sábado, 8 de agosto de 2020 Actualizado a las 11:36

OPINIÓN

Autor Imagen

Rescatar el ahorro de las AFP, pero ¿dónde está la plata?

por 5 julio, 2020

Rescatar el ahorro de las AFP, pero ¿dónde está la plata?
Retirar una parte o todo el fondo de pensiones, no resuelve el problema de las bajas pensiones, pero pareciera ser que no es este el problema que el Gobierno y el gran empresariado desean resolver, puesto que tampoco han planteado una solución para enfrentar la insuficiencia de ingresos en esta actual pandemia. Ni una renta básica universal y suficiente de emergencia, ni un sistema previsional solidario y que pague pensiones suficientes han estado en la agenda gubernamental y el empresariado. Por ello, para muchas personas, urge acceder al ahorro previsional para sustentar la vida durante esta crisis.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Al 31 de mayo de 2020, el fondo de pensiones que administran las AFP es de US$197 mil millones. De este monto, US$113 mil millones se invierten en Chile y US$84 mil millones en el extranjero. Este ahorro pertenece a los 11 millones de personas afiliadas al sistema de AFP y se encuentra invertido en diversos instrumentos financieros.

Los instrumentos financieros son contratos que se establecen entre diversas instituciones con el fin de generar obligaciones entre ambas. En el caso de la inversión de los fondos de pensiones, existen múltiples tipos de instrumentos financieros a los que recurren las AFP, mediante los cuales se inyecta capital a grandes grupos económicos nacionales y extranjeros a través del ahorro de afiliados y afiliadas.

Retirar parte de los ahorros previsionales ha sido fuertemente resistido por el gran empresariado y el Gobierno, a diferencia de utilizar el ahorro del seguro de cesantía para financiar el periodo de suspensión laboral o el postnatal. Probablemente una de las razones más importantes de esta resistencia es la estrecha relación que hay entre el ahorro previsional y el gran capital.

Según la última información disponible en la Superintendencia de Pensiones, del total de inversiones, del fondo de pensiones, que se realizan en Chile, un 61,1% corresponde a Instituciones Financieras tales como Bancos (36,8%), Empresas que cotizan en la Bolsa (20,6%) y Fondos de Inversión (3,7%).

Retirar el 10% del fondo de pensiones para enfrentar la crisis actual, implicaría que parte de la inversión en diversas instituciones, tendría que convertirse en dinero líquido para ser entregado a sus propietarios. Ese tránsito implicaría retirar parte del ahorro de alguna de las instituciones donde se invierte actualmente.

Los casi US$20 mil millones de dólares que corresponden al 10% del fondo de pensiones, son menos de la mitad de las inversiones que se encontraban en forma de acciones y bonos de más de 85 empresas controladas por grandes grupos económicos chilenos a inicios de este año.

Las inversiones de los fondos de pensiones en los 4 grupos económicos donde más invierten las AFP (Luksic, Said, Saieh y Yarur) alcanzan un monto superior a los US$25 mil millones a febrero de este año. Incluso antes de que comenzara la pandemia ya existía el reclamo por el retiro de fondos, como el caso de María Angélica, la profesora jubilada de Antofagasta, a quien recientemente la Corte de Apelaciones le permitió retirar sus fondos, cuestión que fue respondida desde AFP Cuprum con un recurso ante la Corte Suprema.

A nivel internacional los países que reciben la mayor parte de las inversiones desde el fondo de pensiones son Estados Unidos y China. Ambos países se encuentran en tensión económica y política, por tanto, sus movimientos, afectan directamente a las inversiones de los ahorrantes de los fondos que administran las AFP.

Retirar una parte o todo el fondo de pensiones, no resuelve el problema de las bajas pensiones, pero pareciera ser que no es este el problema que el Gobierno y el gran empresariado desean resolver, puesto que tampoco han planteado una solución para enfrentar la insuficiencia de ingresos en esta actual pandemia. Ni una renta básica universal y suficiente de emergencia, ni un sistema previsional solidario y que pague pensiones suficientes han estado en la agenda gubernamental y el empresariado. Por ello, para muchas personas, urge acceder al ahorro previsional para sustentar la vida durante esta crisis.

De seguir así, esta situación dará cuenta de la inutilidad y falacia del discurso fundante de las AFP, el cual aseguraba, con bombos y platillos, que los trabajadores podrán ser propietarios de su fondo y con aquello ser “dueños de una partecita de las grandes empresas del país”.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV