domingo, 23 de enero de 2022 Actualizado a las 17:57

La paradoja de las células madre: una lección para Chile

por Francisco Espinoza, Director Médico de Cells for Cells y Fernando Figueroa, Director Programa de Terapia Celular de Universidad de los Andes 7 marzo, 2017

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director:

Las noticias nos sorprenden cada tanto con la conquista de una nueva enfermedad incurable, a manos de la investigación con células madre. Donde cabe preguntarse ¿dónde están esos tratamientos?, ¿por qué no se encuentran a nuestro alcance?

Paradójicamente, la prensa tanto mundial como local, denuncia la oferta de estas terapias como sospechosas.
Se trata de un problema local, pero tan generalizado, que la International Society for Cellular Therapy (ISCT) optó por lanzar precisamente, en Chile, en su Congreso Latinoamericano el “Presidential Task Force sobre el uso de Terapias no Probadas”.

Tan sólo en EE.UU existen más de 600 clínicas que aplican tratamientos con “células madre”, sin ningún tipo de control o supervisión.

Hasta ahora, la conversión de un hallazgo científico en un tratamiento con células madre debía ceñirse al patrón de la industria farmacéutica. Y aunque ya existen algunos de estos tratamientos, las características no son las de un fármaco biológico ni químico. Por eso, los tratamientos no llegan a la práctica médica. Sin embargo, por un resquicio legal, denominado “terapias mínimamente manipuladas” los tratamientos falsos sí llegan al público.
Este verdadero círculo vicioso, permitía que al mismo tiempo que la FDA “asfixiaba” a los actores serios, era permisivo con las clínicas que escapan a toda forma de control técnico o científico, con tratamientos no probados, pero “mínimamente manipulados”.

El ex presidente Barack Obama firmó una amplia disposición que reconoce como un tipo especial de tratamiento a las Terapias Regenerativas Avanzadas (ART). El cuerpo legal denominado “21st century Cures Act” define estas terapias y también una nueva vía de aprobación por la FDA.

Chile se encuentra en una posición privilegiada para aprender de estas instancias y convertir el vacío regulatorio actual en una oportunidad mayor. Es de esperar que sepamos zanjar esta paradoja abriendo oportunidades en favor de la investigación, del desarrollo de nuevas tecnologías y de nuestros pacientes.

Francisco Espinoza, Director Médico de Cells for Cells y Fernando Figueroa, Director Programa de Terapia Celular de Universidad de los Andes

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV