Publicidad

Comando de Bachelet dirige todas sus baterías contra abanderado de RN

El estado mayor de Michelle Bachelet reformula los discursos y sale al rescate de los ‘votos de centro’ que pueden fugarse hacia Piñera. El jefe de comunicaciones del comando, Ricardo Solari, afirmó que éste »se parece a Fra-Fra, es un señor éticamente controvertido", en alusión a la vida empresarial del candidato y a la «similitud» con la elección de 1989.


La apariencia menuda de Ricardo Solari y los titubeos de su hablar pueden inducir a error. Es el hombre que concentra todas las decisiones del comando de campaña de Michelle Bachelet y tiene cultura de autodidacta en materia de medios de comunicación. Es el hombre que ideó el polémico video del saludo de Michelle Bachelet en el pasado día de la madre. Es el hombre que se reúne quincenalmente con su amigo Patricio Fernández (director del periódico The Clinic), para hablar del mundillo de la política y reírse de las portadas del pasquín (que ya tuvo un papel relevante en la presidencial anterior…). Todo, al calor de un café en la Plaza del Mulato Gil, en el Barrio Lastarria, en Santiago.



Solari tuvo un papel parecido en la campaña presidencial de 1999 (él se denomina "comunicador político", aunque es economista de profesión), y habla con la certidumbre del que sabe lo que tiene y lo que no tiene que hacer para cumplir su propósito: convertir a Michelle Bachelet en la primera mujer presidenta de Chile.



No sorprende que sus mayores énfasis vayan contra Sebastián Piñera. La encuesta publicada por La Tercera-Feedback mostró a una Soledad Alvear rezagada en un cuarto lugar, y Solari se da cuenta de que un perjuicio contra Alvear puede convertirse en otro contra Bachelet.



Éticamente controvertido



-Esa es la contingencia, así que ¿cuál es la impresión que deja la estadística?



-Estamos muy claros sobre que encabezamos todas las adhesiones. De eso no hay duda. Estamos sobre cualquier fenómeno de coyuntura. Hemos constatado los mismos porcentajes en los últimos 6 meses. Esto no es una sorpresa para mí, es la ratificación de que tenemos un fenómeno con la adhesión más alta y dura. Obviamente estamos felices.



-Pero Soledad Alvear apareció cuarta, y eso puede significar un perjuicio futuro…



-Si haces un cálculo simple, Michelle supera la suma de adhesión de Piñera y de Lavín. En segundo lugar, Michelle más Soledad superan ampliamente la votación de los candidatos de la oposición. No hay motivo para suponer que esto se vaya a erosionar. Yo preveo que se va a profundizar la pugna en la derecha. Hay mucha oposición a la idea de que Piñera encabece la oposición en una elección presidencial. Es un personaje éticamente controvertido.



-¿Éticamente controvertido?



-El señor Piñera tendrá que volver a lo que corresponde, porque ahora está en un período de alta presencia mediática, pero eso es ficticio. Tendrá que volver a números más modestos. Mi percepción es que no va a pasar nada. El 31 de julio vamos a tener una candidata en la Concertación, y lo más probable es que sea Michelle. Yo creo que el candidato más fuerte de la oposición va a ser Joaquín Lavín. Esa es mi apreciación.



-Pero de ahí a decir que Piñera es éticamente controvertido…¿No le parece un poco demasiado?



-Mmmmm. Hay un cuestionamiento a Lavín por lo que ha sido la condena contra el pinochetismo y contra quienes tuvieron participación en el gobierno de Pinochet. En el caso del señor Piñera hay una duda razonable, si es que una persona que tiene tantísimos intereses, en tantos sectores, sea capaz de hacer un gobierno para todos los chilenos. Imagínate. Te doy sólo dos ejemplos: Él es accionista de Lan Chile. ¿Y qué pasa cuando esa empresa provoca un problema en las relaciones entre Chile y Perú a causa de un video?. Otro ejemplo, ¿qué pasa si esta persona tiene participación accionaria en la empresa de la planta de Celco en Valdivia?, ¿qué pasa si hay conflictos ambientales?. Te doy sólo dos ejemplos de los últimos 30 días. A mi juicio hay una dificultad real de que esa posibilidad presidencial se concrete.



-En una mano el poder presidencial y en la otra…



-…¡el económico!. Él lo hizo cuando era senador. Yo no veo por qué no lo haría si fuera presidente. Él buscó una legislación sobre ‘Opas’ (ofertas públicas de acciones) y simultáneamente estaba en una transacción de beneficio personal. A mí no me sorprende que conviva permanentemente con su dilema ético.



¿Hay un cambio en la estrategia política de ustedes, con la proclamación de Piñera?



-Tenemos un camino claro. Mantener una relación muy estrecha en la Concertación. Hacer un fuerte pacto parlamentario y un programa común. Alistarnos para un plan de gobierno donde todos los partidos de la Concertación y especialmente la Democracia Cristiana tengan un rol muy esencial.



Eyzaguirre y la antropofagia



.¿Se suma a la plaza de los que recomiendan que se baje Alvear?



-Tenemos un acuerdo de hacer elecciones primarias. Nosotros lo vamos a cumplir, lo estamos concretando a través de los diálogos regionales. El de Valparaíso fue bastante interesante. Seguiremos trabajando. No tengo sugerencias respecto de la conducta de la DC y tampoco tengo dudas de que Soledad Alvear aboga por estas primarias. Le acarrean una inmensa legitimidad a la Concertación.



-¿Es posible que tanta variedad de candidatos afecten la cohesión y la gobernabilidad?



-En el caso nuestro, no. Te quiero decir que no tenemos por qué dar un examen en esta materia, porque ya hemos hecho una elección primaria . El 93 y el 99 salimos muy fortalecidos. Nosotros podemos hablar con mucha comodidad sobre el tema de la gobernabilidad, por nuestra historia, por nuestra trayectoria, nuestra experiencia en el gobierno.



-Pero Nicolás Eyzaguirre dijo que hay canibalismo entre los comandos…



-Le dije a Nicolás que esta apreciación la consideramos injusta, porque hay un estupendo ánimo, una relación magnífica entre nosotros. La mayoría de los que trabajan en esta campaña cumplen funciones voluntarias. Muchos de ellos han dejado posiciones laborales tremendamente atractivas para venir a colaborar. En este comando no hay dos opiniones. Tenemos buena relación con los partidos que nos apoyan. No nos hacemos cargo del parecer de Nicolás y creo que es totalmente innecesario.



Un techo para la Alianza



-En la Alianza Por Chile trabajan con una hipótesis obvia: El que pierda en la derecha, Piñera o Lavín, le entrega los votos al que gane. ¿Eso puede perjudicarlos a ustedes?



-La derecha en Chile tiene un techo electoral. Lo ha demostrado muchas veces; en la última elección municipal, cuando había una gran expectativa por parte de la derecha, pero obtuvieron su techo, que es 40 por ciento de la votación. Las encuestas ratifican que ellos están en ese margen. Ni más ni menos.



-¿Ve alguna similitud con la elección de 1989, cuando la derecha presentó a Hernán Büchi y Francico Javier Errázuriz?



-Piñera y Fra-Fra son bastante parecidos. Hay similitud.



-¿En qué?



-En todo. Hablan mucho y en el fondo hay poco, poco de sustantivo en ellos. Es la típica propuesta de soluciones rápidas, y el típico vínculo sin solución (particularmente para países pequeños como el nuestro) entre el mundo del dinero y la política. Son lo mismo.



-¿Y cómo van a evitar que los votos de la DC se fuguen hacia Piñera?



-La cosa es muy simple. Trabajando juntos como Concertación. Trabajando con la Democracia Cristiana y por supuesto con el despliegue de ideas que favorezcan a la gente y no al dinero y a las ambiciones personales.



¿Perdieron las esperanzas de ganar en primera vuelta?



-Vamos a ganar.



-¿En primera o en…?



-…Mira. Concebimos esta campaña para ganar en primera vuelta, y también para soportar vaivenes. Somos gente tranquila. Michelle tiene una fuerza gentil. No somos de aspavientos ni de ofertas o anuncios espectaculares. La campaña está concebida para ganar en primera vuelta, pero yo te digo que estoy seguro de que vamos a ganar, y eso es lo importante.



-¿Tiene alguna conjetura para explicar por qué la campaña tiende a centrarse en la desigualdad?



-Porque hay desigualdad. Se ha avanzado en muchas áreas, en la lucha contra la pobreza, pero hay muchas cosas pendientes. Entre ellas, la desigualdad.



¿Era más fácil impugnar a la dictadura por las violaciones a los Derechos Humanos?



-Es una maravilla inmensa que tengamos unanimidad en torno al tema de los Derechos Humanos. Primero, en reconocer que la dictadura puso en práctica una violación sistemática de los Derechos Humanos y en segundo lugar que hay que hacer lo imposible por reparar a las víctimas en justicia, en verdad y también en otro tipo de compensaciones simbólicas y pecuniarias. Creo que estamos alcanzando una apreciación histórica compartida, por eso estos cambios. Es un gran triunfo de las víctimas.



-Hay estadísticas que apuntan a señalar que la imagen de Jovino Novoa y Pablo Longueira perjudican a Joaquín Lavín. ¿Ve alguna movida en el hecho de que hayan abandonado sitios de vanguardia en su campaña?



-No, yo lo entiendo de otra manera. Me gusta ser un adversario bastante claro. Ellos son candidatos al Senado y tienen que dedicarse a sus tareas. No le doy otra interpretación a esta situación.



-Más allá del sistema electoral binominal, ¿cree que sigue vigente la ley de los tres tercios en la composición del electorado?



-No. En Chile existen dos coaliciones fuertes. Eso es lo que tenemos. En Chile hay un sistema binominal, que está impuesto. En la derecha nadie está dispuesto a modificarlo. En todo caso, creo que este sistema tiene muchos aspectos saludables: Tenemos bloques mayoritarios y eso es saludable. Lo malo es que impide de manera injusta y aberrante la representación de una minoría. Me refiero al Juntos Podemos.-



Artículos relacionados:

En la Falange temen efecto Piñera
Escenario a tres bandas complica la estabilidad de la Concertación
(17 de mayo de 2005)

Publicidad

Tendencias