martes, 15 de octubre de 2019 Actualizado a las 12:25

PAÍS

Carlos Williamson en su ley: fallido subsecretario se defiende y asume que considera una “brutal distorsión de la realidad” el Museo de la Memoria

por 26 julio, 2019

Carlos Williamson en su ley: fallido subsecretario se defiende y asume que considera una “brutal distorsión de la realidad” el Museo de la Memoria
Si bien su nombre sonaba como la carta favorita del Gobierno para asumir la nueva subsecretaría de Educación Superior, finalmente su opción se cayó tras conocerse sus polémicos dichos sobre el Museo de la Memoria. Recién se refirió hoy al tema, mediante una carta al director, señalando que un medio radial tomó “algunas frases sueltas” de su autoría. Y bien señaló que “es cierto que hablé de una “brutal distorsión de la realidad” y de una “grosera falsificación de los hechos”, dijo que “al pedir que el Museo de la Memoria arranque desde los orígenes no es para justificar las violaciones, sino para sentir el contexto”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Otra designación fallida suma el Gobierno en su carpeta. Esta vez se trata de Carlos Williamson, rector de la Universidad San Sebastián y consejero de Políticas Públicas de Libertad y Desarrollo, el think tank de la UDI, quien aparecía como primera opción para asumir la nueva subsecretaría de Educación Superior.

Sin embargo, su polémico perfil terminó gatillando que el Gobierno diera marcha atrás con su posibilidad. Su público rechazo a la gratuidad en educación superior, más la difusión de unos comentarios suyos sobre el Museo de la Memoria, terminaron sepultando su opción.

A diferencia del fugaz exministro de las Culturas, Mauricio Rojas, a quien sus palabras catalogando a esta institución como un “montaje” al final le terminaron costando el puesto en tan solo un fin de semana, a Williamson ni siquiera alcanzó a ser designado.

Williamson envió una carta a El Mercurio para referirse al hecho. Si bien mantiene sus polémicas palabras, dijo que faltó contexto a lo informado, y plantea que “es cierto que hablé de una “brutal distorsión de la realidad” y de una “grosera falsificación de los hechos”, siempre referido a un museo que no mostraba los fundamentos de la intervención militar. Jamás para justificar las atrocidades cometidas después”.

En su misiva, señala que “un medio radial ha citado algunas frases mías sueltas de una carta escrita a “El Mercurio” el 2 de noviembre de 2009 a propósito del Museo de la Memoria sobre violaciones a los derechos humanos ocurridas durante el régimen militar. La tesis principal de mi planteamiento en aquella oportunidad fue que un museo que solo recordaba lo sucedido con posterioridad al 11 de septiembre de 1973, sin contextualizar el origen del golpe de Estado, era una memoria corta, incompleta, que no permitía entender cómo se había llegado al descalabro social, político y económico y a una inminente guerra civil entre chilenos como lo decía don Patricio Aylwin al declarar que “Chile estuvo al borde del Golpe de Praga, que habría sido tremendamente sangriento””, indica.

Añade que “el medio radial cita mis frases como simples cuñas fuera de contexto que pueden crear la impresión frente a la opinión pública de una suerte de complicidad con hechos que repudio, y sin mencionar que en esa misma carta califico la acción de los militares que violaron los derechos humanos como “una fractura en el alma de Chile por los abusos y la contumaz persecución a muchos compatriotas”.

Finaliza planteando que “lo mismo reitero en la carta a “El Mercurio” del 11 de diciembre de 2009, donde insisto en que “nada justifica las violaciones a los derechos humanos como la tortura y desaparición de civiles”, y luego señalo que “al pedir que el Museo de la Memoria arranque desde los orígenes no es para justificar las violaciones, sino para sentir el contexto”. Agrego que una mirada amplia “no debilita la fuerza moral de la condena, pero sí permite entender cómo se llega a la irracionalidad”.

La polémica

Cabe recordar que la difusión pública de sus dichos provocaron inmediata repercusión política. La diputada socialista Emilia  Nuyado, planteó directamente como presidenta de la comisión de Derechos Humanos que el Presidente de la República desista de su nombramiento, mientras la senadora DC Yasna Provoste consideró que la posibilidad de su designación “refleja el abandono total de la educación en todos sus niveles” por parte del Gobierno de Sebastián Piñera.

Con la caída del nombre de Williamson, sigue pendiente la definición de un nombre para la subsecretaría de Educación Superior, el organismo que debe su creación a la nueva ley de educación superior, y reemplaza a la División de Educación Superior. En este escenario, el actual director Juan Eduardo Vargas, aparece como uno de los profesionales que podría tomar el cargo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

La bala

Envíada por Claudio Jiménez Rojas | 14 octubre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV