Publicidad
Deutsche Welle
EE. UU., Corea del Sur y Japón realizan ejercicios navales MUNDO

EE. UU., Corea del Sur y Japón realizan ejercicios navales

El entrenamiento estuvo destinado a aumentar la capacidad combinada para responder a las amenazas de Corea del Norte y es parte de un plan de maniobras conjuntas establecido tras una cumbre tripartita el año pasado.


Las fuerzas navales de Corea del Sur, Estados Unidos y Japón llevaron a cabo maniobras conjuntas por dos días en las que participó un portaaviones estadounidense de propulsión nuclear, inidicó la Marina surcoreana este viernes (12.04.2024).

Los ejercicios de dos días de duración celebrados desde el jueves en aguas internacionales entre Corea del Sur y Japón reunieron al portaaviones USS Theodore Roosevelt y a los destructores Howard, Russell y Daniel Inouye, con buques de guerra de los vecinos asiáticos.

El entrenamiento, destinado a aumentar la capacidad combinada para responder a las amenazas de Corea del Norte, sigue a un plan de maniobras conjuntas de varios años establecido después de la cumbre tripartita del año pasado.

El ejercicio se realizó para “mejorar las capacidades de respuesta conjunta de la República de Corea, Estados Unidos y Japón en un momento en la que la amenaza nuclear y de misiles de Corea del Norte, como ejemplifican sus recientes lanzamientos de misiles balísticos, va en aumento”, señaló la Marina surcoreana en un comunicado.

Las tres armadas también practicaron maniobras de interdicción marítima diseñadas para bloquear el transporte ilegal de armas de destrucción masiva por parte de Corea del Norte, además de hacer entrenamiento de búsqueda y rescate para ayudar a barcos en peligro.

En Washington, funcionarios de defensa de Corea del Sur y Estados Unidos mantuvieron conversaciones anuales de defensa el jueves, con lo que reafirmaron los planes para realizar ejercicios teóricos que simulen el uso de un arma nuclear por parte de Corea del Norte en los próximos ejercicios de verano, agregó el Ministerio de Defensa de Seúl.

Corea del Norte lleva años rechazando invitaciones para retornar al diálogo y ha seguido impulsando sus programas de armas, además de cooperar militarmente con Rusia, a la que ha suministrado armamento para usar en la invasión de Ucrania en el último año.

Publicidad

Tendencias