19:31:20
19:31:20
--> Max Colodro pone en duda permanencia de Chadwick: “No sé si podrá reponerse como el conductor de la gestión política” - El Mostrador

miércoles, 26 de junio de 2019 Actualizado a las 19:23

PAÍS

19:31:21
Max Colodro pone en duda permanencia de Chadwick: "No sé si podrá reponerse como el conductor de la gestión política"

por 7 enero, 2019

19:31:21
Tras la seguidilla de problemas que enfrentó el Gobierno el año pasado, el analista político sostuvo que, si el ministro del Interior sigue debilitado, "va a tener que ser revaluada su continuidad en el cargo". Por otro lado, explicó que el factor José Antonio Kast será muy relevante para la actual administración y precisó que "se le viene difícil a la derecha, hay un factor de división, Kast representa algo parecido a lo que representó Marco Enríquez-Ominami, representa una sensibilidad interna en la derecha que tiene un respaldo y genera una sintonía que implica un problema de identidad política".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los últimos meses del 2018 fueron complejos para La Moneda. La percepción ciudadana en cuanto a que los "tiempos mejores" prometidos en la campaña presidencial no se habían materializado, impactaron en el apoyo del Gobierno de Sebastián Piñera en las encuestas, lo que, sumado al crimen de Camilo Catrillanca y el errático manejo del ministro del Interior, Andrés Cahdwick, llevaron a la actual administración a comenzar este año con el fantasma de repetir los mismos errores políticos de su primer paso por el poder. El analista político y doctor en sociología, Max Colodro, desmenuzo el escenario político con que debutó esta administración el 2019 y es tajante en señalar que la tarea central debe ser comunicar la idea de que, efectivamente, llegaron los tiempos mejores y, más importante aún, "que la opinión pública perciba que eso ocurrió realmente". Insistió en que este punto influyó más incluso que el caso Catrillanca y que "hay una crisis de expectativas, hay una duda de fondo, de si el crecimiento económico está llegando o no", por eso el Gobierno "debe consolidar el crecimiento en torno al 4%, y que esa cifra sea percibida".

-Dados los problemas que tuvo La Moneda el año pasado, ¿aprendió el Gobierno de sus errores de la primera administración? 
-Creo que el Gobierno reaccionó de manera correcta a las crisis, mostró cierta proactividad. Cuando había que hacer la pérdida, como el caso del intendente de La Araucanía, lo hizo rápido; cuando hubo que hacer cambios en la jefatura de Carabineros, también operó relativamente rápido. En ese sentido, ha mostrado buena capacidad de reacción, pero el hecho es que los problemas tienen efectos y eso se nota en los niveles de aprobación. Pero, más allá de eso, lo que importa es que el crecimiento económico no se está traduciendo en mejores condiciones para la gente.

-¿Fue un error hablar de "tiempos mejores" en la campaña?
-El Gobierno cometió un gran error comunicacional con esa idea, haciendo creer que llegaban solo con la instalación del Gobierno, pero no que serían el resultado de los 4 años. Es obvio que no se iban a instalar automáticamente, así que el Gobierno ahora debe instalar la idea de que el país quedará mejor después de haber transitado estos 4 años.

"El único factor que puede neutralizar a Kast de arrastrar a la derecha, es el éxito de la gestión del Gobierno. Si les va mal, el crecimiento de Kast va a ser mayor. Si al Gobierno le va bien, puede haber otros liderazgos, como el de Joaquín Lavín".

-¿Cómo ve la permanencia del ministro Chadwick en el Gobierno?
-Yo creo que Chadwick tuvo que pagar los costos de la crisis provocada por el caso Catrillanca, de modo que no sé si podrá reponerse como el conductor de la gestión política del Gobierno. Si eso no ocurre, si sigue debilitado, va a tener que ser revaluado en la continuidad en el cargo.

-¿Ve difícil que se recupere políticamente?
-No creo que no se pueda recuperar. Este año, a partir de marzo, la situación política va a ser distinta, una situación social más compleja, con una situación en la centroderecha más difícil, por lo que representa José Antonio Kast. Entonces, se le viene difícil a la derecha, hay un factor de división, porque Kast representa algo parecido a lo que representó Marco Enríquez-Ominami: una sensibilidad interna en la derecha que tiene un respaldo y genera una sintonía que, en la práctica, significa un problema de identidad política.

-¿Kast está complicando mucho al Gobierno?
-Él es un gran desafío. La derecha de Kast está en una posición estratégica distinta a la que representan Piñera y Chile Vamos. Lo que representó Piñera era la idea de ocupar un espacio de centro que estaba quedando vacío por el deterioro de la DC y que de algún modo Evópoli era la plataforma a través de la cual desarrollar ese diseño, crecer hacia el centro, esa fue la clave para ganar la elección. Hoy el desafío es que surgió una derecha que responde a coordenadas más globales, al fenómeno Trump y Bolsonaro, una derecha que se plantea con una posición mucho más dura en términos de migración, orden público, en los temas valóricos y, eso, provocó una fractura en el proyecto de Chile Vamos.

-¿Cómo el Gobierno puede neutralizar a Kast?
-El único factor que puede neutralizar a Kast de arrastrar a la derecha, es el éxito de la gestión del Gobierno. Si les va mal, el crecimiento de Kast va a ser mayor. Si al Gobierno le va bien, puede haber otros liderazgos, como el de Joaquín Lavín.

-Y en este escenario, ¿la oposición existe?
-Yo creo que no existe oposición, existen varias oposiciones y ese es el drama. La DC moderada, distante de la izquierda, da señales de colaboración con el Gobierno. Hay una oposición más deteriorada, como el PS, el PC, el PPD, ellos no tienen un objetivo claro ni una proyección. Y por el otro lado, está el Frente Amplio, que busca consolidar una hegemonía más a la izquierda y arrastrar a lo sectores de la ex Nueva Mayoría.

-¿Tiene otros desafíos importantes el Gobierno?
-El otro gran desafío político del Gobierno es sacar adelante las reformas emblemáticas, como la tributaria, previsional y, eventualmente, hacerles correcciones a las leyes laborales. Si no logra dejar instalada la idea que pudo corregir las reformas que se habían llevado a cabo en el Gobierno de Michelle Bachelet, si no lo logra, va a pagar un costo muy alto en términos políticos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
19:31:22
19:31:22
Cartas al Director

Noticias del día

TV