miércoles, 12 de mayo de 2021 Actualizado a las 10:26

BRAGA

Inés Echeverría, la mujer que visibilizó la violencia de género y logró la primera condena por parricidio

por 20 abril, 2021

Inés Echeverría, la mujer que visibilizó la violencia de género y logró la primera condena por parricidio

Créditos: Foto de Memoria Chilena

La importancia del caso radica en que, tras dar origen a artículos de prensa, folletos y el ensayo autobiográfico de Echeverría, se instaló en el debate público el ¿cuán justa era, en la práctica, la relación entre los valores morales pregonados por las leyes y la clase social de los imputados?
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Inés Echeverría Bello, escritora crítica del entorno privilegiado de la aristocracia chilena, nació en Santiago el 22 de diciembre de 1868 y formó parte de una de las familias más importantes de la época, ya que era bisnieta de Andrés Bello.

Según se connota en Memoria Chilena, desde su posición social e intelectual, intentó reivindicar los derechos de las mujeres publicando artículos y dictando numerosas conferencias, como "La condición civil de la mujer" y "La evolución de la mujer", artículoaparecido en la revista Zig-Zag.

Sin embargo, uno de sus aportes más grandes en la lucha por los derechos de las mujeres de la época, lo dio cuando vivió desde muy cerca la violencia de género de la sociedad machista, puesto que su hija, Rebeca Larraín Echeverría, fue asesinada a manos de quien fue su yerno, Roberto Barceló Lira, un conocido arquitecto, hijo de un exministro de Estado.

Esta era la época en la que culturalmente se consideraba a las mujeres casadas como una propiedad más de su marido, más lejos aún, jamás se había condenado a miembros de la élite por crímenes conyugales. Es un contexto en donde abundaba la impunidad masculina y la cosificación de la mujer casada.

Pero nada de esto fue un impedimento para que la intelectual, quien en su faceta como escritora, usaba el seudónimo “Iris”, buscara la manera de hacer justicia, y a la vez historia.

Un año después del asesinato de su hija y tras movilizar toda su red de contactos e influencias, publicó en 1934 el libro testimonial - y de denuncia- llamado “Por él”; el cual tras mucho revuelo, se tradujo en el cumplimiento de una condena por parte Barceló.

Es por esto que, en un nuevo Mujeres Inolvidables, el especial semanal donde destacamos a mujeres de la historia y el presente, visibilizamos su trayectoria e impacto.

Según una investigación realizada por la Magíster en Estudios de Género y Cultura, María Eugenia Albornoz, el 26 de noviembre de 1936, el presidente Arturo Alessandri denegó el indulto a Roberto Barceló Lira haciendo que este caso se convirtiera en "el primer parricidio de clase alta en Chile que culminó con el fusilamiento del marido", en la Penitenciaría de Santiago.

Álbornoz explica en su investigación sobre el caso, que el crimen ocurrió en la casa del matrimonio ubicada en lo que entonces era “el nuevo y acomodado barrio de Providencia”.

“El caso conmocionó a la sociedad de la época al visibilizar las acciones políticas y judiciales que desplegaban dos poderosas familias para conseguir sus objetivos. Por un lado, la madre de la fallecida presionaba para que se condenara y castigara al acusado. Por el otro, la familia Barceló era respaldado por connotados legistas, jueces, políticos y sacerdotes, abogaba por dispensarlo de lo que -en su opinión- no había sido más que un desgraciado accidente doméstico”.

La importancia del caso radica en que, tras dar origen a artículos de prensa, folletos y el ensayo autobiográfico de Inés, se instaló en el debate público, primero, “cuán justa era, en la práctica, la relación entre los valores morales pregonados por las leyes y la clase social de los imputados; el segundo, la disputa entre las ideas tradicionales y los conocimientos científicos acerca de las reacciones sensibles y los comportamientos esperados en un homicida, particularmente en un marido causante de su propia viudez”, explica Álbornoz.

Respecto a su vida intelectual, además de lo ya expuesto, Inés formó junto a otras mujeres de la época, iniciativas destinadas al mejoramiento de la enseñanza, al fomento de la lectura y a la emancipación femenina, como el Club de Señoras de Santiago (1915), fundado por Delia Matte de Izquierdo, y el Círculo de Lectura (1915), fundado por Amanda Labarca (1886-1975). Además, su propio hogar se transformó en centro de importantes reuniones literarias.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día