martes, 26 de octubre de 2021 Actualizado a las 12:36

BRAGA

Inclusión femenina a temprana edad: la clave para acortar la brecha de género en el área de la tecnología y programación

por 21 septiembre, 2021

Inclusión femenina a temprana edad: la clave para acortar la brecha de género en el área de la tecnología y programación

Créditos Imagen: Freepik

De acuerdo con un informe de la Unesco del año 2019, en Chile tan solo el 19% de las mujeres acceden a carreras. En parte se debe a la reproducción de estereotipos durante la escolarización que reproduce la idea que algunas profesiones sean categorizadas como “masculinas” y “femeninas”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A lo largo de la historia, numerosas mujeres han sido fundamentales en el desarrollo e innovación tecnológica. Por ejemplo, Grace Hopper fue una de las primeras desarrolladoras de software al crear el compilador y el primer lenguaje informativo. Sin su aporte, las ciencias de la computación no tendrían el mismo alcance, otra destacada mujer fue Margaret Hamilton, una pionera de la programación informática que codificó el software que hizo posible que el hombre pisara la Luna. Y Ada Lovelace fue la primera programadora de la historia al desarrollar el algoritmo destinado a ser procesado por una máquina.

Sin embargo, actualmente la participación femenina en este sector sigue siendo muy baja, ya que las carreras de las disciplinas STEM (Ciencias Básicas, la Tecnología, la Ingeniería y las Matemáticas) están altamente masculinizadas según los últimos estudios presentados por la Unesco 2019. Es durante el sistema escolar que se producirían estereotipos que hacen que algunas profesiones sean categorizadas como “masculinas” y “femeninas” y que son determinantes al momento de decidir una carrera a estudiar.

Al respecto, Javiera Tapia Bobadilla, desarrolladora y profesora de programación en Le Wagon, asegura que en algunas ocasiones tuvo que justificar su experiencia y conocimiento. “Eso me ha hecho cuestionarme cosas como ‘¿a los hombres les pasa lo mismo?’, ‘¿por qué debo validar constantemente mis conocimientos?’”.

 

La brecha de género que se empieza a diluir

De acuerdo con Whitepaper, un estudio realizado por Endeavor entre mujeres que trabajan en campos STEM en Latinoamérica, un 84% de las encuestadas concuerda con que enfrentan más dificultades que los hombres en el proceso de emprender y, entre ellas, un 40% declaró haber sufrido algún tipo de discriminación en el sector con un 97% de los casos relacionados a cuestiones de género.

En el caso de Chile, las matrículas de mujeres en carreras de Ingeniería son tan solo del 19%, según un informe de Unesco del año 2019. “Creo que es solo fata de estímulo, ya que he conocido muchas programadoras chilenas que han llegado al rubro por accidente y no así por elección a momento de escoger qué estudiar”, analiza Javiera Tapia.

A pesar de ello, el mismo estudio arroja datos algo más optimistas, dado que dice que tan solo un 13% de las compañías fundadas por un grupo mixto, de hombres y mujeres, fueron cerradas y son las que tienen mayor proporción de operación (84%). Reafirmando la importancia de tener equipos diversos.

Los datos de la Cámara de la Industria Argentina del Software demuestran que cada vez más mujeres conquistan espacios en el sector IT (Tecnología de la Información), dado que en los últimos años se duplicó la cantidad de colaboradoras, pero la participación femenina sigue representando tan solo un 30%, mientras que la masculina el restante 70%.

 

Inclusión de mujeres a temprana edad

Según explica el cofundador de Le Wagon Latam, Sebastián Buffo, “Las mujeres en la tecnología solo alcanzan el 10% en América Latina, así que estamos bastante lejos de poder generar diversidad. En Le Wagon hemos hecho muchas actividades para incorporarlas y una de las más relevantes para nosotros es contar con profesoras y asistentes mujeres en todo el mundo (…) Sin duda, somos una gran oportunidad de cambiar la vida a quienes quieran involucrarse en el mundo tech”.

Además, Buffo considera que es fundamental para acortar la brecha de género motivar a las mujeres desde niñas hacia la tecnología y la ciencia desarrollando habilidades STEM, incentivando y potenciando sus capacidades. Para ello, el cofundador agrega que están trabajando desde cerca con el ecosistema tecnológico de Chile a fin de acercar oportunidades de conocer el mundo de la programación a través de talleres online o charlas inspiradoras.

Asimismo, la programadora de la misma compañía sostiene que “es ideal que el incentivo venga desde pequeñas, más exposición a los computadores. Y que los padres prueben regalarle un kit de robótica a sus hijas, incentivar el enfoque STEM en sus casas y cambiar un poco el paradigma. Esto no necesariamente implica dinero, los recursos se encuentran hoy en internet”.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día