jueves, 14 de noviembre de 2019 Actualizado a las 17:19

¿Intervención electoral de Cadem?

por Ariel Meller R 21 noviembre, 2017

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director: 

Durante los últimos 12 meses, me llegaron todas las semanas por email, encuestas de la Consultora Cadem. Después de los resultados del domingo, siento que me engañaron 52 veces. ¿Por qué sucedió esto?

No creo que las encuestas de Cadem hayan fracasado porque le hubiesen faltado recursos económicos.

Algunos expertos sostienen que hubo sesgo de muestreo, sesgo en seleccionar los lugares físicos para encuestar, y condicionamiento de respuestas a los votantes indecisos, entre otros.

Pero yo me quiero referir a otro tema.

Partamos por recordar que el gerente de Cadem es Roberto Isikson, cientista político de la U. del Desarrollo. Este ejecutivo se desempeñó como director de estudios en el Gobierno de Sebastián Piñera. Y en 2013 renunció al gobierno para unirse al comando presidencial de Evelyn Matthei.

¿Qué importancia tiene lo anterior?

Muy sencillo. Cadem violó sistemáticamente una regla esencial en investigación: su director tuvo una indiscutible vinculación entre las encuestas y sus propios intereses políticos. En las ciencias es fundamental que el investigador busque la mayor objetividad posible y evite ser influenciado por razones ideológicas, prejuicios o amigos. Sin embargo, Cadem realizó estudios políticos siendo juez y parte.

En efecto, Cadem y su gerente tenían una clarísima orientación ideológica. Era evidente su favoritismo por la derecha y su antipatía por la izquierda.

¿Alguien se habría imaginado que Cadem en sus 52 encuestas hubiera mostrado que Piñera estaba empatando con Bea Sánchez (en caso de que ésa fuera la verdad)?

El conflicto de interés lo podemos ilustrar con dos simpáticos ejemplos:

1. ¿Qué pasaría si en un partido entre Colo Colo y Universidad de Chile, se descubre que el árbitro tiene su casa plagada de posters de uno de los dos equipos. ¿Es ético que el sujeto arbitre ese partido? ¿Se debería ir preso este juez?

2. ¿Qué sucedería si la Iglesia elabora encuestas sobre temas valóricos, como por ejemplo el aborto?

En el diseño de encuestas existen varias formas de conseguir los resultados que uno busque. Es fácil sesgar y condicionar las respuestas de los encuestados.

Se pueden diseñar preguntas rebuscadas para obtener deliberadamente ciertos resultados. Veamos un ejemplo didáctico: “La mayoría de los chilenos piensa que fumar marihuana daña severamente el cerebro de un adulto. ¿Ud. cree que se debería legalizar la venta de esta catastrófica droga?”.

No estoy diciendo que Cadem haya utilizado este estilo de estrategia. Lo que pretendo señalar es que las encuestas se pueden manipular de manera muy simple.

Además, en este tipo de situaciones se produce un concepto que se denomina el “deseo de aceptación social”, en donde el encuestado tiende a dar respuestas socialmente aceptables ante el entrevistador, sean éstas verdaderas o no.

Como resumen, existe una sospecha contundente de que Cadem manipuló la metodología de sus encuestas durante un año. Y es probable que también hayan utilizado otras metodologías en donde obtuvieron resultados adversos que prefirieron omitir.

Por otro lado, esto se complementa con otro asunto importante: los medios de comunicación publicarán aquellos estudios que le agraden y seleccionará aquella portada que más impacte a la masa de lectores. De esta forma se influye en la mente de los chilenos.

Lo más ético académicamente hablando, era que Cadem nunca se hubiera involucrado en estos estudios políticos. Su jefe metió la pata en sus encuestas, se equivocó en seminarios, en la televisión, radio y web. Y lo hizo de manera deliberada. Sin embargo, lo más relevante es que se quiso influir y condicionar una elección presidencial.

Lo mismo realizaron los rusos en la elección de Trump – Hillary: intervención electoral.

Finalmente, pienso que el Estado debería prohibir aquellas encuestas de opinión pública cuando existe un clarísimo conflicto de interés y deseos por influir en la sociedad.

Cadem nos debe dar disculpas públicas. Y su gerente debe dar un paso al costado.

Ariel Meller R

Profesor de investigación de mercados

Ingeniero Civil Industrial, U. de Chile

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV