lunes, 1 de marzo de 2021 Actualizado a las 08:11

Pleno se reúne hoy para elaborar quina que presentarán al Presidente Piñera

Fuerte pugna en la Corte Suprema por cupo permanente que favorece ascenso del ministro Alfredo Pfeiffer

por 25 julio, 2012

Fuerte pugna en la Corte Suprema por cupo permanente que favorece ascenso del ministro Alfredo Pfeiffer
Hoy desde las 9:00 horas el pleno de la Suprema se reunirá nuevamente y, no mediando otro nuevo criterio, deberá dar a conocer la quina que enviará a La Moneda. En ella estará sí o sí el nombre de Pfeiffer, quien siempre ha sido resistido por el PS y organizaciones de Derechos Humanos, por su inclinación a tesis jurídicas como la aplicación de la Amnistía así como por sus polémicas declaraciones que relativizaban el Holocausto Judío.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Nueve votos a favor, cinco en contra. Esa fue la votación con que la semana pasada el pleno de la Corte Suprema aprobó un autoacordado con el cual modificó el criterio para establecer el cupo por derecho propio en la elaboración de las quinas que se entregan al Presidente de la República con los nombres de jueces que pueden ascender al máximo tribunal. Sin embargo, tras esa votación, se registró una fuerte pugna entre los magistrados que estaban a favor y quienes estaban en contra del nuevo criterio, el cual en términos prácticos permite al ministro Alfredo Pfeiffer integrar todas las nóminas de futuras vacantes hasta el momento de su jubilación, el año 2019.

Las vacantes de la Corte Suprema se integran con una quina elaborada por el mismo tribunal, nómina que se entrega al Presidente de la República, quien escoge un nombre que somete a la ratificación de los dos tercios del Senado. Existe un cupo por derecho propio en dicha nómina, que hasta hace una semana siempre perteneció al ministro de la Corte de Apelaciones con mayor antigüedad en el escalafón, pero el nuevo criterio establece ahora que ese cupo será para el juez de Corte de Apelaciones que ha ejercido mayor tiempo en el tribunal de alzada. Un giro no menor, cuando ad portas hay tres vacantes en el máximo tribunal del país que deben ser resueltas en el futuro inmediato por Piñera.

El áspero debate entre los magistrados quedó de manifiesto en las actas del pleno del miércoles 18 de julio, día que se esperaba elaborar la quina correspondiente para la vacante que dejó el ministro Jaime Rodríguez Espoz y en la cual el juez Juan Escobar Zepeda tenía el cupo por derecho propio. Los cinco magistrados que votaron en contra de la modificación fueron Milton Juica, Hugo Dolmestch, Nibaldo Segura, Juan Araya y Haroldo Brito.

“Llama la atención el cambio que se introduce en esta importantísima materia, sobre la que siempre se ha entendido de modo diferente”, reza el acta del voto de minoría y, a reglón seguido, recuerdan que esa misma Corte Suprema, hace sólo un año (agosto 2011) para la vacante que dejó la jueza Margarita Herreros, se incluyó en esa quina a Escobar Zepeda “como derecho propio, mismo que se trata de excluir ahora de esa situación jurídica a sabiendas que, en su extensa carrera judicial, incluyó un tiempo como fiscal judicial de Corte de Apelaciones, sin que se dejara constancia en aquel acto de algún reproche sobre su antigüedad”.

Los ministros advierten que esta “interpretación distinta trastoca completamente el sistema de carrera funcionaria” en el Poder Judicial, que la “interpretación jurídica en que se ha basado el cambio de criterio para la dictación de esta nueva instrucción no resiste el menor análisis”. Además “atenta abiertamente contras las reglas expresas sobre la materia que contiene el Código Orgánico de Tribunales”. Los ministros llaman la atención respecto al hecho que “no se ve a qué título alguien que haya desempeñado funciones de relator, de fiscal judicial, o de secretario deba restar ese tiempo a favor de otros funcionarios que hayan estimado del caso mantener un solo cargo durante toda su carrera funcionaria, sin que se entienda ese pensamiento como una situación claramente discriminatoria”.

