domingo, 22 de septiembre de 2019 Actualizado a las 11:55

CULTURA|CIENCIA

Cultura - El Mostrador

Astrobiólogo chileno investiga la adaptación de vida en Desierto de Atacama para proponer modelo análogo de Marte

por 20 agosto, 2019

Astrobiólogo chileno investiga la adaptación de vida en Desierto de Atacama para proponer modelo análogo de Marte
Este miércoles Armando Azúa-Bustos, investigador del Centro de Astrobiología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España e investigador visitante de la Universidad Autónoma de Chile aterrizará en Antofagasta, junto a otros 3 expertos, para tomar muestras críticas que permitan terminar la caracterización.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una nueva visita realizará este miércoles el astrobiólogo Armando Azúa-Bustos a la Región de Antofagasta, con el objetivo de continuar la investigación que lidera en el Desierto de Atacama que busca establecer cómo distintas formas de vida a nivel microbiana se han adaptado a las condiciones extremas de la zona, para poder traslapar estos conocimientos a lo que podría ocurrir en Marte.

Azúa-Bustos, quien se desempeña como investigador del Centro de Astrobiología (CAB) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España, llega al Desierto de Atacama junto al también investigador del CAB Antonio Molina; Carlos González Silva, Investigador de la Universidad de Tarapacá; y Yasuhito Sekine, Investigador del Earth-Life Science Institute del Tokyo Institute of Technology.

“Vamos con el fin de terminar de hacer las mediciones que requerimos para proponer un nuevo modelo análogo de Marte”, comenta el también investigador visitante de la Universidad Autónoma de Chile.

Astrobiólogo Armando Azúa-Bustos

Condiciones similares al suelo marciano

Según explica el astrobiólogo, el Desierto de Atacama reúne tres condiciones similares a las que se dan en suelo marciano: es extremadamente seco, tiene elevados índices de radiación ultravioleta y alta presencia de hierro. Ese conjunto de factores lo transforma en un sitio ideal para trabajarlo como modelo analógico de Marte.

“Estamos caracterizando cómo la vida se adapta a esas extremas condiciones de sequedad y radiación ultravioleta y como en esas condiciones son similares en muchos casos, al caso de Marte. Pero una de las cosas que siempre faltaba como componente adicional de lo parecido que es Desierto de Atacama al caso marciano es la presencia de altas cantidades de hierro, esa coloración rojiza que se ve en Marte (…) y efectivamente en las campañas anteriores que han tenido lugar los meses pasados encontramos esos minerales del tipo de hierro oxidado y ahora estamos inspeccionado… sabemos que este lugar está compuesto con varios tipos de minerales y tenemos que ver qué tipos de formas de vida encontramos ahí”, detalló.

Armando Azúa-Bustos plantea que la única condición que no se cumpliría en esta particular zona del Desierto de Atacama es que no registra las bajas temperaturas de Marte: “eso no va a ser, porque habría que saltarse a otros lugares como la Cordillera de Los Andes donde el ecosistema es distinto o la Antártica”.

De todos modos, este viaje sería la última etapa para concluir el trabajo de investigación. “Estamos próximos a terminar la caracterización de ese sitio y ese es el motivo de por qué estamos viajando ahora: tomar un par de muestras críticas para terminar la caracterización y empezar a escribir lo que ya estamos viendo que va a ser un manuscrito de alto impacto”, adelanta Azúa-Bustos.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV