domingo, 7 de marzo de 2021 Actualizado a las 12:13

La ácida crítica de Óscar Landerretche al antirreformismo del empresariado

por 9 julio, 2015

La ácida crítica de Óscar Landerretche al antirreformismo del empresariado
Finalmente alguien ligado al Gobierno sale a rebatir con argumentos serios las embestidas del sector privado. El presidente de Codelco dijo que no hay estudios serios que cuestionen que la Reforma Tributaria vaya a recaudar menos de lo prometido en régimen, al tiempo que recordó a los empresarios que los cambios implican riesgos y se necesita mirada de largo plazo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuando el ejercicio de la crítica al ex ministro de Hacienda Alberto Arenas parece trivial y se instala la idea de que es necesario modificar por vía legal la Reforma Tributaria aprobada en 2014, el presidente de Codelco, Óscar Landerretche, salió ayer a defender la iniciativa y a criticar las voces de la elite empresarial que presionan por revisar dicha ley.

Landerretche no quiso evaluar si la Reforma Tributaria estaba bien hecha, e incluso aseguró que el proyecto presentado por Arenas en 2014 no era el mismo en el que él trabajo cuando participó del equipo programático en la campaña presidencial de 2013. Esto, pese a que ese año era uno de los voceros principales en estas materias y a que en 2014 llamó a sincerar el posible impacto que tendría la iniciativa. Según dijo, lo que se presenta en campaña siempre es distinto, tiene menos detalles que el proyecto final, aunque igual defendió que los equipos que elaboraron el proyecto de ley lo hicieron en forma “responsable”.

Ayer, entrevistado en la Radio Duna, Landerretche rebatió, como pocos economistas ligados a la Nueva Mayoría, los supuestos con que se cuestiona a la Reforma Tributaria y advirtió una falta de mirada de largo plazo de la clase empresarial.

A su juicio, la incertidumbre que hay actualmente en la economía tiene que ver con causales más de fondo que la mera aprobación y discusión de la reforma impositiva. En ese sentido, advirtió que el crecimiento económico en el Gobierno anterior fue solo un espejismo.

“Hay una diferencia entre las causas originales de la incertidumbre y las causas ulteriores de la incertidumbre. Las ulteriores son síntoma de la causa de fondo. Desde mi punto de vista, la incertidumbre que estamos viviendo en Chile es un poquito más estructural de lo que se dice, para mí lo que ocurrió en términos de tasas de crecimiento en la administración anterior (Piñera) fue un espejismo, un espejismo resultado de las políticas anticíclicas de la salida de la crisis subprime (primer Gobierno de Bachelet) y una política monetaria y fiscal absolutamente expansiva y, después, lo que se hizo con la reconstrucción luego del terremoto”, explicó de entrada el directivo de la firma pública.

El economista profundizó su mirada advirtiendo que el Gobierno de Piñera no hizo cambios relevantes en la estructura económica que permitieran dar sustentabilidad al crecimiento del país.

“Para mí no hay ninguna demostración de que durante esos años se hicieron reformas estructurales que aumentaran la tasa estructural de crecimiento de la economía y, de hecho, no aumentó. La caída en las tasas de crecimiento de la economía chilena es estructural en ese sentido: atraviesa el ciclo político y lo que tenemos como país es que no hemos resuelto –como país– la ecuación entre que hemos llegado a ciertos niveles de ingresos y no hemos podido lidiar con los problemas de injusticia, desigualdad y falta de movilidad que tiene este país”, continuó.

El profesor de la Universidad de Chile abundó en que, siendo esa ecuación pendiente la causal verdadera de la incertidumbre actual, lo que los empresarios deberían comprender es que se requiere una mirada de largo plazo. “Desde mi perspectiva, cualquier empresa que tenga el tipo de escenario hacia adelante o en la misma escala temporal que tenemos en Codelco, o sea, que está pensando en 20 o 30 años, ese es el problema que debiera estar mirando. O sea, cuál va a ser el arreglo político y social y económico de este país que va a permitir, a este país, viabilizar y estabilizar las estrategias de largo plazo”, sostuvo.

Al ser consultado respecto a que la Reforma Tributaria apuntaba a atacar esa ecuación y que no solo no lo hizo sino que está afectando negativamente al país, Landerretche subió el tono. “Los aumentos en la recaudación –que van a permitir expandir un esfuerzo importante en términos de gasto en educación– son algo absolutamente estratégico para el país, así es que estoy en desacuerdo con eso y sí reconozco que hay personas que no solamente no querían que se aumentaran los impuestos sino que hubieran querido que se hubieran bajado”, disparó, apuntando implícitamente a los empresarios que han sido el principal frente crítico al Gobierno.

Le insistieron los periodistas de Duna en que habrá menor recaudación este año –como sostuvo El Mercurio– y el economista volvió a corregir las premisas. “Es que hay que tener una diferencia entre la recaudación de estado estacionario, si quieres, estructural de la Reforma Tributaria, y la que ocurre este año. Porque este año la recaudación tiene que ver con el ciclo económico actual y los precios actuales y yo no he visto a alguien que haya demostrado que la Reforma Tributaria en condiciones estructurales recaude menos que lo que recaudaba la estructura tributaria anterior, eso simplemente no es cierto”, recalcó.

Uno de los conductores le dijo que tampoco se había demostrado que se recaudará lo que comprometió el Gobierno. “Sí hay simulaciones serias que muestran que aumenta, no hay simulaciones serias que demuestren que estructuralmente baja… Uno tiene que exigirles estándares científicos a los dos lados del argumento”, agregó, ante la insistencia que intentaba validar las críticas.

Una nueva pregunta insistió en que la Reforma Tributaria apuntaba a dar incentivos a la inversión, pero que finalmente la reforma la ha afectado y paradójicamente podría transformarse en una causa de que aumente la inquietud social en vez de reducirla. “No estoy tan seguro de eso, porque desde el punto de vista del largo plazo la capacidad que tenga este país para invertir en capital humano es estratégica incluso para el crecimiento. No es separable eso”.

La calle no espera el largo plazo, le insistieron. “Eso es cierto, aparentemente la opinión empresarial tampoco”, refutó Landerretche, apuntando a que los empresarios deben cambiar su acción pensando en el largo plazo.

“El rol de las personas que estamos mirando el largo plazo, como me toca a mí, a cargo de empresas que son estratégicas para el país, privadas o públicas, y que tiene perspectiva de largo plazo, es tratar de que todos mantengamos la perspectiva y no nos ahoguemos en las fluctuaciones de corto plazo, que si bien son importantes –y algunas de ellas, concedo, pueden contener cosas más estructurales–, pero desde mi punto de vista Chile está en un proceso de resolver una ecuación que no tiene resuelta, que tiene que ver con la sostenibilidad de su proceso de crecimiento económico incluso dentro del marco del capitalismo contemporáneo y no lo tiene resuelto", afirmó.

Y se explayó, para concluir el punto: “Parte de su resolución, indudablemente para mí, pasa por un incremento en la recaudación tributaria con el objeto de financiar bienes públicos que son estratégicos para el crecimiento del país, capital humano, infraestructura y calidad de ambientes urbanos en que vivimos. Para mí eso es evidente y, como no nacimos ayer, sabemos que hay personas que no están de acuerdo con eso e intentan agarrarse de los fenómenos de corto plazo para llevar agua al molino de su visión de largo plazo”.

Luego la periodista Cony Stipicic acudió al argumento de que el presidente de Codelco tenía una posición “legítimamente” ideológica, pero que se necesitaba una más pragmática. Ante esto, Landerretche respondió incluyendo una crítica a los medios. “Desde mi punto de vista es simplemente observar la realidad de la experiencia comparada de países que han transitado de niveles de ingresos como el nuestro a niveles de ingresos mayores y observar qué pasa en términos de oferta disponible de capital humano de calidad. En el sector de la minería –podemos parar por ahí– cuántos ingenieros gradúa Chile por cabeza respecto de cualquier país de OCDE, cuántas patentes se sacan, una estadística que no publican los diarios”, recalcó.

Pero la periodista replicó que ese era el “deber ser”, en línea con la necesidad de una visión pragmática.

“El deber ser es como, un poco, los proyectos de largo plazo de Codelco. En la perspectiva de largo plazo que hay que sostener, y creo honestamente que las distintas partes en el corto plazo tienen que tratar, desde sus perspectivas ideológicas y técnicas, de mantenerle al público la perspectiva de lo que estamos discutiendo y no confundir las fluctuaciones de corto plazo –la mocha por aquí y por allá–, con la necesidad de llegar, pues no hemos llegado, como dije, a una visión un poco más compartida respecto de cómo llegar al largo plazo. Siento que no tenemos resuelta esa ecuación. Honestamente, con responsabilidad, ni la izquierda ni la derecha ni el empresariado ni la calle -y mucha gente que uno observa hablando como con mucha convicción respecto de las cosas–, no siento que tengan resuelto cómo es la ecuación que nosotros vamos a establecer como modelo de desarrollo entre crecimiento fuerte de una economía de mercado en el marco de una economía global capitalista…”, volvió a explicar el presidente de Codelco.

La periodista atacó de vuelta sosteniendo que no era ese el problema, que todos estaban de acuerdo en el objetivo de largo plazo, pero que no había que hacer malas reformas ni experimentar, como –aseguró– fue la Reforma Tributaria y lo está siendo la Laboral.

“Déjame darte un ejemplo de que los fenómenos históricos y de políticas públicas son un poquito más complejos que eso. Cuando la economía chilena se liberalizó en el Gobierno militar, la primera liberalización fue un desastre. De hecho, nos condujo a una crisis bancaria caballa. Después vinieron los ‘pragmáticos’ a arreglarla. Está bien, teóricamente lo que tú dices es así, pero como profesor de políticas públicas de muchos años, te tengo que decir que así no funcionan los fenómenos político-institucionales que conducen a cambios de política pública. Los fenómenos políticos generan oportunidades, esas oportunidades se aprovechan y muchas veces se hace una cosa…”, explicó Landerretche antes de ser nuevamente interrumpido.

Ante eso, preguntó si no se había aprovechado la liberalización de precios a principios de los 80 en Chile. Ante el silencio de sus interlocutores, Landerretche explicó que no había forma de liberalizar sin que hubiera daño, es decir, que políticas públicas de fondo producen efectos, pero en el largo plazo traen beneficios.

La periodista le refutó que eso era academia, pero faltaba meter los pies en el barro. Sin embargo, el economista devolvió la mano y apuntó directamente a los empresarios, invitándolos a entender el proceso de cambio que vive Chile. “Te lo digo, no es un tema académico, es un tema práctico. Lo que sí, yo resguardaría contra lo siguiente: lo perfecto también es enemigo de lo bueno y los retornos siempre tienen riesgos y el cambio siempre tiene riesgo. Digámoslo claro: lo que no iba a generar ningún riesgo era no hacer nada, pero, desde mi punto de vista, hace rato que el país estaba somatizando cómo eso no era una opción (no hacer nada). Entonces, está bien, uno puede ver las cosas, mantener, corregir, blablá, pero yo diría: mantener la perspectiva de largo plazo”, sentenció Landerretche.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV