Publicidad

Estafas a la tercera edad

Por: Daniel Benoit M.


Señor Director:

En el último tiempo han proliferado denuncias respecto de que las Notarías estarían exigiendo certificados de lucidez al momento de otorgar mandato generales o especiales de administración.

En el desempeño profesional he visto como personas de la tercera edad y otras, son timados o directamente estafados por personajes siniestros que se ganan su confianza para arrebatarles sus ahorros y bienes que son el fruto del esfuerzo y sacrificios de toda una vida. En ese contexto se dan situaciones de cercanos que se ofrecen de intermediarios para facilitar operaciones online o presenciales a personas de la tercera edad, la mayor parte con analfabetismo digital, lo que se ha visto acrecentado durante la pandemia en que sólo se podía salir para tramites urgentes como farmacias y compras menores. A lo anterior se sumaron las restricciones legales establecidas por la emergencia sanitaria que duro más de 18 meses, período en el cual,   colegas inescrupulosos  que bajo toda clase de artimañas y luego de que en noviembre último se activaran los procesos judiciales civiles detenidos por Ley, llegaron a  patrocinar -ante juzgado civiles-  testamentos en “artículo de muerte” con testigos falsos, situación que vulnera los derechos de la tercera edad protegidos por un número no menor de Convenios Internacionales y que estimo necesario poner hoy  en conocimiento de la opinión  pública, para que tanto la Asociación de Notarios Archiveros y Conservadores, como la de Magistradas y Magistrados tomen en cuenta en la compleja situación económica y social por la que atraviesa el país.

Daniel Benoit M.

Abogado

Publicidad

Tendencias