El ministro Pfeiffer, cuyo nombre fue propuesto para la Suprema el 2008 y rechazado por la Concertación en el Senado, pertenece al tribunal de alzada desde el año 79, cuando ingresó a la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, pasando luego a la de Valparaíso (1983) y finalmente a la de Santiago (1989). Con este nuevo criterio, su nombre estará en todas las quinas para ascender a la Suprema.

El áspero debate entre los magistrados quedó de manifiesto en las actas del pleno del miércoles 18 de julio, día que se esperaba elaborar la quina correspondiente para la vacante que dejó el ministro Jaime Rodríguez Espoz y en la cual el juez Juan Escobar Zepeda tenía el cupo por derecho propio. Los cinco magistrados que votaron en contra de la modificación fueron Milton Juica, Hugo Dolmestch, Nibaldo Segura, Juan Araya y Haroldo Brito.

Sobre este punto, los ministros Juica y Dolmestch reclamaron que la antigüedad de los jueces Escobar Zepeda y Carlos Cerda —cuyo nombre fue vetado en el Senado el año 2006 por la derecha dada su trayectoria en causas de derechos humanos— “han sido desconocidas a favor del ministro Alfredro Pfeiffer, quien ha pasado, con menos tiempo en la categoría inmediatamente inferior al cargo que se trata de proveer, a ser derecho propio, desplazando a los anteriores, lo cual deja en clara desventaja a todos los participantes del concurso que han considerado una doctrina distinta a la ahora implantada y a la cual postuló el ministro Pfeiffer, reconociendo de manera tácita su ubicación posterior en el escalafón respectivo”.

La crítica se sustenta en que efectivamente Pfeiffer fue favorecido con el nuevo criterio, ya que el ministro Cerda pertenece a la Corte de Apelaciones desde el 27 de diciembre de 1982, cuando asumió en el tribunal de Santiago, pero había ingresado a la categoría el 17 de agosto de 1979 como relator de la Corte Suprema. En el caso de Escobar Zepeda, llegó al tribunal de alzada desde el 16 de octubre de 1992, cuando asume en Arica, pero en su trayectoria se cuenta que desde el 21 de julio de 1983 fue fiscal de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas y por servir en ese tribunal se consideran más años de los que ejerció, por lo que a él la antigüedad le corre desde julio de 1978.

Pero los nueve jueces a favor del cambio de criterio —encabezados por el Presidente de la Suprema, Rubén Ballesteros— justificaron su voto precisando que una posición distinta implica “aceptar que un funcionario judicial que ha servido como ministro de Corte de Apelaciones únicamente por un día, tiene mejor derecho para figurar en la quina que otro que lo ha hecho por un período superior, si está en condiciones de agregar a ese día un tiempo más prolongado de servicio en otro cargo de la misma categoría”.

Las listas

Hoy desde las 9:00 horas el pleno de la Suprema se reunirá nuevamente y, no mediando otro nuevo criterio, deberá dar a conocer la quina que enviará a La Moneda. En ella estará sí o sí el nombre de Pfeiffer, quien siempre ha sido resistido por el PS y organizaciones de Derechos Humanos, por su inclinación a tesis jurídicas como la aplicación de la Amnistía así como por sus polémicas declaraciones que relativizaban el Holocausto Judío.

Con todo, también debería incluir el nombre de Escobar Zepeda en el entendido que la semana pasada se aplazó la quina para darle tiempo de pensar si quería o no postular, lo que el ministro confirmó a Ballesteros este lunes 23. “Que encontrándose abierto el concurso para proveer el cargo de Ministro titular de este Tribunal y cumpliendo con los requisitos legales, vengo en oponerme (postularme) a dicho cargo (…) y otorgarme un lugar en la quina, si lo estima procedente”, reza el documento.

En La Moneda están esperando la quina de la Suprema para escoger un nombre, una decisión presidencial que es considerada inminente en el gobierno.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV