sábado, 28 de noviembre de 2020 Actualizado a las 16:36

Orden furtiva de Rajoy a fines de 2012d aumentó deuda española al margen de balance

por 9 enero, 2013

Orden furtiva de Rajoy a fines de 2012d aumentó deuda española al margen de balance
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El primer ministro español Mariano Rajoy agregó más de 3.000 millones de euros (US$3.900 millones) a su deuda en las últimas horas de 2012 con una disposición de vísperas de Año Nuevo de eliminar un techo a las pérdidas garantizadas por el gobierno de las compañías de servicios.

La decisión, que se anunció en la gaceta oficial, se sumó a la creciente deuda de tarifas eléctricas, que no está incluida en las cuentas públicas. El déficit superó los 20.000 millones de euros a fin de año, según informes del gobierno.

El sistema de electricidad español que controla el gobierno ha percibido menos ingresos de los consumidores de lo que paga a las compañías eléctricas desde hace más de 10 años. Los funcionarios han cubierto la diferencia mediante la venta de bonos a través del llamado programa FADE, que no se refleja en las cuentas públicas.

“Con una garantía explícita, toda pérdida final se traslada al contribuyente español, como pasó en Irlanda en mayor proporción con los bancos”, dijo Ciaran O’Hagan, jefe de estrategia de tasas para Europa de Société Générale SA. “Se trata de una suma muy alta si no se halla pronto una solución permanente”.

El compromiso de España de reducir su déficit ha declinado luego de que la promesa del Banco Central Europeo de respaldar la deuda soberana redujera los rendimientos de los bonos. A pesar de tener un déficit que según la Comisión Europea excederá los objetivos, los costos crediticios de España se han desplomado desde que el presidente del BCE, Mario Draghi, asegurara que haría lo que hiciera falta para preservar el euro.

Venta de bonos

El anuncio del 31 de diciembre, que se sumó a una ley que rige los derechos jubilatorios para el personal doméstico de limpieza, permite que el gobierno venda bonos para cubrir el déficit de energía en el marco del programa FADE. Sin la ayuda de los contribuyentes, compañías de servicios como Iberdrola SA y Gas Natural SDG SA se verían obligadas a financiar el déficit del sector.

El resultado constituye una victoria para el ministro de Presupuesto, Cristóbal Montoro, sobre el ministro de Industria, José Manuel Soria. Ambos se habían enfrentado el último año en relación con el déficit de energía. Soria dijo en septiembre que cumpliría con el límite de déficit de 1.500 millones de euros en 2012 y que lo eliminaría este año. Es probable que el déficit del año pasado haya llegado a los 4.800 millones de euros, según el lobby del sector de energía.

El plan de Soria se derrumbó luego de que Montoro excluyera de su plan de gasto de 2013 unos 2.100 millones de euros de subsidios para cubrir reembolsos de deuda tarifaria acumulada. La medida implicó casi la mitad de los ingresos adicionales que Soria anticipaba para el sector, y la mayor parte del resto estaba cubierta con un impuesto de 7 por ciento a la generación aprobado en diciembre.

Si no se toman medidas, la deuda de energía alcanzaría los 50.000 millones de euros para 2015, dijo Soria el año pasado. El déficit de 2012 equivale a alrededor del 70 por ciento de las ganancias de las cuatro mayores empresas de energía de España.

La deuda supone un problema de la misma magnitud que los activos inmobiliarios tóxicos que obligaron a Rajoy a solicitar a Europa 39.000 millones de euros de ayuda para los bancos, según Cesar Molinas, ex jefe de renta fija para Europa de Merrill Lynch y ahora socio del fondo de capital de riesgo CRB Inverbio.

“Es de la magnitud del rescate bancario”, dijo Molinas en entrevista telefónica. “Nos encaminamos a eso.”

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV