Publicidad
La electromovilidad como desafío para un transporte más sostenible Movilidad

La electromovilidad como desafío para un transporte más sostenible

El transporte eléctrico se abre paso como una importante opción en Chile para combatir la crisis climática, aunque todavía falta años para poder dejar los vehículos de combustibles fósiles. Por eso alternativas como las motos y scooters eléctricos se transforman en una opción que logran un impacto positivo mas rápido para contribuir con el medioambiente.


En los últimos años, la promoción de la movilidad eléctrica, tanto en vehículos particulares como en públicos, ha cobrado gran relevancia.

Además del crecimiento sostenido de los autos eléctricos, hay un mayor interés por otras opciones de movilización como las motos eléctricas o scooters eléctricos.

Y es que el sector del transporte es uno de los que plantea importantes desafíos en cuanto a contaminación y descarbonización.

Un reciente estudio de la Universidad de Leeds en Reino Unido, concluyó que si la bicicleta o scooters eléctricos se utilizan para sustituir al auto, en Inglaterra se podría llegar a reducir las emisiones de CO2 hasta en 30 millones de toneladas al año, lo que equivale a la mitad de lo que emiten los automóviles actualmente. Es decir, el cambio de desplazamiento podría ahorrar individualmente 0,7 toneladas de CO2 al año.

Además de la mayor conciencia ambiental, el factor ahorro ha impulsado estas alternativas de transporte en el último tiempo, ante las alzas en el precio de los combustibles o el elevado costo de nuestro transporte público.

Motos eléctricas

En países como el nuestro, hay una gran demanda de motocicletas, principalmente de modelos para ir al trabajo o directamente para usarlas como herramienta de trabajo, como el delivery.

En los últimos años, las cifras de venta de motos han sido históricas, debido a la pandemia. «Estamos conscientes que las características de esto medio de transporte como lo son lo económico de su compra, mantención, sumado lo eficiente a la hora de trasladarse dentro de las ciudades, lo hacen un medio muy atractivo en tiempos actuales”, sostiene Cristian Reitze, presidente de la Asociación Nacional de Importadores de Motocicletas (ANIM).

Sin embargo, la popularización de los modelos eléctricos se enfrenta a retos como el mayor peso del vehículo y los precios más elevados, por lo que los incentivos gubernamentales, la normativa y la disponibilidad de infraestructura de recarga en el mercado son fundamentales.

Además, no hay que olvidar que las motos son un transporte que debe estar inscrito y que exige cierta regulación. En Chile, las motos eléctricas deben estar 100% certificadas y homologadas para su uso en todo el país.

Y al igual que las motos convencionales, las alternativas eléctricas deben cumplir una serie de obligaciones para transitar:

  • Acudir al registro civil más cercano e inscribir la moto. Una vez inscrita se te otorgará la placa patente.
  • Realizar el pago del permiso de circulación en la municipalidad y contratar el seguro obligatorio de accidentes personales (SOAP).
  • Solicitar la licencia de conducir clase C.

Autos eléctricos

El estudio británico también analizó los autos híbridos y eléctricos y llegó a la conclusión de que si bien su uso reduciría las emisiones de CO2 de por vida, el camino es más lento, porque cambiar el parque vehicular demoraría varias décadas.

La reducción de emisiones que supondría el reemplazo de todos estos vehículos de motores de combustión por alternativas con cero emisiones de carbono no se producirá lo suficientemente rápido como para que tenga una influencia decisiva en la crisis climática que vivimos.

El 2035 es un año clave en el uso de combustibles limpios para la producción de vehículos, ya que desde esa fecha la Comisión Europea prohibirá la fabricación de automóviles que utilizan carburantes fósiles en ese continente.

“El transporte es el talón de Aquiles para que hoy se reduzca el consumo excesivo de combustibles fósiles”, asegura Carlos Restrepo, director del Magíster en Ciencias de la Ingeniería con mención en Conversión de Energía de la Universidad de Talca.

Sólo en Chile los automóviles y buses emiten anualmente en Santiago 48.400 toneladas de contaminantes, siendo el 90% proveniente de autos particulares.

Por eso cambiar hacia alternativas de movilización más limpias y sustentables se ha vuelto una prioridad no sólo en Chile sino en el mundo entero.

Sin embargo, el experto asegura que la medida adoptada por la Unión Europea no podría ser replicada aún en Chile, ya que “la industria automotriz aun no ofrece precios competitivos”.

“Por ahora no estamos preparados para una incursión masiva de vehículos eléctricos”, expresa Restrepo.

A nivel nacional, existe una hoja de ruta trazada para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero y llegar a ser carbono neutral al 2050.

“Lo importante es ir creando infraestructura e incentivos para que esa tecnología se vaya posicionando a mediano plazo en el país», afirma el experto.

Buses eléctricos

El desarrollo del transporte público eléctrico ha sido una apuesta estatal en los últimos años, Los buses eléctricos no tienen impacto en cuanto a emisiones contaminantes y además constituyen una alternativa más económica en cuanto a su operación, que alcanza un 70% menos en comparación a los buses convencionales diésel.

Además, el costo por kilómetro es más barato, sobre todo ante los altos niveles del precio de los combustibles.

Una ventaja relevante para los usuarios es el bajo nivel de ruido, tanto al interior del bus como en sus desplazamientos, siendo amigable para el tránsito en zonas altamente pobladas, además de la comodidad a bordo, con sistemas de aire acondicionado, calefacción y cargadores USB, entre otras.

Para 2023 se espera que los buses eléctricos alcancen el 13% del parque.

Son varias las marcas que están implementando sus modelos de buses con tecnología de punta. Incluso durante julio de este año se presentó Queltehue, el primer modelo desarrollado en Chile, 100% eléctrico, que cuenta con una autonomía de 200 kilómetros y capacidad para 24 pasajeros.

Publicidad

Tendencias