miércoles, 3 de junio de 2020 Actualizado a las 03:15

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Gobierno de Piñera niega financiamiento a histórica muestra de documentales chilenos en Francia

por 10 marzo, 2020

Gobierno de Piñera niega financiamiento a histórica muestra de documentales chilenos en Francia
En una iniciativa inédita por su magnitud, el Centro Pompidou y la red nacional de cine galo exhibirán 50 cintas nacionales desde abril a junio. A pesar de un apoyo inicial, la Cancillería dio marcha atrás, en una actitud que recuerda lo ocurrido con la Feria Arco de Madrid. La Asociación de Documentalistas de Chile (ADOC) denunció el hecho. "Es para nosotros motivo de profunda vergüenza ver cómo mientras el Estado francés valora de modo tan importante una expresión del arte y la cultura chilena con esta retrospectiva sin precedentes, el Estado chileno (...) la desprecia tan rápida y fácilmente", señala la misiva de ADOC. "Es un acto vulgar, de ignorancia", criticó el cineasta Ignacio Agüero.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Gobierno de Sebastián Piñera se negó a apoyar una histórica muestra de cine documental chileno en Francia, a pesar de un respaldo inicial que se revirtió tras el estallido del 18 de octubre.

La embajada de Chile en Francia, liderada por el diplomático Juan Salazar Sparks, adujo "razones presupuestarias" para bloquear una ayuda de 4 millones de pesos en pasajes para cineastas, así como el traslado de material fílmico por valija diplomática.

El hecho fue denunciado por la Asociación de Documentalistas de Chile (ADOC), junto a otras organizaciones, en una misiva enviada este lunes a Salazar, en cuya misión diplomática funge como agregado cultural Justo Pastor Mellado, sindicado anteriormente por bloquear la participación de Chile como país invitado de honor en la Feria Arco de Madrid.

"Es para nosotros motivo de profunda vergüenza ver cómo mientras el Estado francés valora de modo tan importante una expresión del arte y la cultura chilena con esta retrospectiva sin precedentes, el Estado chileno a través suyo, señor embajador, la desprecia tan rápida y fácilmente", señala la misiva de ADOC, que pide revertir la medida.

"Es una falta de respeto, de delicadeza, una vulgaridad", criticó el cineasta Ignacio Agüero, para quien se trata de un gesto de "desprecio a todos los creadores que hay en esa muestra".

"Demuestra una ignorancia absoluta de lo que significa el cine documental en Chile. Se pedían cinco mil dólares, una cifra irrisoria. Es la actitud de un ignorante, de alguien que no conoce, que no sabe, que no logra dimensionar la importancia. Es una ignorancia que caracteriza a gran parte de la derecha, de desprecio a la cultura, de un Gobierno liderado por alguien como Piñera, que solo habla de ganar dinero, e inunda todo el Gobierno con esa ignorancia, esa vulgaridad", remató.

50 películas desde abril a junio

La retrospectiva del documental chileno es organizada por la Bibliothèque Publique d'Information du Centre Pompidou en París, en colaboración con la Cinémathèque du Documentaire, bajo la curatoría del Harm Pietr Bos, programador del servicio Cinema. Está prevista para comenzar el próximo 1 de abril y extenderse hasta junio.

La muestra contempla la proyección de cerca de 50 películas, abarcando un periodo de más de 70 años de la historia de Chile. Las cintas serán proyectadas no solamente en la sala de cine del Centre Georges Pompidou, sino también en la red de salas de la Cinémathèque du Documentaire.

“Los dos hilos rojos del ciclo son, por un lado, el papel desempeñado por los documentales chilenos como cronistas incansables y obstinados de la vida y la sociedad en Chile; por otro lado, la influencia de la topografía muy particular del país, una topografía que no es solo una decoración simple, sino que es una verdadera fuerza impulsora en las películas”, explica el programador.

Para Ignacio Agüero, la muestra es "de primerísima importancia".

"No tiene precedentes. No se ha hecho nunca en ninguna parte del mundo. Que un país como Francia se interese en el documental chileno de ese modo es algo notable, que significa que valora su calidad e importancia", resalta.

Origen de la muestra

Harm Pietr Bos llegó al documental chileno a través de una exhibición anterior de documentales de Patricio Guzmán y Carmen Castillo.

"Pasó algo muy especial en la sala. Había muchos espectadores. Toda la historia de Chile volvía a la luz y se producía una tensión", recuerda Bos. "Empecé a investigar, a buscar películas, y me di cuenta de que había un documental muy variado, que reflejaba muy bien lo que pasaba en Chile".

Con el estallido social, se reforzó su idea de que en la producción local "había mucho talento, mucho que decir". Y nombra como ejemplo las producciones del colectivo MAFI, que encuentra muy similar al trabajo de Patricio Guzmán en los años 70.

Bos incluso visitó el Festival Internacional de Documentales en Santiago (FIDOCS) en diciembre pasado y se quedó 12 días.

"Fue una experiencia increíble". Por eso, y más aún tras la multitudinaria marcha del 8 de marzo, "es importante hablar acá en Francia de lo que está pasando en Chile".

Un actuar "errático"

Nunca en la historia del audiovisual nacional una retrospectiva de tal envergadura ha sido realizada en el mundo, destacan desde ADOC.

La programación es amplia y contempla los trabajos de varias generaciones de realizadores, de los cuales algunos han recibidos las más altas distinciones otorgadas por la industria del cine.

Entre ellos se cuentan Raúl Ruiz, Carmen Castillo, Patricio Guzmán, Ignacio Agüero, entre otros, y en las generaciones más jóvenes, Marcela Said, Teresa Arredondo, Carlos Vásquez y René Ballesteros.

"El actuar del actual Gobierno ha sido errático de principio a fin, son efectivamente vergonzosos los argumentos que esgrimen", comentó Said, cuya cinta Los Perros estuvo nominada el año pasado al Goya como Mejor Película Iberoamericana.

A Pamela Varela, "después de la decisión de no participar en Arco, no me sorprendió. Lamento mucho esta decisión,  pero era previsible".

"Es nada más que una decisión política respecto a la crisis social que atraviesa nuestro país. La verdad es que la programación prevista desde más de un año coincide con el terremoto social y que pondrá en luz la realidad chilena. Es inevitable", subrayó.

Para ella, la programación es un homenaje a la escuela documental chilena y no se puede imaginar hacer abstracción del presente y en consecuencia no mostrar el trabajo activo y pertinente de los colectivos de artistas que trabajan desde el principio del estallido social.

"Lo que nosotros tenemos que hacer, como artistas, es justamente trabajar en dar visibilidad a esta programación, impulsar el debate, porque la retrospectiva se cumplirá y tendrá mucha repercusión acá en Francia. Tener la posibilidad para el público francés de ver cerca de 50 películas abarcando un periodo de más de 70 años de la historia de Chile, es una oportunidad única", remata.

Primeros contactos

En septiembre del 2019, la ADOC había realizado los primeros contactos en París con Pastor Mellado, y en Santiago con la Dirección de Asuntos Culturales (DIRAC) del Ministerio de Relaciones Exteriores.

"En ambas instituciones el proyecto fue recibido con mucho interés. El señor Justo Pastor Mellado se comprometió a ofrecer los servicios de valija diplomática para el traslado de las copias digitales de las películas de Chile a Francia y con DIRAC se gestionó el apoyo para pasajes de 4 realizadores chilenos, con el fin de asegurar su presencia en las instancias de presentación de películas y debate con el público", puntualizó la asociación en una declaración.

Sin embargo, la semana pasada la ADOC supo, a través de un correo electrónico, que la Embajada de Chile y por consecuencia la Dirección de Asuntos Culturales (DIRAC), retiraban "cualquier apoyo a la Muestra Documental organizada por el señor Bos".

El embajador Salazar es un funcionario de carrera. Antes se desempeñó antes embajador en Australia, Nueva Zelandia, la Unión Europea, Bélgica, Luxemburgo y Dinamarca. También encabezó las direcciones de Asia Pacífico, Política Multilateral y de Relaciones Económicas Internacionales. En 2009 fue nombrado director de la Academia Diplomática de Chile, según Emol.

En tanto, el apoyo de la agregaduría era natural, dado que legalmente su misión “tiene como misión otorgar proyección, favorecer y valorizar los intercambios culturales entre Chile y Francia. Siguiendo la línea directiva de la Dirección de Asuntos Culturales (DIRAC) del Ministerio de Relaciones Exteriores y del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, un objetivo mayor es la proyección de la presencia cultural chilena en Francia”.

Tal como ocurrió con la Feria Arco de Madrid, esta vez la razón invocada fue la de “las restricciones presupuestarias que nos han afectado, luego de los últimos acontecimientos en nuestro país”.

Ante una consulta de este medio, el Gobierno indicó que "inicialmente, la Dirección de Asuntos Culturales de la Cancillería señaló que estudiaría la posibilidad de prestar apoyo a esta iniciativa".

"Sin embargo, el día 12 de febrero se le comunicó al programador de la muestra, a través de su representante en Chile, que dados los últimos acontecimientos ocurridos en el país y a las restricciones presupuestarias derivadas de aquello, no será posible apoyar la retrospectiva del documental chileno en el Centro Pompidou", concluyó.

Daño a relaciones

Sin embargo, esta explicación fue rechazada por ADOC.

"Si consideramos esta inversión de recursos con criterios de eficiencia en términos políticos, podemos afirmar que el apoyo del Estado chileno a esta muestra contribuiría eficazmente a matizar el daño que la violencia represora del Estado ha ejercido en contra de su propio pueblo", indicó.

La programación no se eximirá del contexto social contemporáneo, pero ante todo es una sobre obras que dan cuenta de la riqueza y especificidades de la creación audiovisual chilena, según ADOC.

Como la mayor parte de las películas presentadas en esta muestra ha sido financiada con recursos del Estado chileno, para la entidad resulta absurdo denegar el apoyo para que algunos realizadores compartan con el público y difundan nuestro patrimonio nacional, lo que resulta en una negación del trabajo de fomento de la difusión de las instituciones del propio Estado chileno (Ministerio de las Culturas, Corfo, ProChile, Ministerio de Relaciones Exteriores).

Además advierten que, en el plano de las relaciones binacionales con el Estado francés representado por el Ministerio de Cultura del cual depende La Cinématèque du Documentaire y la Bibliothèque Publique d’Informations, este hecho no solo atañe a algunos realizadores chilenos, sino que daña de manera profunda los avances realizados en los últimos años en materia de relaciones entre las instituciones chilenas y los gremios audiovisuales, así como en la colaboración internacional entre los dos países.

"Este gesto de menosprecio a la creación será sin duda comentado a nivel nacional e internacional por las instituciones francesas responsables de esta retrospectiva, que con su apuesta relevan a la cultura como objeto tangible del desarrollo sociopolítico de los pueblos", agregan.

Festival parte con todo

A pesar de eso, el festival comenzará el 1 de abril e incluirá obras relacionadas con el estallido social.

Para Bos, dadas las circunstancias, sería "absurdo y poco profesional" ignorar la producción "de cineastas y colectivos independientes sobre la crisis" en un certamen como este.

Por eso, incluirá, entre otras, la cinta Primavera lacrimógena, de Pablo Carrasco, Álvaro Sierro y Diego Contreras, "que fue grabada durante el estallido social desde un edificio de la Plaza Italia".

El evento partirá con la cinta El viaje espacial, de Carlos Araya, que ganó Fidocs en diciembre pasado y retrata las historias que ocurren en diversos paraderos de Chile.

Asimismo, habrá un debate en directo con cineastas y estudiantes ubicados en la Plaza Dignidad de Santiago a las 20:30 (hora de Francia) de ese día, vía Facebook Live.

A la luz de la negativa del Gobierno chileno, Bas comenta:

"Es curioso que antiguamente lo que se filmaba en la dictadura solo se podía ver en el extranjero, pero hoy parece ser lo inverso. Por eso la idea es poder difundir lo que está pasando ahora en el extranjero", recalca.

La negativa de la administración de Piñera no impidió que el material fuera enviado a través de otras vías diplomáticas. Incluso hubo cintas llevadas por particulares a la Berlinale para llegar desde allí a París. "Además los realizadores pueden enviar mucho por Internet", comenta el programador.

Por eso, para él la decisión oficial tendrá un "efecto búmeran", ya que le dará más publicidad al evento.

"Como lo rechazaron, se habla más de este evento. Entonces, tal vez al final sea mejor para nosotros. Hoy el problema para nosotros, más que el gobierno chileno, es el coronavirus".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV