miércoles, 16 de octubre de 2019 Actualizado a las 04:34

Opinión

Autor Imagen

Camino a la revolución digital de Valparaíso

por 12 mayo, 2019

Camino a la revolución digital de Valparaíso
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La llegada de ´Curie´, el nuevo cable submarino de Google es un paso crucial si se quiere avanzar hacia un país con mayor conexión de datos. Esta iniciativa unirá la red del gigante tecnológico desde Estados Unidos hasta la costa del Pacífico de Latinoamérica, en una extensión de cerca de 10.000 kilómetros.

La enorme red permitirá procesar cantidades inmensas de información desde su centro en San Francisco y Valparaíso, en tiempo real, para alojar algunos de los servicios más demandantes del mundo y poder entregar contenido respondiendo a estándares de eficiencia y disponibilidad.

Mientras en Huechuraba, su centro de datos tendrá acceso privilegiado a esta red submarino. Google está hoy realizando una inversión de US$ 47 mil millones para tener una infraestructura propia de comunicaciones, y de esta manera hacer frente a la demanda necesaria para realizar la transformación digital de la humanidad.

Se trata de un hito que se materializa en la llamada era del Internet de las Cosas (IoT) en la que los dispositivos electrónicos logran conectarse entre sí y marcar el pulso de un país moderno y desarrollado. Todo esto necesita de una capacidad de comunicación gigantesca, pero también de almacenamiento, y para ello, los data center son claves.

Y justamente, esta última infraestructura no es lejana de un puerto tan estratégico como Valparaíso, sobre todo, en momentos en que el comercio mundial se ha visto potenciado con el poder de internet. De hecho, el 95% de este comercio se realiza por mar, al igual que el 100% de las transacciones electrónicas por Internet. Por lo tanto, el momento actual es una oportunidad única para la ciudad porteña.

Considerando que internet no se desplaza por los satélites sino bajo el mar, a través de cables de fibra óptica, es entonces fundamental contar con data centers en el territorio chileno porque así la también nube será parte de nuestro desarrollo.

Valparaíso es el puerto de datos de Chile. Todos los cables de fibra óptica más importantes del mundo convergen por esta ciudad en nuestro país, lo cual no es novedad. Cabe recordar, que a finales del siglo XIX cuando comenzó la globalización, los cables de telégrafo submarinos salían desde Valparaíso hacia el mundo.

Hemos sido siempre la puerta de entrada y salida de los datos por el cable submarino. Somos el padre de la globalización 1.0 y las Naciones Unidas nos reconocen por ser un testimonio excepcional de la fase temprana de globalización, preparados en la actualidad para atraer capital e inversión con miras a desarrollar talento.

Por lo mismo, cuando estamos ad portas del inicio del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) que permitirá a Chile posicionarse como un referente en las tecnologías 4.0, le damos la bienvenida al cable de Google. Espero que nuestros científicos de la Red Universitaria REUNA también tengan un acceso privilegiado que les permita disfrutar de estos sistemas de comunicación de alta velocidad. Por eso, el nuevo cable submarino de Google en Chile es un paso más para seguir siendo pioneros de la Globalización 4.0 en el continente.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

La bala

Envíada por Claudio Jiménez Rojas | 14 octubre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV