sábado, 16 de noviembre de 2019 Actualizado a las 19:37

Ex presidente también está cuestionado por aportes de SQM, Aguas Andinas y Sigdo Koppers

Crece la cantidad de millones bajo sospecha de ir a parar a la campaña presidencial de Piñera

por 7 septiembre, 2015

Crece la cantidad de millones bajo sospecha de ir a parar a la campaña presidencial de Piñera
La sociedad Inmobiliaria El Boldo, que es propiedad de Sebastián Piñera, recibió $8 millones durante diciembre de 2009, en plena recta final de la campaña presidencial de ese año, la que luego de una segunda vuelta lo llevó a La Moneda. La empresa pagadora es Comercial Los Lagos Limitada, que también aportó $12 millones irregulares a la candidatura de Eduardo Frei.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Es información que aparece en las carpetas investigativas del caso SQM. El 19 de junio entregó su testimonio a los fiscales la contadora de la empresa Comercial Los Lagos, Filomena Valenzuela, en calidad de testigo. La mujer fue citada debido a una factura irregular emitida a esa empresa por Clara Bensan, quien ha reconocido que firmó documentos falsos para ayudar a financiar la fallida campaña presidencial de Eduardo Frei durante 2009.

Y aunque Filomena Valenzuela negó conocer a Clara Bensán, y afirmó que en los registros de su empresa no existía ningún respaldo del pago de $12 millones que recibió Agesin –la sociedad mediante la cual Bensan triangulaba los aportes a Frei–, sí entregó nuevos antecedentes al Ministerio Público al facilitar documentación interna de la firma.

Según información que aparece en los libros diarios de la contabilidad de la empresa, el 15 de diciembre de 2009 se giraron $8 millones a Inmobiliaria El Boldo, la que es propiedad del ex Presidente Sebastián Piñera. El pago se realizó desde la cuenta que en ese momento tenía Comercial Los Lagos en el banco BCI.

En la contabilidad entregada a la Fiscalía no aparecen otros giros a El Boldo, ni tampoco a otras sociedades por el mismo monto. De acuerdo a los libros diarios, los giros de la empresa estaban destinados a inversiones en fondos mutuos y pagos de arriendo, en la mayoría de los casos.

En su declaración ante la Fiscalía, la contadora de la empresa entregó detalles de los controladores y los negocios a los que se dedica la firma: “Sociedad de inversiones, rentista de capitales mobiliarios e inmobiliarios. Los socios de la empresa son don Ramón Eblen Kadis, don Jorge Tadeo Eblen Kadis, don Antonio Francisco Clemente Eblen Kadis y tres empresas de los mismos dueños”: Inversiones Andes SpA, Agrícola Monte Olivo S.A. y Patagonia Food Ltda.

Según información que aparece en los libros diarios de la contabilidad de la empresa, el 15 de diciembre de 2009 se giraron $8 millones a Inmobiliaria El Boldo, la que es propiedad del ex Presidente Sebastián Piñera. El pago se realizó desde la cuenta que en ese momento tenía Comercial Los Lagos en el banco BCI. En la contabilidad entregada a la Fiscalía no aparecen otros giros a El Boldo, ni tampoco a otras sociedades por el mismo monto. De acuerdo a los libros diarios, los giros de la empresa estaban destinados a inversiones en fondos mutuos y pagos de arriendo, en la mayoría de los casos.

Los hermanos Eblen Kadis han participado en diversos negocios. En la década pasada llegaron a tener casi el 10% de LAN, donde también estaba Sebastián Piñera. El grupo se dio a conocer en la industria textil, pero con el paso del tiempo diversificaron sus negocios y hoy están presentes en emprendimientos agrícolas, inmobiliarios y en la producción de salmones.

La inmobiliaria

El Boldo no es una sociedad desconocida. A inicios de 2002 la inmobiliaria del ex Mandatario desató una fuerte polémica en Zapallar, donde quiso construir –junto al empresario de Lo Valledor Juan Carlos Martí– un condominio de 10 edificios con más de 180 departamentos, además de un hotel de lujo.

La resistencia de los habitantes del balneario al proyecto enojó a Piñera, quien le habría dicho a un empresario, en tono de amenaza: “Si este asunto continúa, les daré gusto a los zapallarinos: construiré en las densidades y tamaños que ellos quieren. Para ello llamaré a la Fundación un Techo para Chile e instalaré con casas del Hogar de Cristo una colonia de veraneo popular en el cerro de Zapallar. Lo estoy pensando seriamente", publicó El Mercurio el 6 de julio de 2002.

Esa disputa terminó mal para Piñera. Los terrenos en el cerro El Boldo donde pretendía construir su condominio se vendieron a varios vecinos de la zona, y hoy allí funciona un extenso parque de conservación natural.

La Inmobiliaria El Boldo fue constituida el 16 de julio de 1996 en la Notaría de Eduardo Pinto por dos cercanos al nuevamente candidato presidencial de la centro derecha: Carlos Zepeda y Rodrigo Hinzpeter. Zepeda fue uno de sus mejores amigos –falleció en 2013–, y durante el paso de Piñera por La Moneda lo instaló en la presidencia de TVN. En ese mismo periodo Hinzpeter fue su ministro del Interior y luego de Defensa.

El capital inicial de El Boldo fue de $1 millón, pero ya en octubre de 1996 este había ascendido hasta los $5 mil millones. En ese momento sus accionistas eran Inversiones y Rentas Las Nieves Ltda. y Bancard, uno de los vehículos de inversiones del magnate. Cada una poseía 50 acciones.

El 9 de noviembre de 2009 –en plena campaña presidencial de entonces y cuando Piñera preparaba su desembarco en La Moneda–, El Boldo absorbió a Inversiones Inmobiliarias Bancard Limitada, totalizando un capital de $5.493 millones. Ese trámite es el último registrado en el Diario Oficial.

El giro realizado por Comercial Los Lagos a El Boldo es solo el último episodio de una serie que instala la sospecha en la pasada campaña presidencial de Piñera. Hasta ahora se sabe de $350 millones aportados por SQM a Bancorp, pagos que la minera rectificó ante el SII reconociéndolos como irregulares. También los pagos a ex ejecutivos de CHV, cuando el ex Mandatario estaba al mando del canal, por parte de Aguas Andinas y Sigdo Koppers –empresa que además aportó por otras vías a la campaña–, entre otras. El tercer flanco abierto por esa campaña es el contrato forward entre Bancorp y CB, empresa ligada al grupo Cruzat, que está siendo investigado por la Fiscalía.

Hasta ahora el entorno de Piñera ha apuntado a Santiago Valdés –su ex administrador electoral y ejecutivo de Bancard que será formalizado por la Fiscalía– como quien debe entregar explicaciones por estos casos. También el gerente de Bancard, Nicolás Noguera, ha defendido el actuar de la empresa controlada por el ex gobernante. Entrevistado por los fiscales del caso por platas políticas, señaló que las asesorías a SQM se prestaron e incluyeron información sobre “materias económicas y de mercados financieros”.

Según esa versión, el propio Santiago Valdés entregó asesorías al ex gerente general de SQM, Patricio Contesse.

Contactados por El Mostrador, en el entorno de Sebastián Piñera dijeron ignorar la situación de la Inmobiliaria El Boldo y el pago recibido por Comercial Los Lagos.

Piñera el constructor

El negocio inmobiliario es uno de los favoritos de Sebastián Piñera. Ya en los 90 participó junto a los Cueto y los Martínez en Valle Escondido, también en la Constructora Aconcagua –con su amigo Andrés Navarro y los hermanos Aníbal y Gustavo Montero–, en la Constructora Echeverría e Izquierdo –de Fernando Echeverría, su futuro intendente metropolitano–. Además, asociado con Ricardo Bachelet, uno de los socios de CMB, crearon Las Bandurrias Ltda. e Inversiones Última Esperanza, sociedades con las que se lanzaron a construir edificios en el sector oriente de Santiago, consigna el libro Piñera: historia de un ascenso, de las periodistas Bernardita del Solar y Loreto Daza.

Aunque su primer emprendimiento inmobiliario fue la Constructora Toltén, la que creó junto a Antonio Krell. Lo que hacían era comprar casas y sitios baratos en La Florida, Macul y Peñalolén, donde levantaban nuevas viviendas que luego vendían. Así lograron hacerse con más de 100 sitios. Cuando estos subieron de precio liquidaron la constructora y obtuvieron más de US$2 millones. “Nunca había visto junta tanta plata”, declaró Piñera a la revista Qué Pasa en 1992 a raíz de este negocio.

El proyecto Casa Grande en Peñalolén, que incluía viviendas de más de UF5 mil, estuvo amenazado en 1999, cuando un grupo de pobladores se tomó un terreno adyacente y levantó la famosa “toma de Peñalolén”. El hecho amenazó la plusvalía de las casas y llevó al socio de Piñera, Ricardo Bachelet, a negociar directamente con el Gobierno en 2004 para solucionar el problema. Ricardo es primo lejano de la Presidenta Michelle Bachelet, según publicó el periodista Manuel Salazar en Punto Final.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV