viernes, 13 de diciembre de 2019 Actualizado a las 11:12

PAÍS

Raúl Sohr en La Semana Política: Boris Johnson “probablemente será el Primer Ministro más breve de la historia” en Reino Unido

por 24 julio, 2019

En un nuevo episodio de La Semana Política en El Mostrador, el director ejecutivo, Federico Joannon, la editora periodística Marcela Jiménez y el analista internacional, Raúl Sohr, analizaron el perfil del polémico nuevo Primer Ministro de Gran Bretaña, el periodista y exalcalde de Londres Boris Johnson. Sohr advierte los problemas de legitimidad que tiene el mandato del sucesor de Theresa May, tomando en cuenta que sólo fue votado por menos de un tercio del Partido Conservador, y enfrenta la presión de la fecha del 31 de octubre para sacar a Gran Bretaña de la Unión Europea con acuerdo o sin acuerdo. De todos modos, a favor de Johnson juega su carisma y su "notable sentido del humor”, el cual le permitió pavimentar su camino político, detalla el analista. En el ámbito nacional, Sohr fue crítico con la nueva medida de La Moneda de permitir la participación de las FFAA en la lucha contra el narcotráfico. “Hay un dicho que señala 'el que va a la guerra le entran balas’. Y la bala que le puede entrar a las Fuerzas Armadas es la corrupción”, advirtió. [ACTUALIZADA]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El nombramiento del líder del Partido Conservador de Gran Bretaña, Boris Johnson, como Primer Ministro ha provocado dispares reacciones. Se trata de un personaje caracterizado por un carisma y personalidad parecida en cierto sentido a la del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, principalmente por los dichos racistas y xenófobos que ambos han expuesto ante la luz pública. Su llegada al poder acapara portadas en todo el mundo y fue el tema principal de la conversación en un nuevo capítulo de La Semana Política, con el director ejecutivo, Federico Joannon, la editora periodística Marcela Jiménez y el analista internacional Raúl Sohr.

Similitud nacionalista

En relación a la similitud existente entre Johnson y Trump, Raúl Sohr indicó que "las analogías nunca son buenas sobre todo en análisis internacional porque nadie es idéntico a otro". Sin embargo, sostiene que entre ambos "hay muchas diferencias, pero también hay muchas similitudes".

"La similitud más importante de corte político es que Trump es un nacional populista, es decir, ha exacerbado el nacionalismo norteamericano y es populista en el sentido de que ha planteado una serie de políticas y de reivindicaciones que no van a ser fáciles de alcanzar y si lo consigue va a ser a unos costos desmedidos", precisó Sohr.

"En ese sentido, Johnson también es un nacionalista empedernido, de hecho él encabezó la campaña del Brexit y tuvo una gran prominencia, pero a diferencia de Trump, no tiene convicciones tan profundas en el sentido de que durante mucho tiempo no tenía una posición antieuropea o de salir de la Unión Europea", explicó.

Su polémico sentido del humor

En relación a cómo se desempeñó Johnson en su labor como periodista en el diario The Telegraph como corresponsal en Bruselas, donde tiene su sede la UE, Sohr indicó que el nuevo Primer Ministro, desde Bélgica "se dedicó a mandar artículos terribles denigrando a la Unión Europea".

"Dicen que inventaba entrevistas además", complementó Marcela Jiménez.

"Él inventó un artículo sobre la proposición supuesta de la Unión Europea que nunca existió de estandarizar los profilácticos, que todos los profilácticos tendrían que tener un tamaño. Entonces, según cuenta Johnson en un artículo, empezaron a hacer un estudio de los tamaños de los órganos reproductores masculinos en Europa, y vieron que algunos países tenían una dimensión menor, y entre ellos destacó a los italianos. Todo esto absolutamente inventado pero que tuvo un éxito enorme. La gente se mataba de la risa", informó Sohr.

"Uno puede decir muchas cosas contra Johnson, pero hay algo que hay que rescatar y que es una característica muy británica. Tiene un formidable sentido del humor y a través del humor, de esta actitud corrosiva, logró generar en el mundo conservador una antipatía hacia Europa y generar la idea de que Europa era un enemigo que quería imponer reglas absurdas sobre todo el continente", destacó el analista.

"Nostalgia del viejo imperio"

El polémico nuevo Primer Ministro tiene como principal meta salirse de la Unión Europea. "La consigna del Brexit fue, recuperemos el control, es decir, la idea de que Gran Bretaña había perdido control sobre de su destino, y que había que recuperarlo. Esto realmente fue un éxito, en cuanto a que mucha gente se identificó con esta consigna", añadió Sohr.

“¿Cómo podríamos explicar que en el Reino Unido se identifiquen con las consignas de Johnson o con alguien  que tiene problemas éticos? ¿Que pasó en Gran Bretaña que hace que elijan a alguien como Boris Johnson como Primer Ministro'?, planteó Jiménez.

"Él tuvo la habilidad de identificar el fenómeno que estaba viviendo una parte significativa de la población británica, una nostalgia del viejo imperio del gran país que fueron y vivieron un proceso de achicamiento gradual y de pérdida de influencia. Esto combinado con el proceso globalizador que para Gran Bretaña tuvo efectos negativos", explicó Sohr.

"Gran Bretaña tenía enormes astilleros, tenía una gran industria automotriz. Hoy día los autos ingleses prácticamente han desaparecido del mercado y han sido reemplazados por vehículos asiáticos, los astilleros casi no existen, no hablemos de los textiles ingleses que en su tiempo eran sinónimo de calidad y de mucho prestigio. Todo eso ha desaparecido y ha dejado una cantidad de cesantes sobre todo en el norte y centro del país, y es allí donde se concentró el rechazo a este proceso globalizador y a la pérdida de su identidad, por lo tanto, viene esta reacción nacionalista", agregó.

El fin del Reino Unido

El analista señala que uno de los grandes desafíos que va a tener Johnson es "preservar el Reino Unido que está compuesto por Escocia, Gales e Irlanda del Norte", ante la posición de Escocia y Gales, países en que la mayoría de sus habitantes votaron por quedarse en la Unión Europea.

"Los escoceses han advertido que si Johnson los saca sin un acuerdo de la Unión Europea, ellos van a volver a insistir en un referéndum para independizar Escocia y convertirla en un Estado soberano y afiliarse a la Unión Europea", indicó Sohr.

"Por lo tanto, según como lleve las cosas adelante Johnson, también puede desaparecer el Reino Unido", aseguró.

El Primer Ministro con menos legitimidad de la historia

"Con la elección de Boris Johnson, todo indica que esa posibilidad de echar pie atrás de Gran Bretaña de salirse de Europa, se vuelve ya irreversible y radical", planteó Federico Joannon.

"Al contrario. Yo creo que Boris Johnson es el Primer Ministro que ha sido elegido con menos legitimidad en la historia reciente de Gran Bretaña. Fue elegido por 95 mil miembros del Partido Conservador, es decir, gente que no tiene ninguna representatividad nacional", respondió Sohr.

"Así es el sistema parlamentario británico. Renuncia Theresa May, y como el partido tiene mayoría parlamentaria, tiene la facultad de elegir al sucesor", explicó.

"El Partido Conservador tiene 300 mil miembros, de los que 95 mil votaron por Johnson, es decir, un tercio de los militantes y en el Parlamento él tiene una mayoría de dos parlamentarios, nada", señaló.

"Y hay como por lo menos 50 parlamentarios conservadores que son contrarios a salir de la Unión Europea sin un acuerdo. De manera que si mañana él quiere empujar este proceso, va a haber probablemente un voto de no confianza en su Gobierno y eso precipita elecciones nacionales", afirmó.

Los objetivos de Johnson

Sohr puso sobre la mesa los tres objetivos de Johnson, entre los que están "generar la salida de la Unión Europea, unificar al país siendo que él es un elemento polarizador lejos de ser unificador y derrotar a Jeremy Corbyn, que es el líder del Partido Laborista, es decir, de la oposición".

"El único elemento de fuerza que tiene es el pavor que tienen los conservadores a un Gobierno laborista encabezado por Jeremy Corbyn", sostuvo Sohr.

