos de la Reforma Tributaria continúan afirmando las arcas fiscales, "en un contexto de caída en los ingresos provenientes de la minería". 

En su informe de ayer, el Banco Central advirtió que es posible que, pese al mejor desempeño de la actividad y el gasto interno, las expectativas privadas no mejoren lo suficiente para redundar en un mayor gasto, especialmente en la inversión.

Eso quedó en evidencia en las cifras sectoriales de febrero publicadas ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Las cifras fueron débiles, especialmente en la minería y la manufactura, aunque el consumo dio nuevas señales de estar recuperándose. El Imacec de febrero habría sido cercano a 2%, considerando que el mes contó con la misma cantidad de días hábiles respecto a 2014. 

Algunos economistas criticaron el informe por no ahondar en el tema del PIB tendencial. Un ex consejero del banco dijo que es el asunto más relevante al mediano y largo plazo y que Rodrigo Vergara y su equipo deberían haber aprovechado la oportunidad para abordarlo.

Amenazas externas


En lo externo, el emisor estimó que existen elementos que podrían generar volatilidad en los mercados financieros, con importantes efectos en el costo de financiación, la paridad cambiaria y el panorama de la inflación en el corto plazo.

También menciona la velocidad con que la Reserva Federal estadounidense aumentará sus tasas de referencia y la situación de las economías emergentes tanto si se prolongan o no los bajos precios de las materias primas.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV