jueves, 18 de abril de 2019 Actualizado a las 17:31

Sigue la búsqueda de Emelyn en Licantén

El confuso caso de secuestro a niña de 11 años que estaba a cargo de sus abuelos

por 6 febrero, 2018

El confuso caso de secuestro a niña de 11 años que estaba a cargo de sus abuelos
Luego de la conmociono que ha generado el presunto secuestro de la pequeña Emelyn Canales, los abuelos contaron como sucedieron los hechos, sin dejar de haber contradicciones en su relato. La madre también dijo cómo le había advertido a su padre sobre los antecedentes del hombre que se hizo pasar por brujo y terminó desaparecido con la menor. Sobre el caso, el abogado Carlos Durán sostuvo que "es muy confuso, yo creo que están todas las tesis abiertas”, y es por ello que incluso el abuelo podría recibir responsabilidad legal por lo ocurrido.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Gran conmoción ha causado el secuestro Emelyn Canales, de solo 11 años, en Licantén, región del Maule. La menor es intensamente buscada no solo por Carabineros y la PDI, sino por Bomberos y una serie de voluntarios que se han ofrecido a rastrear el lugar.

La niña estaba a cargo de sus abuelos mientras la madre, Sandra Vidal, trabajaba. “Yo estaba trabajando y llegué el viernes en la tarde y le pregunté a mi mamá dónde estaba la niña, y me dijo que había salido para el cerro con mi papá y con el tipo. Y que habían ido a buscar supuestamente un entierro y que la Emelyn los tenía que acompañar. Y eso es lo que me dijeron a mí”, declaró la madre.

Luis Rafael Vidal, abuelo de Emelyn, habría salido ese día alrededor de las 19:00 horas en compañía de la niña y de José Manuel Navarro, un hombre de 31 años quien había cumplido una condena de 5 años por abuso sexual a su hermana. El individuo se habría hecho pasar por brujo y convenció al abuelo de un supuesto “entierro” o tesoro en el cerro El Quelmén, “lejos como a 10 kilómetros aquí loma para arriba”, acotó el hombre mayor.

“Venía a lo lejos, no muy seguido tampoco”, señaló a los medios el abuelo. El problema es que tanto la madre de la niña secuestrada, al igual que sus padres, sabía de los antecedentes de Navarro. “Sí sabía algo”, afirmó y agregó que todos los hermanos le advertieron a su padre. Sin embargo, nunca quiso hacer mayor frente respecto a las visitas del hombre buscado como secuestrador, pues no se sentía con propiedad por su situación de allegada a la casa de sus padres.

Respecto a esto, Norma Herrera, abuela de Emelyn también dijo que  conocía los antecedentes. "Pero yo creía que ya había cambiado, que lo habían tenido detenido”, sostuvo compartiendo el pensamiento de su marido sobre que Navarro pudo haber cambiado tras la cárcel.

Pero para la abuela, quien se encontraba en la casa cuando los tres partieron su rumbo para encontrar el supuesto tesoro, algo no andaba bien. “Siempre llega con mentiras, con tonteras. Como que se hace pasar por leseras de él”, manifestó sobre el hombre desaparecido con su nieta y sobre quien aseguró que nunca le creyó que él sanara gente como decía.

Sin embargo, reconoció que nunca vio alguna conducta que pudiera determinar que el hombre buscaba a la niña: “No me di cuenta porque yo la cuidaba a ella y no vi nada extraño, cuando yo salía hacia mi pieza a lo mejor él conversaba con mi nieta. No me di cuenta de eso porque nadie se dio cuenta”

Por su parte, el abuelo ha reconocido su creencia por estos tesoros escondidos y afirmó estar convencido de que existen. “Eso es verdad, no es mentira tampoco”, dijo el abuelo de 60 años, quien, luego de que Navarro lo convenciera de ir por el tesoro, aceptó ir con la menor.“Bueno, yo la convide y ella fue. Si ella me hubiera dicho no voy, no hubiera ido”.

Durante el camino, el abuelo asegura que la hermana del presunto secuestrador lo llamó 3 a 4 veces, pero que el hombre solo contestó en dos ocasiones. “La hermana de él lo llamó dos veces que hiciera lo que tenía que hacer. Quiere decir que la hermana de él sabía todo”, afirmó Vidal.

Al llegar al lugar, se dispuso a excavar y luego Navarro le pidió a la niña que cerrara los ojos. Fue ahí cuando habría agarrado la pala para golpear al abuelo, tirándolo al pozo que habían cavado de cabeza produciéndole diversas heridas y hematomas en su cabeza.

“El me quiso enterrar, matarme. Él pensó que me había dejado muerto a mí. Yo después de eso me recuperé, menos mal que no me aturdí al tiro, me aturdí después que salí arriba. Me pude salir de ese hoyo, y después del hoyo me quedé arriba y dormí como una hora más. Ahí me recuperé y me vine a la casa”, dijo el abuelo en primera instancia.

Pero la entrevista que realizaron los medios de comunicación este lunes afuera de su casa fue extensa. Mientras los minutos pasaban fue agregando otro tipo de información e incluso cambiando un poco la historia: “Me tiró unas palas de tierra, me quiso tapar y menos mal yo fui capaz de salir antes que me aturdiera. Si me aturdo me muero”, sostuvo después. Y agregó: “De lo que salí para arriba le quité la pala. Y ahí me le metió para el bosque y no pude hacer nada”. Luego de eso asegura no acordarse de nada, ni de que si logró gritarle algo a la niña. Pero también afirma que la niña "arrancó" de su lado apenas sintió el palazo a su abuelo.

La madre de Evelyn no supo lo que pasó hasta llegar a casa. “Llego a eso de faltando para la 1 y mi papá todo machucado, lleno de sangre y con el cuello para el lado y ahí yo le pregunto que donde estaba mi hija y yo me desesperé, no sé y le dije que la fuera a buscar. Y le pregunté y él dijo que no sabía, porque había quedado inconsciente y que le habían pegado”, acotó Sandra. Tras eso la tía de la menor llamó a Carabineros.

Además, Cristian Canales, padre de Emelyn aseguró que hubo algunos hallazgos de su paso por el lugar. "Se encontró donde pasaron la noche, se nota que el piso estaba marcado, encontramos rastros de la niña. Como yo no vivo con ella, no sé qué ropa ni calzado utilizaba, le saqué una foto, se la mostré a su mamá y ella me confirmó que era su huella", afirmó.

También dijo que el sospechoso "conoce toda la zona, fue vecino mío, estamos súper cerca las familias, estudiamos en el mismo colegio, él conoce al revés y el derecho toda la zona, él puede vivir perfectamente en el bosque y pasar desapercibido".

Mientras continua la búsqueda de la menor, han surgido varias hipótesis con los antecedentes que se van conociendo del caso.

Frente a la confusa declaración el abuelo, el abogado Carlos Durán sostuvo que le llamaron varias cosas la atención. "Primero el hecho de que se sabía de la condena del tipo, tanto él como la abuela”. Ante eso, agregó “el lugar está a 10 km de distancia, no son 200 metros. Sabiendo de la condena, dice 'la niña nos quiso acompañar'. Él invitó a la niña”.

Y continúa; “Dice textualmente 'la niña nos quiso acompañar'. O sea como que no dice que era una condición de que la niña fuera, dice como que la niña nos acompañó a un tema que era nuestro”. Además de que “y también el tipo habla de que tiene miedo que lo metan preso”, por lo que tendría consciencia de su mal actuar.

En su declaraciones, el abuelo comentó que “la justicia nos dice que si nosotros somos cómplices nos van a llevar presos a nosotros”, y que junto a su esposa han recibido amenazas de Carabineros.

“Es muy confuso, yo creo que están todas las tesis abiertas”, dice el abogado Durán. “Yo a este caballero no lo descartaría pero en ninguna hipótesis, si yo fuera fiscal del caso”, agrega después, y también asegura que es un caso extraño de secuestro, pues generalmente estos ocurren con relación directa a la víctima y no por un intermediario, que en este caso serían los abuelos.

Cabe recordar que estas no son declaraciones que se puedan contrastar en algún juicio, no afectarían en nada al abuelo de la niña pues fueron dadas a la prensa y no presentadas ante un fiscal. “Esto que está diciendo en la prensa no lo compromete en nada”, aseguró Durán.

Además agregó una hipótesis sobre estos pequeños cambios en el relato del abuelo publicado en Atentos Maule, que “por eso estos cambios que él hace en las declaraciones, no sé, por lo general se producen cuando la declaración no es tan espontánea. Cuando tú te quisiste meter una historia en tu cabeza y dijiste bueno, esta es la historia que voy a contar, tengo que aprenderme esta cuestión y ésta es la historia”.

Según su experiencia, el abogado explica que estas contradicciones “son síntomas, por lo general, de que hay una historia en la cabeza que se tiene que contar y no se están contando hechos reales como pasaron, sino que cada vez que te hacen una pregunta recurres a esta historia, entonces en ese camino de ir y volver de la historia se producen esos baches en las declaraciones”. Por lo que repite que cree que están todas las tesis abiertas en este confuso caso.

Además, el abuelo declaró: “Ella me tendría que haber ayudado cuando yo estaba mal. Y ella le hizo caso al otro hombre, y el otro hombre se la llevó”. Luego dijo creer que “el hombre andaba interesado en ella y la engañó”.

“Ellos pensaron que a mí me dejaron muerto ahí”, también dijo Vidal. ¿Por el golpe?, le consultó un periodista, a lo que respondió “claro, y después yo me recuperé y me vine”.

Finalmente, variados operativos policiales y de parte de bomberos se han desplegado por Licantén para la búsqueda de Emelyn. Además hay personas quienes dijeron haber visto a Navarro junto a la niña durante la tarde del domingo, por lo que no estarían muy lejos de la localidad.

Por ahora, el único deseo de Norma Herrera –y de sus familiares- es “que lo pillen y lo encuentren y a mi niña también”.

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

Noticias

Noticias del día