lunes, 21 de octubre de 2019 Actualizado a las 11:20

PAÍS

Van Rysselberghe compara la caída de Salaberry con la operación que impidió la llegada de Silber a la presidencia de la Cámara

por 1 octubre, 2019

Van Rysselberghe compara la caída de Salaberry con la operación que impidió la llegada de Silber a la presidencia de la Cámara

Crédito. Agencia UNO

La presidenta de la UDI –que en su momento acusó a la Fiscalía de ser un “brazo armado de la izquierda”- no solo volvió a defender a Salaberry, sino también evidenció su molestia con RN por adelantar a la prensa su salida de la Subdere. “Nosotros somos responsables”, dijo en un punto de prensa en el Congreso Nacional marcando diferencia con sus socios. En el Gobierno, tras una larga jornada de suspenso, recién cerca de las 18 horas se emitió un comunicado para hacer oficial la salida de Salaberry. En calidad de subrogante, asumirá María Paz Troncoso, actual jefa de la División de Desarrollo Regional de la repartición. Se trata de una militante UDI, considerada la mano derecha de Salaberry, y por ende de la confianza de Van Rysselberghe.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La salida de Felipe Salaberry de la subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere) selló otro errático capítulo en el oficialismo, donde nuevamente volvieron a escalar los niveles de alta tensión interna entre los partidos más fuertes de Chile Vamos: RN y la UDI.

La versión de la renuncia del subsecretario fue comunicada por diputadas RN tras una cena celebrada anoche con el Presidente Sebastián Piñera. En la UDI acusaron el golpe, y de hecho la presidenta del gremialismo Jacqueline van Rysselberghe, graficó su molestia con los gestos de sus socios. “Nosotros somos responsables”, dijo la senadora esta tarde en un punto de prensa en el Congreso Nacional, una vez oficializada la salida del titular de la Subdere.

En ese lugar, la timonel gremialista –que en su momento acusó a la Fiscalía de ser un “brazo armado de la izquierda”- no solo volvió a defender a Salaberry, sino también comparó la situación de su protegido con la del diputado DC Gabriel Silber.

“Eso debiera preocuparnos a todos, no solo en este caso, sino también por ejemplo cuando a raíz de un anónimo se sancionó al que iba a ser presidente de la Cámara. Cuando institucionalmente se sanciona algo sin que haya una prueba de eso, ninguna foto, video o grabación, la verdad es que es complejo, lo mismo que pasó con la presidencia de la Cámara”, en alusión al correo anónimo donde se vinculaba a Silber con un presunto caso de violencia intrafamiliar, enviado a todo el Parlamento, y que en definitiva lo obligó a bajar su postulación.

Van Rysselberghe volvió a darle todo su respaldo al exdiputado. “Creo en la versión de Felipe, acá es la palabra de uno contra la palabra de otro, se ha generado un gran revuelo mediático que no solo lo dañaba a él, a su familia sino también al Gobierno (…) Por un tema de sanidad de él y como un gesto de generosidad hacia el Gobierno es razonable que hay dado paso al costado”, dijo, poniendo en duda el denominado "ñuñoazo", como ha sido bautizado en la prensa.

La indefinición del Gobierno

En el Gobierno, tras una larga jornada de suspenso, recién cerca de las 18 horas se emitió un comunicado para hacer oficial la salida de Salaberry. “Nuestro Gobierno agradece y valora su aporte y entrega como subsecretario, llevando adelante las tareas y objetivos encomendados durante este período”, dice el texto, donde también se hace alusión a los problemas judiciales que afectan al exdiputado.

Esperamos que a la brevedad posible puedan esclarecerse los hechos que lo han afectado y son de público conocimiento”, añade la declaración oficial, apelando al episodio de Ñuñoa, donde el ahora renunciado subsecretario aparece envuelto en una grave infracción de tránsito y abuso de poder.

Salaberry también emitió un comunicado señalando que "conocidos los hechos que se me imputan, inmediatamente puse mi cargo a disposición del Presidente de la República, hecho que le reiteré hoy, en reunión con él".

Añadió que "por valoración y convicción del gran trabajo que está llevando a cabo nuestro Gobierno, le he pedido que acepte mi paso al costado, para poder enfocarme en la defensa de los hechos por todos conocidos y así no empañar su exitosa labor".

Es más, se mostró disponible para ocupar otro puesto en el Ejecutivo, al plantear que "una vez demostrada mi inocencia, estaré a disposición del Presidente de la República donde él estime necesaria mi colaboración para continuar con el éxito de nuestro Gobierno".

El reemplazo en la Subdere

En calidad de subrogante, asumirá como subsecretaria de Desarrollo Regional, María Paz Troncoso, jefa de la División de Desarrollo Regional de la repartición. Se trata de una militante UDI, considerada la mano derecha de Salaberry, y por ende de la confianza de Van Rysselberghe.

El nombramiento del titular sigue en suspenso. Van Ryselberghe ha dejado en claro al Gobierno que el cupo debe seguir en manos de la UDI. Desde ya suenan dos nombres: Miguel Flores, quien conoce de cerca el cargo ya que fue  subsecretario de Desarrollo Regional y Administrativo en el primer Gobierno de Piñera. Pero su posible nombramiento vuelve a instalar la sombra del conflicto de interés, ya que actualmente es presidente de una empresa pública Sasipa Spa, de Isla de Pascua Limitada, pero  en paralelo figura como lobbista de Azerta, la empresa de Cristina Bitar.

El otro nombre que aparece es el de Cristóbal Leturia, actual gerente general del Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec). Pero a diferencia de Miguel Flores, quien es considerado un hombre de Cristián Larroulet, Leturia es vicepresidente de la UDI en la mesa de JVR.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV