lunes, 27 de mayo de 2019 Actualizado a las 04:36

Aún no hay acuerdo pero sí “buena disposición”

Penta: Jovino Novoa debe confesar si quiere un juicio abreviado y penas menores

por 30 octubre, 2015

Penta: Jovino Novoa debe confesar si quiere un juicio abreviado y penas menores
Las últimas semanas han existido acercamientos entre la defensa del coronel UDI y la Fiscalía. El tema de conversación es la posibilidad de llegar a un juicio abreviado en el Caso Penta. Para lograrlo, empero, Jovino Novoa debe reconocer su participación en los hechos de la investigación y los delitos por los que fue formalizado. Algo no menor para el coronel gremialista. En enero, cuando el caso Penta recién comenzaba, afirmó que “no existe ni ha existido un sistema de financiamiento ilegal para la UDI”. Fue la primera de una serie de acciones que caracterizaron su rígida línea de defensa, la que podría estar próxima a dar un vuelco completo. ¿Por qué? Su “margen de maniobra” se reduce “cada vez más”, según algunos expertos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El 'Caso Penta' fue el primero que se conoció sobre financiamiento ilegal de la política. Podría ser también el primero en terminar. Al menos así lo reflejan los acercamientos entre la Fiscalía y las defensas de los imputados Jovino Novoa, Alberto Cardemil, Iván Moreira y Felipe de Mussy. En el caso de Pablo Zalaquett,– dicen desde su defensa–, aún no han conversado con el organismo.

La semana pasada fue el mismo Sabas Chahuán quien reconoció que él y los fiscales encargados de la arista Penta –Carlos Gajardo y Pablo Norambuena–, estaban conversando con las defensas de los UDI Jovino Novoa, Iván Moreira, Felipe de Mussy, y con el abogado del RN Alberto Cardemil, para explorar salidas alternativas donde los acusados reconozcan su responsabilidad en los hechos.

Esta es una salida que se baraja “desde el día uno”, según indicaron altas fuentes de la Fiscalía a El Mostrador, ya que las penas asociadas a los delitos cometidos por los dirigentes políticos involucrados no son altas, y porque es parte del proceso jurídico buscar evitar un juicio oral cuando se sabe que lo más probable es que no haya penas de cárcel, al menos en los casos que involucran menos recursos.

Los diálogos están muy adelantados para llegar a un acuerdo de juicio abreviado, señalan desde el equipo que investiga los casos de platas políticas. En particular en el caso del coronel de la UDI, Jovino Novoa, aunque “aún falta”, para que el acuerdo se oficialice –dicen–, establecer que “existe una cooperación del imputado”, lo que resulta “esencial” para lograr el acuerdo de un abreviado.

“Existiendo disposición a colaborar, el único paso posible es el juicio abreviado”, precisa una fuente del equipo. Aunque todavía no se alcanza el acuerdo –detallan–, sí hay “camino avanzado”.

Según las mismas fuentes, la apuesta es lograr una “sentencia condenatoria” mediante un juicio abreviado y no oral. La negociación pasa por el “grado de participación” que reconozcan los imputados y, en este caso, Jovino Novoa. Una condición sine qua non para lograr un acuerdo: reconocer la participación en los hechos de la investigación y los delitos por los que fue formalizado. En el caso del histórico "coronel" gremialista, estos son emisión de boletas y facturas falsas; declaraciones de impuestos falsas; y evasión de impuesto a Ley de Donaciones.

De acuerdo a un abogado defensor del caso Penta, el imputado “debe reconocer los hechos de la carpeta de investigación”. Otro abogado vinculado al caso señala que en un abreviado deberá “aceptar los hechos y todos los antecedentes de la carpeta de investigación, pero no la responsabilidad directamente”.

Se consultó a la defensa de Jovino Novoa por las conversaciones y acercamientos con la Fiscalía, pero señalaron que por el momento no se ha acordado nada.

Cambio de estrategia

Reconocer participación en los hechos no es menor cuando se trata de Jovino. Sobre todo si se tiene en cuenta que su postura desde que se lo involucró al caso Penta ha sido la de mantener un estricto silencio, no reconocer nada e incluso cuestionar la investigación públicamente.

Sin embargo, todo indica que la salida al caso vendría por el juicio abreviado junto al reconocimiento de los hechos. Actualmente, a Novoa se le hace muy difícil llegar a un mejor acuerdo con la Fiscalía, sostiene el decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Administración Pública de la Universidad Central, Marco Moreno.

“La tesis del fast track es que hay que cerrar esto rápido. Si no, va a ser imposible hacerlo, porque va a quedar como estándar lo que pase con Jaime Orpis (UDI) y que va a ser aún más grave, según los antecedentes que se conocen. Frente a eso, los abogados de Novoa lo deben aconsejar de cerrar rápido aunque haya un costo político. Su margen de maniobra se reduce cada vez más”, dice el académico.

Además, Moreno agrega que es relevante la “crítica interna” que hay en el partido sobre la “protección a ciertas personas” y que el caso de Jaime Orpis “tira por el suelo” la estrategia de Novoa. “Es indefendible la tesis del 'robo para la corona', porque se ve que al parecer es para enriquecimiento personal. Hay un gallito, está en juego la sobrevivencia del partido y en algún momento a Novoa lo podrían dejar”, aventura Moreno.

Los diálogos están muy adelantados para llegar a un acuerdo de juicio abreviado, señalan desde el equipo que investiga los casos de platas políticas. En particular en el caso del coronel de la UDI, Jovino Novoa, aunque “aún falta”, para que el acuerdo se oficialice –dicen–, establecer que “existe una cooperación del imputado”, lo que resulta “esencial” para lograr el acuerdo de un abreviado.

Otra fuente vinculada al caso cree que la opinión pública castigará al coronel si este “reconoce que solicitó la emisión de boletas falsas para financiar candidaturas políticas baipaseando la ley y normas de probidad”.

Defensa de hierro

Cuando su nombre apareció por primera vez vinculado al caso Penta, Jovino Novoa salió a responder con artillería pesada. Desde el frontis de la casona ubicada en calle Suecia, Providencia, el coronel encaró a los medios escoltado por varios parlamentarios. “La publicación en lo que se refiere a mi persona es absolutamente falsa. No existe ni ha existido un sistema de financiamiento ilegal para la UDI. Yo jamás he participado en ningún financiamiento que no esté de acuerdo a la ley de financiamiento de los partidos y jamás he actuado en forma ilegal en mi vida”, disparó.

Fue el primer adelanto de lo que sería su línea de defensa: cerrar fila, no colaborar ni reconocer nada y atacar la investigación mediante la prensa.

El 13 de enero pasado –al presentarse a declarar ante el fiscal Carlos Gajardo– Novoa impuso sus términos. “Entiendo que hay en el expediente declaraciones que me atribuyen ciertas actuaciones que no son verídicas y quisiera conocer exactamente esas declaraciones para poder desvirtuarla en el momento de la declaración que yo presté. Por lo tanto, por el momento hago uso de mi derecho a guardar silencio”, fue su escueta declaración.

Semanas más tarde, la defensa del ex senador logró que se discutiera la competencia del Octavo Juzgado de Garantía de Santiago, donde se lleva el caso Penta. La lectura de abogados y cercanos a la causa fue que Novoa apuntó a debilitar a Gajardo y dejarlo fuera del juzgado en el que más ha litigado y mayor credibilidad posee. La jugada no le funcionó.

Luego abrió fuego mediante una entrevista dominical en El Mercurio a fines de marzo. En ella dijo que la investigación “es ideológicamente falsa porque ha vulnerado el espíritu de la ley con un aparente ánimo justiciero. El show mediático no ha respetado la presunción de inocencia y ha pasado por encima de la dignidad de las personas”, afirmó.

El último movimiento de la estrategia de su defensa fue apuntar a que aquello que se le imputa como delito es solo una falta, por lo que a principios de junio depositó $ 15 millones vía Octavo Juzgado de Garantía, por presunto perjuicio fiscal. Con ello, se quiso acreditar que existe una intención de reparar el mal causado.

Fue la salud de Jovino la que se convirtió en el flanco más débil del político más duro durante la primera formalización del caso Penta. En esa ocasión el poderoso coronel sufrió una descompensación y terminó internado en la Clínica Las Condes por “diagnóstico dolor abdominal y antecedente de hemorragia digestiva reciente”.

El 6 de julio pasado, Novoa fue formalizado y quedó con arraigo nacional y arresto domiciliario total. En la ocasión, el magistrado del Octavo Juzgado de Garantía, Juan Carlos Valdés, le espetó que “en virtud de la profesión que detenta y que ha señalado en estrados, abogado, la misma lo reviste de un cabal conocimiento del ordenamiento jurídico vigente, y por cierto del ordenamiento tributario, esperando a su respecto un mayor análisis de sus conductas delictuales, representación de riesgos y una mayor responsabilización de sus actos".

Pese a lo anterior, a comienzos de agosto la Corte de Apelaciones le rebajó las medidas cautelares y hoy mantiene la orden de arraigo, pero solo está sujeto a firma quincenal.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV