lunes, 16 de mayo de 2022 Actualizado a las 21:26

OPINIÓN

Autor Imagen

Un royalty para el desarrollo de Chile y sus territorios (una respuesta a José Gabriel Palma)

Un royalty para el desarrollo de Chile y sus territorios (una respuesta a José Gabriel Palma)
El profesor José Gabriel Palma, en un reciente artículo, titulado "El proyecto del royalty minero: ¿la nueva 'Ley Longueira'?", sobre la ley del royalty que aprobó la Comisión de Minería del Senado, acusa que esta fue cocinada, hasta redactada, por el lobby minero y que, por eso, el proyecto no recaudaría más de lo que hubiese recaudado la antigua ley del royalty; y que, además, no considera importantes medidas para promover la innovación y agregar valor a la minería. Basta leer el proyecto de ley que esta Comisión aprobara para comprobar que sus afirmaciones son erróneas, lo que se puede hacer en la página web del Senado: Segundo informe de la Comisión de Minería y Energía. Boletín n° 12.093-08.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En cuanto la recaudación del royalty aprobado por la Comisión, se debe aclarar que este no solo es significativamente mayor que la recaudación actual (y mucho mayor que la del proyecto inicial, al que alude el profesor en su artículo), sino mayor a la de los principales países mineros del mundo.

El royalty considera dos componentes: uno sobre ventas y otro sobre utilidades. El resultado de ambos implica que, por ejemplo, si el precio fuese parecido al actual (U$ 4,5 la libra), con el actual sistema el Gobierno captaría el 39.8% de la renta, con el futuro proyecto captará 64,9% en el caso de las grandes empresas y 61,9% para el resto; 50% más que en la actualidad. También muy por encima de lo que actualmente captan Perú y Australia (46.6%). El mismo análisis es cierto si se observa con qué proporción de las utilidades de las mineras se queda el Estado. En el caso del proyecto que se aprobó, el porcentaje que capta el Estado es muy superior al actual y también a Perú y Australia. A un precio de U$ 4 la libra, el Estado captaría un adicional, respecto del sistema actual, de U$ 1.540 millones, equivalente a 0.5% del PIB. Parece que no leyó el proyecto el profesor Palma.

Respecto de la “cocina” y la pluma del Consejo Minero. La “cocina” a que se refiere el profesor fue una reunión convocada por la presidenta del Senado, con la asistencia de los senadores en ese tiempo de oposiciónde las comisiones de Hacienda y Minería (incluidos algunos diputados), y los técnicos que aparecen mencionados en el proyecto de ley aprobado (Hernán Frigolett, Michel Jorratt y Álvaro García; posteriormente se sumó Eduardo Bitran). En dicha reunión también participó el profesor Palma y representantes del, entonces, Presidente electo G. Boric (que actualmente trabajan en el Ministerio de Hacienda). Allí se presentaron diversas alternativas y el profesor Palma defendió el proyecto de la Cámara. Nadie estuvo de acuerdo con él, así que todo el resto de los participantes seguimos trabajando juntos para construir un acuerdo. El acuerdo logrado es el que se presentó y aprobó la comisión del Senado, como consta en el propio proyecto. En honor a la transparencia, en la última fase de este trabajo no participó el equipo del entonces Presidente electo; pero el acuerdo contempla que este recaude el monto adicional que este equipo había propuesto (0,5% del PGB).

El proyecto aprobado es transparente en señalar que el principal artículo en materia de nivel y composición de la regalía fue propuesto por la senadora Provoste, con adiciones de la senadora Allende y del senador Girardi. Los mismo tres senadores aprobaron todo el proyecto (en una sesión el senador Guillier sustituyó a la senadora Allende, quien se encontraba en un posoperatorio ocular) y, en general, con los votos en contra de los senadores de derecha. Los contenidos del proyecto aprobado fueron además avalados por más de 100 profesionales que elaboraron la propuesta de Minería Verde en la Comisión del Futuro del Senado.

Respecto del royalty al litio, se debe señalar que por primera vez se establece uno; a pesar de que tanto SQM como Albemarle están y seguirán pagando la regalía estipulada en el contrato con Corfo, cuya tasa efectiva de tributación a los precios actuales supera el 70%, muy superior a lo que se cobra en el resto del mundo. En la Comisión de Hacienda del Senado, que es el trámite que sigue en el procedimiento para aprobar este proyecto de ley, será necesario agregar artículos transitorios que terminen de definir el régimen de faenas de litio una vez que concluyan los respectivos contratos con Corfo.

Finalmente, el profesor Palma señala que el proyecto adolece de vacíos que entorpecerán la innovación productiva que Chile requiere. Señala que se debe premiar la exportación de cobre fundido y también premiar la innovación en minería verde. Ambos aspectos –y otros adicionales están incluidos en el proyecto a partir de indicaciones que hiciera el senador Girardi.

Vea aquí el informe de la Comisión

Síguenos en El Mostrador Google News

Compartir Noticia



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV