Publicidad
Recomendaciones de rutas cerca de Santiago para recorrer en moto durante esta primavera Movilidad

Recomendaciones de rutas cerca de Santiago para recorrer en moto durante esta primavera

Las rutas que van de los 200 a 300 kilómetros de distancia, incluye cuestas y curvas, además tienen dificultad de baja a intermedia.


Con la llegada de la primavera también mejoran las condiciones climáticas, las cuales son ideales para hacer trayectos más largos en moto por las carreteras del país.

En esa línea, es que hay opciones para conductores principiantes y más experimentados. Acá te presentamos cuatro rutas cerca de la capital para aprovechar el buen clima y vivir la sensación de manejar una moto fuera de la ciudad. 

De Santiago a Bollenar

Comenzamos con una ruta de nivel fácil. Un paseo en dos ruedas que nos permite ir hacía el poniente hasta Bollenar, localidad de la comuna de Melipilla.

Para llegar a esta zona  será necesario recorrer Cuesta Lo Prado y Cuesta Barriga, para luego retornar a la ciudad pasando por María Pinto y Lolenco. En total son 200 kilómetros de camino pavimentado, ideal para aquellos que hacen sus primeros kilómetros en carretera. 

“Es recomendable realizar estos paseos en grupos, ya que de esta manera podemos tener asistencia si es que sufrimos de algún desperfecto técnico o imprevisto en el camino. Además, es importante tener en cuenta los límites de velocidad de las carreteras y no adelantar entre vehículos”, sostiene Pablo Levalle, embajador de Honda y seleccionado del Team Chile de Enduro.  

Además, es importante utilizar protección solar, evitar manejar en las horas de mayor temperatura y estar constantemente hidratado.

Esto permitirá tener un desempeño mayor a la hora de manejar en la carretera, evitando por ejemplo, dolor de cabeza o sensación de mareo. 

Paso por Casablanca 

Una ruta un poco más extensa, pero que mantiene los niveles de dificultad. Se trata del recorrido que se puede hacer desde Santiago, pasando por las localidades de Lolenco, Chorombo, Cuesta Ibacache, Los Maitenes, Lagunillas y hasta Casablanca. Luego de eso se vuelve a la capital por Pangue y Curacaví.

En total, el recorrido es de 250 kilómetros, y al igual que la ruta anterior, tiene curvas de cuesta y pendientes. 

“A pesar de que la primavera y el verano hace que las temperaturas suban, esta no es excusa para no utilizar ropa de seguridad”, menciona Levalle.

El experto agrega “en ese sentido, es indispensable las chaquetas adecuadas, con protección y tela resistente. Esto hace una gran diferencia en caso de alguna caída. Así mismo es importante el uso de calzado adecuado y no usar zapatillas. Además los guantes son indispensables a la hora de manejar” agrega el embajador de Honda.

Salida al norte de la capital

El valle central ofrece muchas rutas para salir de paseo, y no sólo hacía el poniente. En dirección norte podemos recorrer la Cuesta Chacabuco, el Cajón de los Valles, Montenegro y luego seguir hasta Caleu, pasar la Cuesta La Dormida hasta Til Til, para regresar por Lampa hasta Santiago. 

El recorrido tiene una extensión de 300 kilómetros y según el experto de Honda, Pablo Levalle, tiene una dificultad entre fácil e intermedia. 

Es importante tener en cuenta que para todas estas rutas, y también en la ciudad, se debe ocupar un casco homologado.

Este proceso de homologación es realizado por el Ministerio de Transporte, y acredita que este elemento de protección cumple con las características y especificaciones establecidas por la normativa nacional, verificando el cumplimiento de alguna de las de las certificaciones internacionales reconocidas en nuestro país: europea, japonesa o estadounidense.

El experto señala que para saber si un casco está homologado,  sólo tienes que buscar la etiqueta adosada en el casco y escanear el código QR contenido en su interior.

30 kilómetros de camino de tierra para la aventura

Para aquellos conductores más experimentados, exista una ruta con un nivel de dificultad mayor y que reúne las condiciones para una muy buena experiencia en dos ruedas.

Santiago como punto de partida hasta Curacaví, desde ahí la ruta se extiende hasta Colliguay, Lo Orozco y Casablanca. Finalmente, el retorno se hace por cuesta Zapata hasta volver a Santiago.

En total, son 240 kilómetros que incluyen 30 kilómetros de camino de tierra por lo que es considerado como una ruta con dificultad medio alta. 

 

Publicidad

Tendencias