domingo, 24 de enero de 2021 Actualizado a las 22:06

Opinión

Autor Imagen

Teletrabajo: la primera ola fue un ensayo, la segunda es de verdad

por 10 enero, 2021

Teletrabajo: la primera ola fue un ensayo, la segunda es de verdad
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La segunda ola está acá, y en ese sentido la transformación digital, que antes era opcional, hoy se hace fundamental para asegurar la permanencia de muchas empresas que se ven amenazadas. Es una obligación implementar un sistema remoto de custodia y gestión de información en plataformas seguras que permitan trabajar desde cualquier lugar.

La digitalización de documentos ayuda a las compañías a la facilitación, búsqueda y creación de datos, vital para el correcto funcionamiento de una empresa en estos períodos críticos.

Con la aparición del coronavirus aumentó el desempleo y bajó la productividad. La vacuna nos entrega una esperanza, pero no debemos olvidar que el plazo de inmunización es largo, por este motivo, es necesario asumir cambios permanentes y adaptarse para al menos 12 meses más de incertidumbre . El teletrabajo ya no es noticia. Las dificultades e incovenientes ya no son aceptables. Y no es solo necesario, sino una obligación, aumentar los recursos digitales para proteger a la empresa y a sus empleados.

El trabajo a distancia nos desafía. La documentación y las firmas muchas veces no están a la disposición de los empleados, haciéndoles imposibles hacer una gestión efectiva en su labor, esto atrasa los procesos, la productividad de la compañía disminuye y también el cumplimiento con los clientes, lo que en estos periodos de crisis podría ser fatal para el futuro de la empresa.

Es verdad que hoy hay muchas herramientas disponibles, incluso algunas sin costo con un par de clicks, pero al igual que con la salud, debemos ser responsables, no olvidemos que nuestra información es el pilar de nuestra empresa y nuestra data debe estar depositada en un lugar seguro que cuente con medidas que estén avaladas por nuestra legislación. No es solo tener la documentos en el computador, es la forma en que accedemos, el tiempo que demoramos en encontrar la información, la eficiencia y resultado de los procesos y el análisis posterior a cada una de nuestros movimientos. No nos equivoquemos, esto no es un gasto, es una inversión.

Estar preparados para la segunda ola es un imperativo… porque sabemos que va a ocurrir. La primera vez, fue un accidente y nuestros clientes, colaboradores y organismos regulatorios fueron pacientes, aceptando soluciones parche; sin embargo, ahora la exigencia es mayor, y la reputación de las empresas estará en juego.

Esta crisis comenzó ya hace unos meses, muchos dirían que es poco para una completa externalización física y digital de documentos, pero no podría estar más en desacuerdo. Es en momentos de crisis cuando el ser humano saca lo mejor de sí y logra evolucionar a un estado que solo podría imaginar es sus sueños. Hoy vivir a 1.000 km de distancia de la oficina y ser económicamente rentable y productivo es posible con las herramientas correctas.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV