Publicidad
Recomendaciones para cuidar la salud ocular del humo y calor extremo de incendios forestales Salud

Recomendaciones para cuidar la salud ocular del humo y calor extremo de incendios forestales

En medio de los incendios forestales que están afectando a diversas localidades de la zona centro-sur del país, la salud ocular es un tema importante, ya que tanto Bomberos, diversas instituciones y personal de ayuda, así como residentes de las áreas siniestradas pueden sufrir distintos problemas. Es por ello que expertos entregaron consejos para proteger los ojos.


El humo provocado por un incendio forestal se compone de gases y partículas que no solo pueden dañar las vías respiratorias de una persona, sino que también sus ojos.

Sequedad, ardor, picazón, enrojecimiento, conjuntivitis, queratitis (inflamación de las córneas) y hasta quemaduras, son los efectos que puede ocasionar una tragedia como esta en materia de salud ocular.

El calor extremo, por su parte, genera principalmente sequedad en los ojos, debido a la evaporación de las lágrimas.

En este contexto, atendiendo a los incendios forestales que afectan a varias zonas del centro y sur de Chile, Eusebio García, oftalmólogo y director médico de Clínica Oftalmológica Providencia, entregó algunas recomendaciones para proteger la salud visual de la población:

En primer lugar, usar lentes de sol si se está directamente implicado en la extinción del incendio, o colaborando para evitar que se reavive, para así evitar el contacto directo.

Utilizar lágrimas artificiales que ayudan a lubricar los ojos y a expulsar solo con el parpadeo cualquier cuerpo extraño que haya penetrado en el ojo (ceniza, arenilla), también es importante. Esta acción produce un efecto de lavado, sin necesidad de tocar los ojos.

Otra recomendación es evitar el uso de lentes de contacto, a fin de prevenir lesiones oculares durante su extracción.

En la medida de lo posible, permanecer dentro de la casa, sobre todo si ya se tiene alguna afección ocular, como conjuntivitis alérgica, ojo seco. Sumado a esto, evitar frotarse los ojos, porque puede empeorar el problema.

Una de las recomendaciones es colocar compresas frías sobre los ojos, ayudará a mantenerlos más hidratados, aliviar el ojo rojo, la picazón y una posible quemadura.

Cabe recalcar, que es importante acudir a la consulta con un oftalmólogo si estuvo expuesto a este tipo de situaciones, sobre todo si se presenta ardor en el ojo, dolor o picazón de manera persistente, o si se presenta alguna secreción, para la prescripción del tratamiento más adecuado.

Publicidad

Tendencias