Publicidad
Movilidad Urbana: los desafíos de la modernidad Movilidad

Movilidad Urbana: los desafíos de la modernidad

Ya no nos movilizamos en carretas o sobre animales, pero -aunque los vehículos han avanzado y las ciudades son más modernas- lo cierto es que algunos vicios persisten y hacen que la accesibilidad sea un tema de discusión social.


La infraestructura y tecnología ha tenido un crecimiento dramático en nuestra era, pero pese a estos avances siguen existiendo problemas frecuentes que afectan a la movilidad y accesibilidad en las áreas urbanas.

La congestión del tráfico, la falta de infraestructura adecuada para peatones y ciclistas, un transporte público muchas veces ineficiente o insuficiente, la falta de accesibilidad para personas con discapacidades, la contaminación y calidad del aire, el desarrollo urbano desordenado y las desigualdades socioeconómicas en el acceso al transporte, son parte de los problemas con los que debemos lidiar, para lo cual se requiere un enfoque integral, que combine la planificación urbana, la inversión en infraestructura, el fomento del transporte público sostenible, la promoción de la movilidad activa y la atención a las necesidades específicas de diversos grupos de usuarios.

Pero, ¿qué es la movilidad urbana?

Víctor Bucarey, académico del Instituto de Ciencias de la Ingeniería de la Universidad de O’Higgins (UOH) explica que la movilidad urbana hace referencia a cómo el entorno de la ciudad nos da facilidades para movernos por ella. “En Chile, y sobre todo en Rancagua donde más me he dedicado a observar este fenómeno, existen barreras arquitectónicas. Por ejemplo, el centro de Rancagua tiene veredas de un metro de ancho y al medio hay un poste de alumbrado, es decir, por el lado no te quedan más de 30 o 40 centímetros para circular y eso para personas con movilidad reducida, es un problema”, señala el investigador.

Sobre qué es lo que debemos mejorar, Bucarey es claro. “Existen varias cosas: primero la infraestructura, debe ser más amigable con las personas; segundo, las políticas públicas tienen que incentivar que la calle sea un espacio seguro; y tercero, la estructura urbana es un recurso compartido por todas las personas que vivimos en la ciudad y deber existir un respeto hacia ello”, explica.

Para el académico, nuestro país sí está preparado para un desarrollo urbano sustentable y entregar mejores condiciones urbanas a las nuevas generaciones. “El equipo de profesionales, académicos y académicas que estudia estos temas en Chile es de primer nivel, pero sí se necesitan más políticas públicas. Estamos lejos hoy de la meta, pero con voluntad política y generación de evidencia, por parte de nosotros, se puede lograr el objetivo”, añade.

Esta y otras aristas de movilidad y accesibilidad urbana se analizarán en el Conversatorio “Caminando hacia la accesibilidad: desafíos y soluciones en el transporte público y la infraestructura peatonal urbana”, que se desarrollará en el auditorio del Campus Rancagua de la UOH, este viernes 17 de mayo, a partir de la 10.00 horas.

Publicidad

Tendencias