viernes, 23 de abril de 2021 Actualizado a las 04:45

PAÍS

Ciego, sordo y mudo: las recomendaciones del Consejo Asesor Covid para enfrentar la pandemia que el Gobierno ignoró

por 25 marzo, 2021

Ciego, sordo y mudo: las recomendaciones del Consejo Asesor Covid para enfrentar la pandemia que el Gobierno ignoró
En medio de la áspera disputa entre la presidenta del Colmed, Izkia Siches, y el ministro de Salud, Enrique Paris, por la "frustración" que reconoce el gremio médico ante la escalada de la pandemia, están las minutas del comité de expertos convocado por el Minsal y que contienen importantes recomendaciones que este ministerio no escuchó, como el cierre oportuno de fronteras cuando se supo de la presencia de nuevas variantes genéticas del virus, el reforzamiento de la comunicación de riesgo durante las vacaciones y el retorno a clases. Respecto a si las elecciones del 10 y 11 de abril deben suspenderse o no, Siches –en una sesión especial convocada por el Senado– sostuvo que la decisión debía tomarse la próxima semana, y emplazó al Ejecutivo y a ambas cámaras del Congreso a realizar una sesión abierta, de cara a la ciudadanía, con los presidentes de los partidos políticos, donde se pueda discutir sobre las condiciones epidemiológicas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Consejo Asesor Covid-19 es un grupo convocado por el Ministerio de Salud (Minsal) para –según su propia definición– "guiar al ministerio en las políticas que se implementarán para enfrentar las próximas etapas del protocolo del coronavirus, ante el alza de contagios que afecta al país”. Sin embargo, uno de los temas de fondo abordados por la presidenta del Colegio Médico (Colmed), Izkia Siches, en una de sus últimas intervenciones públicas en un podcast de YouTube, fue la poca o nula consideración que tienen las autoridades de salud por las recomendaciones que ha hecho el Consejo y la Mesa Social del Covid, que ella misma integra.

La doctora Siches, teniendo en cuenta el revuelo que causaron sus dichos, publicó una carta ofreciendo disculpas por “las palabras empleadas”, pero enfatizó que los problemas que ha generado la situación actual de pandemia descontrolada siguen vigentes. “Muchos han querido aprovechar esto como una oportunidad para escudarse en la forma para intentar horadar, sin decirlo, las cuestiones de fondo. Sin embargo, las problemáticas que he planteado las venimos señalando de forma reiterada y se encuentran plenamente vigentes, y las seguiremos presentando en todas las instancias que corresponda, ya que representan nuestra profunda preocupación por el personal médico y, en definitiva, por la salud de todas y todos los habitantes de nuestro país”, escribió Siches este martes.

Cierre de fronteras

Un ejemplo de aquello es que, en la minuta de la reunión del Consejo del 2 de enero, se analiza la entrada de las nuevas variantes del virus al territorio nacional. En este contexto, el consejo expone en detalle las características de las cepas surgidas en el Reino Unido y en Sudáfrica. Entre sus recomendaciones, el panel de expertos sugiere lo siguiente:

"Establecer un plazo que permita preparar y validar un plan de control y vigilancia estricta de trazabilidad diaria; durante este período los accesos fronterizos a Chile permanecerán cerrados para los vuelos que provengan de los países que han comunicado la presencia de la variante genética del virus”, plantean. Pero además estiman que “para una mayor seguridad se incluirá a países europeos, América del Norte y Sudáfrica. La ampliación de restricciones de acceso a otros países debe ser considerada dinámicamente”, concluyeron.

Sin embargo, la decisión del Minsal fue solo restringir los vuelos desde Reino Unido, pero no al resto de los países sugeridos. La recomendación –afirma uno de los integrantes del Consejo– fue acordada por consenso de todos los integrantes. Mucho después y ahora con la aparición de la variante brasileña, recién esta semana el ministro Enrique Paris reconoció que “nos preocupa mucho la circulación de nuevas cepas provenientes del extranjero, por lo cual vamos a endurecer algunas medidas para los viajeros”. Y, acto seguido, anunció una serie de medidas relacionadas con el cumplimiento, sin excepción, de 10 días de cuarentena, y otras disposiciones más estrictas para viajeros desde Brasil. Pero ningún cierre de fronteras. De hecho, la industria del turismo sigue ofreciendo viajes profusamente. Tanto así que, en una entrevista de este miércoles en Chilevisión, la presidenta del Colmed se salió de protocolo, esta vez más suavemente, para precisar que “no es el momento de viajar fuera del país y menos a Brasil", luego de que el canal que la entrevistaba pusiera al aire un extenso infomercial de una empresa de viajes.

Pero la recomendación de cerrar las fronteras data de mucho antes. En un minuta, de fecha 15 de octubre, las recomendaciones incluyeron: “Mantener el cierre de fronteras a extranjeros no residentes que realicen viajes no esenciales. Solo se permitirá su ingreso, según los criterios de excepcionalidad, que defina y actualice la autoridad sanitaria. Todas las medidas que se recomiendan deben ser implementadas una vez que se establezca y valide el sistema de seguimiento de viajeros”. En esa oportunidad, las autoridades efectivamente cerraron el ingreso aéreo a Chile, pero solo por un período que duró hasta el 23 de noviembre de 2020.

Riesgo en vacaciones

Otra minuta muy nutrida, con análisis, cifras y recomendaciones detalladas, fue la que el Consejo elaboró a propósito del plan de vacaciones. El 31 de diciembre, el panel de expertos sugería, sobre la base de evidencia científica, que “la medida de permiso de vacaciones debe revisarse en la primera quincena de enero para evaluar el impacto en la transmisión, la respuesta de la población y la capacidad que tuvo el Estado para comunicar, educar y fiscalizar”. A comienzos de febrero, el día 8, el ministro Paris decía que el plan marchaba bien. “El permiso fue evaluado por las subsecretarias Martorell y Daza, y hasta el momento no se consideró hacer cambios”, sostenía Paris en dicha oportunidad. La minuta destacaba encarecidamente, en varias de sus recomendaciones, una dedicación especial a la comunicación de riesgo. Riesgo que aumentaba aún más en los traslados de los viajeros y en lugares donde hubiese aglomeraciones.

En tal contexto, el consejo sugirió “fortalecer la campaña comunicacional de medidas de prevención durante vacaciones. Fuerte campaña de comunicación de riesgo en medios locales (radios) y nacionales”, “difundir por los medios masivos los países y territorios de mayor riesgo, así como las actividades que deben ser evitadas (cruceros, bares, discotecas)”, “publicitar localmente las actividades de fiscalización y de las consecuencias derivadas de la transgresión de la normativa” y, además, en términos estrictamente médicos, el panel de expertos recomendó “implementar a la brevedad sistemas de testeo no invasivos y con resultados inmediatos, para disponer de ellos a lo menos en los lugares de alta afluencia de veraneantes. Implementar pool testing cuando sólo se disponga de PCR”.

Ninguna de estas medidas se cumplió a cabalidad, aunque los especialistas coincidieron en que el plan de vacaciones, recomendado por el Consejo pero con estrictas consideraciones sanitarias, ha sido una de las causas de la situación actual. Entre estos especialistas estuvo Izkia Siches, quien aseguró que “el permiso de vacaciones fue un error que todavía estamos pagando”. Esta conclusión molestó al ministro Paris, quien le contestó el 12 de marzo. “El permiso de vacaciones no fue un error, el error quizás fue no haber tenido una comunicación de riesgo evidente para darla a la gente”, precisó Paris.

El regreso a clases

Otro de los puntos en que el panel de expertos ha hecho recomendaciones que no han sido del todo escuchadas por las autoridades del Minsal, es en lo que concierne al retorno de la comunidad escolar a clases presenciales. Nuevamente, como en el caso de las vacaciones, el Consejo advirtió que era posible y necesario el retorno gradual a clases. “La información revisada sobre la reapertura de establecimientos educacionales sugiere que el riesgo de contagios dentro del establecimiento, entre niños y la diseminación hacia la comunidad es más bien limitada. Más incierto aún es el efecto en la transmisión comunitaria asociado al traslado hacia y desde las escuelas, asunto particularmente relevante en Chile, donde el sistema público escolar no requiere residencia en la comuna del establecimiento. El traslado masivo de adultos y niños a las escuelas a las mismas horas de ingreso y salida al trabajo de la población aporta al hacinamiento de los medios de transporte público, siendo necesario estimar su efecto en la transmisión viral”, dice la minuta fechada el 23 de noviembre de 2020.

De todas maneras la recomendación aclara que sería factible “siempre y cuando las zonas o comunas donde esto ocurriera se encontraran en la fase 4 o 5 del plan Paso a Paso”. Finalmente, el grupo de expertos insistió en que en el Plan Paso a Paso, definido por el Ejecutivo sobre la base de la propuesta del Consejo asesor (minuta 29 de junio), se determinó que "los establecimientos educacionales estarán en condiciones de abrir las aulas cuando las comunas o regiones se encuentren en la fase 4 de dicho plan, con cumplimiento de indicadores que se muestran en la tabla 1. Si existen colegios que solicitan abrir y la comuna se encuentra en fase 3, debe contar con la autorización de salud. Estas indicaciones se basan en que el riesgo aumenta o disminuye de acuerdo con la situación epidemiológica de la comuna”.

La tabla a la que se refieren en la minuta indica que, entre otros factores, para estar en la fase 4, la ocupación de camas UCI debe ser bajo el 85% en la región y el índice de rapidez de propagación del virus o “R efectivo” debe ser inferior a 1. Sin embargo, al 1 de marzo, el plazo autoimpuesto por el ministro de Educación, Raúl Figueroa, el índice de ocupación de camas en la Región Metropolitana era del 93% y el índice R superaba el indicador 1, es decir, la propagación del virus estaba intensificándose. Aun así, varios colegios en comunas con fase 3 comenzaron a funcionar, claro que en forma gradual y voluntaria. Los últimos niveles de contagio y los millones de personas que a partir de mañana entran en cuarentena, hacen que el proceso de retorno sea inviable. Por ahora.

En parte esta constante de no atender las recomendaciones del panel de expertos convocado por el propio Minsal e integrado por académicos, pero sobre todo el alza de contagios, que el sábado superó los siete mil casos diarios, es lo que habría motivado a la presidenta del Colmed a emplazar a las autoridades en los términos en que lo hizo. Pero, además de criticar el control de la pandemia, la doctora Siches mencionó los problemas del Minsal con el gremio médico en particular, que hace tres años viene tramitando demandas internas. Hace dos semanas, el ministro Paris suspendió una reunión con la presidenta del Colmed donde abordarían estos temas. “Las promesas incumplidas y la falta de atención a nuestros planteamientos pueden haberme llevado a desatender la forma de mis expresiones”, dijo Siches en la carta donde ofreció disculpas.

El round de Paris con Izkia

Luego de la controversia por su entrevista de 85 minutos en el canal de YouTube, lógicamente hubo reacciones en el Colmed. El lunes la presidenta de la organización sostuvo una reunión con el resto de la directiva. En el encuentro se criticaron las formas, pero no el fondo. De hecho, un inserto aclarando las palabras de Siches fue aprobado por la directiva del Colegio.

Un día después de esta reunión, el martes, el doctor José Miguel Bernucci, secretario nacional del Colegio Médico, explicó que “el Gobierno tiene contratado a un comité de expertos donde hay tres ministros de Salud (…) están los epidemiólogos más capos. La doctora Ximena Aguilera es una experta a nivel mundial. Probablemente no hay un equipo así en toda Latinoamérica y en el mundo, pero ustedes me podrán creer que no pescan ninguna recomendación de ellos”, dijo Bernucci, y aunque el Minsal sí ha recogido recomendaciones del Consejo, el secretario general del Colmed dejó clara la opinión del gremio. "Acá no se ha decidido cortar los contagios, sino que administrar y retrasarlos lo máximo posible. Eso cuesta plata, pero además ha costado contagios y vidas. Y en ese punto el Colegio Médico jamás ha estado de acuerdo”, enfatizó.

Luego de las disculpas de Izkia Siches, el Gobierno vio cómo se cerraba el capítulo donde la doctora fue objeto de respuestas desde La Moneda, como de Karla Rubilar, quien pidió que el Colmed “recuperara el rumbo”, amenazó con renunciar a la orden y afirmó que las palabras de la timonel del gremio médico eran “inaceptables”. Y el diseño fue seguir insistiendo en que es posible realizar las elecciones. En ese contexto, miembros del Consejo Asesor salieron a respaldar la idea de mantener el calendario electoral, tomando todas las medidas sanitarias que se requieren.

María Teresa Valenzuela recalcó que “no se nos ha pedido un pronunciamiento” y que “es algo que deben decidir las autoridades”, según consigna La Tercera. Pero además planteó la idea de aplazar solo una parte de las elecciones. “Quizás pudiera pensarse en que lo más prioritario es que se elija a los constituyentes y se podría, a lo mejor, aplazar la elección de otros cargos, dependiendo de cómo siga la situación en los próximos dos días”, puntualizó.

Por su parte, Izkia Siches, en una sesión especial convocada por el Senado este miércoles, sacó otra carta bajo la manga al plantear que la decisión sobre las elecciones se tome la próxima semana, del 29 de marzo. "Hay que hacer una sesión abierta a la ciudadanía, con los presidentes de los partidos políticos –solicitó Siches–, donde quizás el Senado, el Ejecutivo y la Cámara de Diputados, puedan dar una discusión de las condiciones epidemiológicas", planteó.

En el Minsal afirman que lo que más irritó al ministro fue que Siches dijera que es “un buen soldado” y que “no corta ni pincha nada”. El ministro no pudo esconder su molestia ayer en el Congreso. Paris se quejó de que el médico Gabriel Rada hablara con el tiempo que le cedió Izkia Siches.

“Si a mí se me hubiese advertido que yo podía traer asesores o conectar gente del Ministerio de Salud, lo hubiese hecho. A mí se me invitó solamente a mí, personalmente, y no sé por qué se le da la palabra a otras personas –que tienen todo el derecho a intervenir–, pero debería haber justicia y nosotros como Ministerio de Salud también podríamos haber traído a otros expertos. Yo encuentro que aquí no es justo el trato que se nos está dando”, expresó.

Desde ahora, en el Colmed las aguas se están empezando a calmar con la decisión de disminuir por el momento las apariciones en la prensa de sus dirigentes y teniendo en cuenta que las relaciones con el Gobierno estarán a cargo del vicepresidente del gremio, Patricio Meza, mientras Siches entra en su fuero maternal.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV