sábado, 4 de abril de 2020 Actualizado a las 08:57

CULTURA

Cultura - El Mostrador

La dura realidad que espera a la delegación del Ministerio de las Culturas en la Berlinale, el festival más político entre los grandes

por 20 febrero, 2020

La dura realidad que espera a la delegación del Ministerio de las Culturas en la Berlinale, el festival más político entre los grandes
La edición 70 del festival recibirá a varios representantes de la industria del cine nacional. A diferencia de otros años, en esta ocasión se concentrarán en el Mercado Europeo de Películas (EFM, por sus siglas en inglés) y no en las secciones del programa. Se espera que asistan autoridades de Gobierno, por lo que la comunidad chilena en Berlín ha preparado acciones de protestas. A lo anterior se suma la polémica, durante las semanas previas a la Berlinale, por el desconocido pasado nazi de su fundador, Alfred Bauer. 
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Uno de los lugares menos visitados por quienes viven en Berlín es Potsdamer Platz. Puede ser que los edificios "modernos" y la presencia de centros comerciales ahuyenten a una gran cantidad de berlineses y, por el contrario, atraigan a los turistas. Puede ser, también, que el primer semáforo de la ciudad, instalado en 1924, no sea un panorama demasiado atractivo para visitar el lugar. Durante la última semana de febrero aquello cambia. El comienzo de la Berlinale transforma al Potsdamer Platz en el centro de acción de la capital durante el invierno.

En su edición número 70, la Berlinale estrena una nueva dirección encabezada por Carlo Chatrian, director artístico, y Mariette Rissenbeek, directora ejecutiva. En los medios y el público ha generado gran expectativa el trabajo que ambos directores realizan y se espera que se traduzca en un programa con películas de calidad en todas sus secciones.

Berlinale es, en comparación con Cannes y Venecia, uno de los festivales más políticos. Aquello se refleja en un programa con películas y documentales que abordan temáticas sociales, políticas, ambientales, LGTBIQ  y de violación de los Derechos Humanos, entre otras. Esta edición tendrá 340 películas –60 menos que el año pasado–repartidas en sus secciones y entre ellas ninguna de Hollywood que sea candidata al Oso de Oro. 

Antes de abordar la presencia de Chile en el festival, es necesario hacer una mención especial a la iniciativa Berlinale Goes Kiez (barrio). Por décimo año consecutivo, el festival presentará alguna de sus películas en siete cines de barrios. Una iniciativa que cae bien entre los berlineses, a quienes, por lo general, no les gusta alejarse de donde viven. Esto es una forma, además, de apoyar a los cines locales que enfrentan una batalla por la sobrevivencia contra el alza en los precios de los alquileres y la especulación inmobiliaria. 

El foco en Chile

-Este año Chile es país en Foco en el Mercado Europeo de Películas (EFM, por sus siglas en inglés) y en el último tiempo ha habido una serie de protestas en el país, que han conllevado una gran represión. ¿Será esto un tema durante los eventos del EFM?

Esta fue la pregunta del periodista alemán Dominik Zimmer, de Lateinamerika Nachrichten, el pasado 29 de enero durante la conferencia de prensa. “En los eventos del EFM, por supuesto, que se tratarán los temas importantes de los cineastas. En qué medida esto tendrá un fuerte enfoque, no lo puedo estimar aún. Pero como los cineastas se ocupan de las condiciones de su país, esto será un tema”, fue la respuesta de la directora Marriette Rissenbeek.

El EFM (20-28.02) es una de las ferias de cine más importantes de Europa, que se enfoca en las tendencias actuales y futuras del rubro. Si bien es parte de Berlinale, se organiza de forma independiente. Este año se espera que asistan autoridades del Gobierno de Chile a esta feria. Según ha trascendido, este año aterrizarán en la capital alemana el subsecretario de las Culturas, Juan Carlos Silva; la directora de Programas Internacionales del Fondo Audiovisual, Nicole Pérez; y el jefe de Subsecretaría de Cultura y Arte, Feisal Sukni. 

La asistencia de autoridades en Berlinale es un tema importante si se considera que recientemente el Gobierno chileno rechazó ser el país invitado a la Feria Arco de Madrid 2021, la feria de arte más importante de Europa. Esta decisión fue duramente criticada por la comunidad artística, que la consideró una "venganza" y una "enorme" oportunidad perdida. Según entrevistados en la nota publicada por El Mostrador, la decisión se fundamenta por el temor de la actual administración a ventilar en el exterior temas sensibles, como la violación de los Derechos Humanos de los últimos meses, con 31 muertos hasta ahora. 

Además, entre los miembros de la industria del cine en Chile hay quienes decidieron restarse de participar en Berlinale. Es el caso de Isabel Orellana Guarello, presidenta de al Asociación Gremial de Productores Independientes (API). “A pesar de ser un importante año para nuestro país en el festival, varios nos quedamos en Chile, haciendo campaña para que podamos ganar el Apruebo una Nueva Constitución, escrita 100% por ciudadanos electos por el pueblo, en una Convención Constitucional”, dice.  Agrega que a Berlín llegarán autoridades gubernamentales que “han guardado silencio luego de toda esta violencia. Ninguna palabra de defensa o apoyo han dicho por los artistas que han perdido su visión, como Nicole Kramm, audiovisual y fotógrafa herida en un ojo la noche de Año Nuevo, y seguramente ninguna dirán en los eventos del EFM”.

Una gran parte de la comunidad chilena en Berlín se ha organizado, desde el estallido social, en un cabildo. Ha trascendido que desde aquella organización preparan acciones en el marco de la participación de autoridades del Gobierno de Chile en el EFM. La más concreta es el llamado a realizar una ‘funa’ contra Juan Carlos Silva, subsecretario de las Culturas, durante la tarde del día jueves (20.02) en Potsdamer Platz, en el marco del comienzo de la 70 Berlinale. 

Más allá de la asistencia de autoridades, Chile tendrá una importante presencia durante este festival. En lo relativo al programa, solo habrá una película: El Tango del Viudo de Raúl Ruiz y Valeria Sarmiento. Sin embargo, la cineasta chilena Dominga Sotomayor será jurado de la sección Encounters. Habrá tres jóvenes creadoras chilenas en Berlinale Talents: Alba Gaviraghi, Camila José Donoso y Nico Oyarce. A lo anterior se suma la presencia de varios productores del país durante el EFM. 

Un fundador nazi

Esta será la edición número 70 de la Berlinale. Un número que además de su minimalismo estético transmite algo similar al respeto. Aquella cantidad de años implica haber atravesado ciertos episodios importantes en la historia moderna: la construcción y caída del muro que dividió a Berlín, la reunificación alemana, por mencionar solo algunos. Es justamente por aquello que la publicación del pasado nazi del fundador del festival, Alfred Bauer, provocó un escándalo durante las semanas previas al festival.   

A nadie se le ocurrió, en todos estos años, dirigir la atención al pasado de Bauer, quien fundó el festival y lo dirigió durante 25 años (1951-1976). Según una investigación periodística realizada por Die Zeit, Alfred Bauer trabajó en la dirección general del cine del Tercer Reich, la que fue creada por Joseph Goebbels –más conocido por su frase “una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad” que por haber sido ministro de Propaganda de Hitler–.

¿Cuáles eran las funciones del organismo en el que se desempeñó el fundador de la Berlinale? Controlar a quienes trabajaron en la industria del cine: actrices, actores, directores, operadores de cámaras y también al personal técnico. Bauer debió adoptar decisiones sobre quién estaba habilitado para trabajar, así como también, quién podría excusarse de servir en el ejército nazi. Según el reportaje del medio alemán, Bauer era ‘fiel’ a las Sturmabteilung (SA) hitlerianas y miembro del partido nacionalsocialista de Adolf Hitler.

Desde la organización de la Berlinale adoptaron medidas tras la publicación. La primera de ellas fue suspender el Oso de Plata - Premio Alfred Bauer. Además, encargaron asesoramiento externo sobre la historia del festival, el cual será realizado por el "Instituto de Historia Contemporánea" (IfZ) y la Deutsche Kinemathek. Los resultados de la investigación se conocerán el próximo verano, según informaron.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV