Publicidad

Documento de la PDI revela manipulación en bitácora del SHOA tras tsunami del 27/F

En sus conclusiones, policía civil revela que en el libro “Bitácora de Cabo de Guardia” se estableció que “dicha bitácora fue modificada (…) presenta una obliteración de escrituras mediante el empleo de líquido corrector blanco”.


Un informe de la PDI reveló la manipulación de una bitácora que registró las actuaciones de la guardia del Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (Shoa) durante la madrugada del 27 de febrero de 2010.

El dossier -que fue entregado el martes al Ministerio Público- fue realizado por la Fuerza de Tarea Reservada de la Policía de Investigaciones, que trabaja con la fiscal Solange Huerta, informó este jueves La Tercera.

En sus conclusiones, la PDI revela que en el libro “Bitácora de Cabo de Guardia” se estableció que “dicha bitácora fue modificada (…) presenta una obliteración de escrituras mediante el empleo de líquido corrector blanco”.

Los peritajes realizados por la Policía detallan que a la hora 03.40 hay un ingreso que señala «Emergencia alerta de tsunami». El texto original, que fue modificado, dice: «03.55 Zafarrancho». Esta última palabra, según la jerga naval, se usa cuando se advierte a la tripulación de una embarcación para salvar situaciones de emergencia.

El cabo Rodrigo Moreno, quien esa madrugada estaba en la guardia, declaró a la PDI reconocer su letra y señala que manipuló la información por una orden del sargento Nelson Retamales (jefe de guardia). Este último, en cambio, fue enfático en señalar que no dio esa orden.

De igual modo, la Policía de Investigaciones ratifica en su inforne que el Shoa, pese a contar con información desde Carabineros de Valparaíso y de la Primera Zona Naval, bajó la alerta de maremoto.

El documento señala que a las 05:16 horas la Primera Zona Naval le informó sobre el maremoto que había afectado hace 40 minutos a la isla Robinson Crusoe. «El SHOA, sin haberse comunicado con Juan Fernández; es decir, sin tener información de terreno y no habiendo llegado la información de la estación de marea (…), continuó con el estado de cancelación de tsunami, sin considerar la posibilidad de decretar una nueva alerta o alarma de tsunami para el resto del país al recibir esta información».

Actualmente están procesados en la causa por la fallida alerta de tsunami tres ex funcionarios del SHOA: el ex director Mariano Rojas, el ex asesor Andrés Enríquez y el ex jefe de turno Mario Andina.

Publicidad

Tendencias