Por su parte, Marcela Jiménez indicó que "con ese escenario, Johnson tiene un margen de error muy bajo, nulo. Por ejemplo, en Estados Unidos, Trump ha hecho y ha dicho un montón de cosas que han sido escándalo mundial, pero como el sistema político es distinto tiene una fuerza en el Congreso norteamericano que al final le permite ir llevando su agenda adelante".

"Pero, el sistema en Inglaterra es totalmente diferente y al primer error grave de Johnson, éste puede caer", agregó Jiménez.

"Johnson ha tenido expresiones racistas, ha dicho que las mujeres musulmanas que utilizan la burka en realidad parecen un buzón. Cosas viles y groseras", dijo Sohr.

"Por lo tanto, en el campo estrictamente político, él no tiene margen de maniobra, y a partir de hoy se va estrellar contra el muro de la realidad", agregó.

En relación al currículo de Boris Johnson, Joannon sostuvo que "tiene mucha experiencia en la política chica en el sentido de que fue alcalde de Londres muchos años, pero en política nacional, salvo cuando fue ministro de Relaciones Exteriores, entiendo que tiene muy poca".

"Cuando fue ministro de Relaciones Exteriores lo criticaron mucho que no llegaba preparado a las reuniones", señaló Sohr.

"A favor de él hay que decir que tiene un carisma extraordinario, es ingenioso tiene frases muy originales, pero todo el mundo que ha trabajado con él dice que es un pésimo administrador", añadió.

"El Primer Ministro más breve de la historia"

"Johnson probablemente sea el ministro más breve, el récord desde la Segunda Guerra Mundial es 119 días. Él ha prometido que el 31 de octubre es la fecha decisiva y que se va sí o sí", indicó Sohr.

"Probablemente entre esta fecha y el 31 de octubre, Gran Bretaña se sale de Europa con acuerdo o sin acuerdo. Si sale sin acuerdo sería una debacle económica", aseveró.

"Lo más probable es que haya un llamado a elecciones o un nuevo referéndum, y que probablemente Johnson no siga mucho tiempo al mando como Primer Ministro", cerró.

Fuerzas Armadas y narcotráfico: ¿Qué es lo nuevo?

En materia nacional, La Semana Política analizó la polémica que ha generado una nueva medida de La Moneda, la de permitir la participación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el narcotráfico en la frontera. El decreto enviado a Contraloría fue retirado por el Gobiernio para introducirle modificaciones, luego que desde el ente contralor se le pidieran “precisiones”.

“¿Qué te parece que el Presidente Piñera fije por decreto que el Ejército pueda participar en el combate contra el narcotráfico?”, preguntó Joannon.

"Hace más de 20 años escribí un libro que se llama ‘La Guerra Ambigua: Fuerzas Armadas y Narcotráfico’. En ese entonces estaba el debate si los militares debían participar de alguna manera en el combate contra el narcotráfico y lo que quedaba absolutamente claro es que en todos los países en que los militares participaron en este tipo de actividades se dio este dicho tan popular que dice ‘el que va a la guerra le entran balas’. Y las balas que le entran a las Fuerzas Armadas es la corrupción", respondió Sohr.

“¿Crees que aquí hubo un análisis en profundidad de las consecuencias o fue un conejo que sacaron del sombrero en un escenario de bajo rendimiento en las encuestas con un tema que vende, que es el narcotráfico?", planteó Jiménez.

"No sé cuáles son los cálculos del Gobierno, pero cualquiera hayan sido, vuelve a poner sobre el tapete un tema que todos pensábamos que estaba superado y que las Fuerzas Armadas no tenían ningún rol directo en el combate contra el narcotráfico", sostiene Sohr.

Para el analista, la medida del Gobierno es incomprensible. “¿Por qué sacar un decreto si todo el mundo sabía que las FF.AA. iban a compartir inteligencia residual, ya que si la Armada navega en las costas y ve algo raro, por supuesto notifica a Carabineros o Investigaciones. ¿Qué es lo nuevo?”, concluyó.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV