lunes, 15 de agosto de 2022 Actualizado a las 02:13

Falta de trabajadores en Estados Unidos plantea dilema para la Fed

por 14 junio, 2016

Falta de trabajadores en Estados Unidos plantea dilema para la Fed
Tras siete años de expansión económica, Estados Unidos está dando algunas señales de que faltan personas que quieran trabajar y estén calificadas para cubrir las vacantes existentes.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

George Corona, un ejecutivo de Kelly Services Inc., empezó a notar el cambio hace unos seis meses. A la empresa de dotación de personal de US$5.500 millones le estaba costando más hallar trabajadores para cubrir los puestos básicos en los depósitos y call centers administrados por sus clientes.

“Está cada vez más difícil atraer a personas para que tomen estos trabajos en las categorías más bajas, a menos que uno aumente los salarios”, dijo Corona, director de operaciones de Kelly, con sede en Troy, Michigan.

Tras siete años de expansión económica, Estados Unidos está dando algunas señales de que faltan personas que quieran trabajar y estén calificadas para cubrir las vacantes existentes. La escasez, que viene siendo evidente desde hace cierto tiempo en el caso de los trabajadores altamente calificados, como los desarrolladores de software informático, está empezando a expandirse a aquellos con menos talentos a medida que sigue cayendo el desempleo.

“Ahora estamos cerca de eliminar la falta de actividad que afecta al mercado laboral desde la recesión”, dijo la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, en un discurso pronunciado el 6 de junio en Filadelfia.

A 4,7 por ciento en mayo, valor cercano al más bajo en nueve años, la tasa de desempleo rondaba el nivel que según calculó la mayoría de los funcionarios de la Fed equivalía al pleno empleo cuando publicaron sus últimas estimativas económicas en marzo.

Mientras Yellen y sus colegas se preparan para otra reunión de política monetaria a partir de este martes, ellos enfrentan un dilema. La reciente desaceleración en el crecimiento del empleo —las nóminas incorporan 116.000 puestos por mes desde marzo, en comparación al promedio de 229.000 para el año pasado— ¿se debe principalmente a la disminución de la demanda de mano de obra o a la reducción de la oferta?

El dilema

De ser la primera causa, es un argumento para que la Fed tenga todavía más cautela al aumentar las tasas. Si es la segunda, las autoridades económicas corren el riesgo de terminar sobrecalentando la economía si tardan demasiado en ajustar el crédito.

Hace tiempo que vienen faltando trabajadores altamente calificados. La tasa de desempleo para las personas con estudios universitarios o superiores ronda el 2,5 por ciento desde mediados del año pasado.

Esas personas están aprovechando los beneficios. Bob Funk, máximo responsable de Express Employment Professionals, dijo que recientemente le pagó a un contador recién contratado 20 por ciento más que a sus tenedores de libros anteriores porque el mercado está muy ajustado.

La hora de los menos calificados

Ahora parece que es el turno de que los menos calificados saquen provecho de la oferta insuficiente de mano de obra. En la última encuesta de la economía hecha por la Fed, publicada el 1 de junio, la institución dijo que los contactos empresariales en sus regiones de Atlanta y Richmond informaban que “se estaba haciendo más difícil cubrir” los puestos de baja calificación.



“Estoy en el negocio de la administración de restaurantes desde 1987 en Atlanta y nunca lo vi tan ajustado, especialmente en el nivel por hora”, dijo Robby Kukler, socio de Fifth Group Restaurants en Atlanta, que emplea a 800 personas en una empresa de catering y ocho restaurantes, entre ellos el South City Kitchen.

La merma reciente en las contrataciones también se debe al relajamiento de la demanda, no sólo a la disminución de la oferta, dijo Funk. Hoy, su empresa de dotación de personal con sede en Oklahoma City tiene unas 14.000 vacantes abiertas, en comparación a cerca de 30.000 a lo largo del año pasado.

“Estamos observando una desaceleración”, asintió Richard Wahlquist, presidente de la American Staffing Association en Alexandria, Virginia. Él señaló en particular la debilidad en las industrias de producción fabril, petróleo y gas.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV