Publicidad
Cara y sello: Magallanes tendrá la primera planta de hidrógeno verde Opinión

Cara y sello: Magallanes tendrá la primera planta de hidrógeno verde

Claudia Santibáñez Varnero
Por : Claudia Santibáñez Varnero Directora Escuela de Ingeniería en Medio Ambiente y Sustentabilidad, Universidad Mayor
Ver Más

Si bien la iniciativa de ENAP representa un paso valioso hacia un futuro más limpio y sostenible, es crucial abordar críticamente los desafíos clave para garantizar su éxito a largo plazo y su contribución significativa a la economía y al desarrollo sostenible de Chile.


ENAP, la emblemática empresa estatal chilena, ha dado un paso audaz al otorgar el contrato para la construcción de su primera planta de hidrógeno verde en la remota Región de Magallanes a la empresa alemana Neuman & Esser. Este anuncio, con proyecciones de producción a partir de 2025, se vislumbra como un hito en la transición energética del país hacia fuentes más limpias y sostenibles.

Sin embargo, mientras celebramos este avance, es crucial examinar de manera crítica tanto los aspectos positivos como los posibles desafíos de este ambicioso proyecto.

Desde una perspectiva positiva, esta planta ofrece una fuente de energía limpia y renovable, ya que produce hidrógeno a partir de fuentes de energía renovable, como la energía eólica, mediante la electrólisis del agua. Esto implica que el proceso de producción de hidrógeno no emite carbono, lo que contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y a abordar el cambio climático.

Además, el hidrógeno verde tiene un gran potencial como vector energético versátil, que puede ser utilizado en una variedad de sectores, incluyendo el transporte, la industria y la generación de energía. Su capacidad para almacenar energía a largo plazo y su utilidad en aplicaciones de alta densidad energética lo convierten en una alternativa atractiva a los combustibles fósiles.

Por otro lado, es alentador ver que este proyecto no solo se centra en la construcción de la planta en sí, sino que también incluye un plan detallado de formación para los trabajadores de la compañía, lo que demuestra un enfoque integral y un compromiso con el desarrollo de capacidades locales y la transferencia de conocimientos en la producción de hidrógeno verde.

No obstante, existen desafíos significativos que deben abordarse para aprovechar plenamente el potencial de la planta de hidrógeno verde.

En primer lugar, la capacidad de la planta de 1 MW puede considerarse modesta en comparación con la escala necesaria para tener un impacto significativo en la transición energética del país. Si bien es un primer paso importante, se requiere un enfoque más ambicioso y escalable para abordar adecuadamente los desafíos del cambio climático y la descarbonización.

Además, es esencial abordar las preocupaciones sobre la competitividad económica del hidrógeno verde en comparación con otras fuentes de energía. En la actualidad, la producción de hidrógeno verde tiende a ser más costosa que la producción de hidrógeno convencional a partir de gas natural. Para que las plantas de hidrógeno verde sean viables a gran escala, es necesario reducir los costos de producción mediante avances tecnológicos, economías de escala y políticas de apoyo.

Aunque el hidrógeno verde se considera una fuente de energía limpia y renovable, es importante considerar el impacto ambiental total del proyecto, incluyendo la fabricación de equipos, la extracción de materias primas y la infraestructura asociada. Se necesita una evaluación exhaustiva del ciclo de vida para comprender completamente el impacto ambiental del proyecto.

Si bien la iniciativa de ENAP representa un paso valioso hacia un futuro más limpio y sostenible, es crucial abordar críticamente los desafíos clave para garantizar su éxito a largo plazo y su contribución significativa a la economía y al desarrollo sostenible de Chile.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.
Publicidad

Tendencias