Publicidad
Abogado de familia de ex teniente venezolano: “No es descartable ningún móvil” PAÍS

Abogado de familia de ex teniente venezolano: “No es descartable ningún móvil”

Juan Carlos Manríquez afirmó que “partiendo de la base de que en estas investigaciones complejas es el avance el que tiene que dilucidar ese punto”. “No es conveniente entusiasmarse con ninguna tesis, ni cerrarla tan rápido. Lo mejor es dejar que la evidencia”, insistió.


El abogado Juan Carlos Manríquez, representante de la familia del ex teniente Ronald Ojeda, afirmó que no se puede descartar ningún móvil en la muerte del ciudadano venezolano.

Anteriormente, Manríquez se desempeñó como abogado del general (R) Ricardo Martínez, de la exdiputada Marta Isasi y del excandidato presidencial Marco Enríquez-Ominami, además de la la excandidata a la Gobernación Metropolitana y al Senado, Karina Oliva (exComunes).

El profesional fue entrevistado por el programa Mesa Central de Canal 13, donde manifestó que “la verdad es que con la familia y particularmente con la viuda del señor Ojeda, nosotros no hemos conversado acerca de un móvil único, muchos o varios, partiendo de la base de que en estas investigaciones complejas es el avance el que tiene que dilucidar ese punto, y sobre todo porque tal como ha dicho también la fiscalía como las autoridades de nuestro país, en este tipo de materia no es descartable ningún móvil”.

“El hecho objetivo es que al día de hoy tenemos una persona que fue secuestrada prácticamente a ojo vista, en segundo lugar retenida, ejecutada, enterrada con auxilio de medios bastante considerable y eso configura a estas alturas un latrocinio, esto es un crimen muy grave que se llama secuestro calificado, secuestro con homicidio, que hasta hace pocos años en Chile sólo se sancionaba con la pena única de muerte, de tal manera que comprenderán ustedes lo complejo y difícil que es esta situación tanto para la familia como para el sistema judicial chileno en general”, expresó.

A su juicio, en esta materia de delitos de homicidio y secuestro, el móvil pasa a ser relativamente secundario después del hallazgo de una persona secuestrada y fallecida.

“Eso sirve para medir otras circunstancias, agravantes, calificaciones particulares, pero si uno se ciega con una sola tesis al inicio, puede correr el error de tener una visión de túnel y en definitiva contaminar la investigación. De tal manera que en esto, atendido el estado primigenio de la misma, lo más razonable es mantenerse abierto a lo que vaya entregando la evidencia más lo que uno pueda conjeturar”.

Desconfianza

Al ser consultado con la petición de la familia para ver el cuerpo, dijo que tiene que ver con distintos planos.

“Usted sabe que en relación con la conflictividad de lo que pueda ocurrir o no en Venezuela hay investigaciones internacionales abiertas. Hace poco la Corte Penal Internacional acaba de autorizar al fiscal de la Corte Penal Internacional para que reasuma la investigación por eventuales infracciones en el Estatuto de Roma, investigación en la que nosotros también participábamos de antes”.

En segundo término, dijo, hay presentaciones ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, donde hay varias reclamaciones en relación con exceso de fuerza, aplicación de prisiones indebidas en determinados lugares, arrestos que pudieron ser considerados arbitrarios, violación de acceso a la justicia y maltrato de los detenidos.

“En este caso en particular, lo que la familia y en particular su viuda quieren confirmar o descartar es una completa identidad. Entendemos que los análisis genéticos van a estar en el curso del día, se ha hecho una identificación por huella dactilar. Yo debo agradecer también, sin vulnerar la investigación, la comunicación directa y franca con los fiscales y particularmente el jefe a cargo de esta investigación. La hemos tenido, es muy constante. Vamos a avanzar en eso. Por último, se trata también de tener una certeza íntegra del estado, completitud de los restos mortuorios, de psicología y particularmente tener una percepción directa también como evidencia material”.

“Operación compleja”

Manríquez insistió en que se trataba de “una operación compleja, realizada, compartimentada por un grupo considerable de personas, con participación de múltiples, aquellas con labores de desinformación, con despistes, con ingentes recursos y con algunas consecuencias que no dicen relación con un secuestro extorsivo normal, de tal manera que, normal, entre comillas, sin normalizar esa horrible situación”.

Al ser consultado sobre una posible intervención de Venezuela, señaló que era apresurado descartar dicha hipótesis.

“Para mí es apresurado no sólo, eventualmente, descartar esa que puede ser una conjetura, como muchas otras, cuatro o cinco al menos, que yo he leído en fuentes abiertas. En este caso, en este tipo de procesos, no es conveniente entusiasmarse con ninguna tesis, ni cerrarla tan rápido”.

De igual manera se refirió abordó una supuesta vinculación con la organización criminal Tren de Aragua.

“Ni en esas conversaciones, ni en lo que yo he conocido, que ha llegado a mi conocimiento personal, he encontrado ese vínculo, salvo esas teorías, digamos, especulativas, que no sé si serán verdad o no, pero hay que confirmar o descartar, que en medios abiertos se leen, responderían a cierta tercerización del uso de grupos organizados para realizar este secuestro por encargo. Pero eso, como lo sabemos, es una tesis más que, reitero, debe quedar sujeta a la avance de la investigación”, concluyó.

Publicidad

Tendencias