domingo, 17 de noviembre de 2019 Actualizado a las 18:27

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Actor Claudio Valenzuela golpea la mesa y pide al Estado más promoción para la cultura

por 5 mayo, 2019

Actor Claudio Valenzuela golpea la mesa y pide al Estado más promoción para la cultura
El actor y director de teatro, que se declara disponible para regresar a la TV, habla de su última audacia tras las tablas, a cargo del montaje “El Acompañamiento”, un guión argentino que, en la versión local, interpretan los actores chilenos Gregory Cohen y Javier Mora.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Claudio Valenzuela, conocido masivamente por su mítico personaje, “Cochiguaz”, del extinto programa misceláneo “Venga conmigo”, es el responsable de la dirección del montaje “El Acompañamiento”, un guión del argentino Carlos Gorostiza, con el que el profesional de las tablas nacionales ya se había vinculado en el pasado.

Valenzuela habla de esta obra que llegó a él en la década de 1990, cuando la representó junto al actor Mario Bustos (“Cachimba” y “Jhonny 100 pesos”) y que narra la historia de “Tuco” (Gregory Cohen) un frustrado cantante de tangos que, un buen día, decide abandonar su trabajo como operario de una fábrica, para cumplir su más anhelado deseo: Cantar en televisión y ser como su ídolo, Carlos Gardel.

La obra transcurre en un cuartucho de la casa del protagonista quien está provisto de un cuchillo, aislado de su familia y de todos quienes lo rodean. Decidido, ensaya durante largos días para poder concretar su antiguo sueño de juventud, mientras aguarda por él, un acompañamiento de guitarras que un conocido del barrio le ha prometido. “El Acompañamiento”, es un andar por la vida de dos amigos, “Tuco” y “Sebastián” (Javier Mora), nobles simples y modestos trabajadores, obreros de una fábrica.

En conversación con El Mostrador, se refiere, además, al castigo impuesto hace algún tiempo por el CNTV a Canal 13 por las rutinas del personaje “Yerko Puchento”, y comenta su experiencia tras el escenario, cuyo resultado el público puede ver cada fin de semana en el Teatro Bellavista (informaciones en la cuenta de Instagram @horus.pro).
Entendemos que tu relación con la obra es de larga data ¿Cómo llegas al proyecto y por qué decides volver a montarlo ahora?

-Conozco la obra desde hace bastante tiempo, tuve el honor de representar, junto a Mario Bustos, la obra ‘El Acompañamiento’, del dramaturgo Argentino Carlos Gorostiza. Conocerla desde adentro, como actor, y ahora que aparece la oportunidad de retomarla cuando Javier Mora, actor y productor, me ofrece la posibilidad de dirigirla, dichoso lo acepto, pues ahora poseo una visión más profunda respecto de nuestra premisa de la obra, “cumplir los sueños, es sinónimo de libertad”.

¿Con qué historia se encontrará la gente que vaya al teatro a ver este montaje?

-Como dijo Borges alguna vez, “El tango es un andar por la vida”. Eso es ‘El Acompañamiento’, un andar por la vida de dos amigos, Tuco y Sebastián, nobles, simples y modestos trabajadores, obreros de una fábrica. Su bella historia se basa en la motivación por el anhelado sueño de cada uno. Tuco, por su parte, quiso y quiere ser un gran cantante de tango, Sebastián, por su lado, desea llegar a ser independiente con su propio negocito y, así, vivir en libertad. Hay sueños, por ambos no alcanzados, pero que, al parecer, no dejarán de estar presentes. Significativamente, el tango que ensaya Tuco, ‘Viejo smoking’, nos habla de no sufrir en la tristeza, ni sentirse derrotado, pero él llora al verse solo, sin amigo y sin amor, sin una mano que venga a aguantarlo en la parada’. Finalmente, es eso lo que hace Sebastián por Tuco, aguantarlo. Lo acompaña, antes de que Tuco ponga su ‘viejo smoking’ de almohada en la catrera, para dejarse morir. Y es así como sigue viva la ilusión…

Actúas y diriges, una dualidad que debe resultar bastante desafiante ¿Qué te convoca más?

-Son dos áreas distintas de nuestro oficio, que terminan siendo igual de cautivadoras.

Te hemos visto en instancias teatrales más serias, pero también haciendo comedia en TV ¿Extrañas esa posibilidad de exhibirte en televisión, como hace algunos años lo hiciste con tu emblemático y recordado personaje “Cochiguaz”?

-La verdad, uno quisiera estar en todos los espacios donde poder desarrollar nuestro oficio y en todos los estilos, pero no es algo que siempre dependa de uno, aunque sí creo que el teatro es un lugar del que yo puedo disponer, además de tomar la iniciativa.

Hace unos días, se confirmó una resolución del CNTV, entidad que sancionó a Canal 13 (200 UTM) por “difamar a la virgen María”, en una de las rutinas en “Vértigo”. Como respuesta, la señal oficializó su postura de defender su “derecho a hacer humor, especialmente de corte político y en horario para adultos” A ti, como comediante con una dilatada experiencia TV, ¿qué opinión te merece este episodio?

-Respecto de ese caso y, en general, debemos acostumbrarnos a una sociedad libre de expresión, real no solo en el discurso, sobre todo cuando vemos ciertas conductas que son de siempre, pero que hoy se conocen públicamente, no siendo aceptadas por la gente. Como por ejemplo la inmoralidad que hemos visto en la Iglesia Católica, aquí y en el mundo entero. El humor es una gran herramienta de denuncia, de identificación y toma de conciencia acerca del comportamiento de nuestra sociedad.

¿Tienes pensado regresar a la comedia? ¿Y a la TV?

-Siempre estoy haciendo comedia, precisamente el 26 de abril se estrena “Un Dios Salvaje”, de Jazmina Reza, una comedia negra en la que participo como actor. Y en televisión, como dije antes, no depende de mí hacerlo, pero estoy disponible.

¿Cómo ves la promoción de la cultura desde el Estado? ¿Es suficiente?

-Cuando la cultura sea un ítem obligado para el desarrollo de nuestro país, ahí será suficiente. Por ahora, solo vamos avanzando. Por ejemplo: ya que tenemos un sistema capitalista de libre mercado, las grandes empresas, consorcios, holdings ¿Por qué no se comprometen a apoyar, a generar alianzas comerciales con el arte? En todas sus expresiones, es cierto, hacen un aporte descontando impuestos, pero en poca proporción respecto de las utilidades que perciben. Eso debería ser ley del Estado, no basta con los fondos concursables existentes, hay muchas creaciones artísticas como este montaje, generadas con recursos propios y un equipo colectivo estimulado, principalmente, por la vocación y la pasión por lo que hacemos, lo que es un gran tema.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV