lunes, 28 de septiembre de 2020 Actualizado a las 08:57

BRAGA

“Cicatriz”: el libro de Elizabeth Retamal, quien presenta una guía ilustrada para volver a amarse

por 1 septiembre, 2020

“Cicatriz”: el libro de Elizabeth Retamal, quien presenta una guía ilustrada para volver a amarse
El libro álbum de la joven ilustradora chilena Elizabeth Retamal Mella, publicado por Ediciones Amuleto, parte del grupo editorial Los Perros Románticos. Esta guía presenta un recorrido por la historia personal de su autora, quien a través del dibujo pudo superar los efectos del bullying que sufrió durante su juventud debido a una herida de infancia que le dejó una cicatriz en su rostro.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Este viernes 4 de septiembre se realizará el lanzamiento de Cicatriz, el "libro terapia" de la joven ilustradora Elizabeth Retamal Mella, quien presenta una historia de superación y conciliación ante la violencia y discriminación que su autora sufrió durante su infancia y juventud producto de una cicatriz que un accidente casero le dejó en su rostro, y donde el dibujo sirvió de refugio y forma de expresión para salir adelante.

La joven señala que la temática del libro le llega especialmente a las mujeres, porque “en la sociedad en que vivimos el tema de la apariencia siempre es mucho más fuerte para las mujeres. Te dicen que debes ser flaca, no tener estría, etcétera, y al final esas cosas dan lo mismo y no te hacen ni más ni menos que los demás, por eso decidí e insistí tanto en sacar este libro para que llegue a otras personas, porque si yo a los 13 años hubiese recibido un libro así, quizás ni hubiese sido un proceso tan duro, me hubiese dado un poquito de esperanza”.

“Para mí esto es como el cierre de un ciclo donde Cicatriz pasó a ser mi libro terapia. Cuando tenía un año y medio, sufrí un accidente en mi casa que me generó una quemadura grado 3 en mi mejilla izquierda dejando una marca para siempre. Yo nunca lo entendí hasta que salí de la burbuja de mi familia y tuve mi primer incidente en un jardín infantil de la JUNJI en Talcahuano, donde otro compañerito me pellizcó y me cacheteó porque a él le daba nervio la cicatriz y era muy chiquitito para entender, y ahí me di cuenta que era distinta y que todos hablaban de eso, de algo que yo no entendía, y la verdad es que fue un proceso súper complejo, sobre todo para mi mamá, que hasta el día de hoy se siente responsable por el accidente”, explica Elizabeth sobre los primeros años luego del accidente.

“Los cuatro años de enseñanza media fueron los peores de mi vida, mi mamá en cuarto medio me iba a dejar todas las mañanas arrastrando para que yo terminara la enseñanza media porque ella sabía que yo no iba a sobrevivir otro año más ahí, y ahora me doy cuenta que la mayoría de mis compañeros eran niños que venían de familias disfuncionales y que probablemente sufrían todo tipo de abusos y violencia en sus casas, y obviamente iban a agarrar para lo que fuera a la cabra chica que estaba siempre dibujando y que se escondía debajo de la mesa”, agregó la autora.

En este contexto de bullying constante, la ilustración se transformó en su forma de expresar lo que sentía, y gracias al grupo de amigos con los que se juntaba para dibujar, se motivó para ser ilustradora.

Este fue un proceso “muy fuerte por tener que dejar mi casa e irme de Talcahuano a Santiago a estudiar porque la carrera no estaba en regiones, y decidí dedicarme a esto porque me di cuenta que todas las secuelas que dejó el abuso y el bullying que sufrí, la única manera que tenía para poder expresar lo que sentía era a través del dibujo. Y ya estando acá en Santiago a los 25 años estando en un diplomado, decidí hacer un libro terapia, y por eso nació Cicatriz”, explicó la joven escritora.

 La cicatriz de una batalla ganada

 Reconciliarse consigo y reconocerse para volver a unir los delicados pedazos de una porcelana rota, es la metáfora que Elizabeth ocupa para colorear su propio recorrido por el maltrato infantil y juvenil.

Al respecto, la joven ilustradora explica que “a los 18 años tuve la posibilidad de operarme, pero inconscientemente me di cuenta de que si yo me operaba y me veía normal, era como pescar todos mis problemas y esconderlos debajo de la alfombra, entonces para mí haberme dejado la cicatriz es como llevar una cicatriz de una batalla que gané y por eso yo la llevo súper orgullosa”.

En el diseño del libro se puede apreciar un doble discurso que Elizabeth quiso exponer. En la contraportada se muestra un árbol que está seco y que luego ha florecido, lo que para ella “refleja el proceso que yo viví y que siento que todos tenemos esa capacidad, porque creo que todos tenemos la capacidad de florecer en algún momento de nuestras vidas”.

Respecto a la portada, “la imagen está inspirada en una técnica japonesa que es muy bonita donde se valora diez mil veces más un objeto trizado a uno que se parezca a diez mil iguales. Ellos tomaban los tazones y los quebraban, y cada vez que tú tirabas un tazón al suelo, todas las cicatrices eran distintas, todas las fisuras eran distintas, y ese tazón valía mil veces más que cualquier otro, y ellos lo restauraban con oro;  entonces puede que sea algo físico, algo que sea visual, puede que tengas una cicatriz en la espalda, puede que tengas una cicatriz que te atraviesa toda el alma, pero al final una cicatriz es una grieta por donde entra la luz, y eso es lo que quiero transmitir con este libro, una pista para encontrar la conciliación con uno mismo, de cómo encontrarte y poder amarte, porque no es fácil”, detalló la autora.

“Una guía para volver a amarse”

 Cicatriz puede ser leído por personas de cualquier edad y busca servir como un patrón común para la mayoría de las relaciones, donde para Elizabeth “si tú no te ves a ti mismo, no te amas a ti mismo, no puedes tener la base para amar a otros, no tienes una base para establecer relaciones sanas, entonces con el tiempo crecí y me empecé a dar cuenta de que no importaba cuantas orejitas de gato me pusiera, o cuántos cosplay hiciera para poder llamar la atención del resto, lo que importaba era el amor que tenía hacia mi misma y mi capacidad para reconocer mis capacidades, que eso era lo que me iba a permitir salir adelante y establecer relaciones sanas con el resto, por eso el personaje decide observarse y verse por primera vez, porque en todo el libro aparece ignorándose, y cuando decide observarse, se da cuenta de que al otro lado del espejo estuvo ella misma todos esos años esperando un poco de amor de sí misma”.

Lanzamiento virtual en Youtube

 El lanzamiento de Cicatriz se llevará a cabo en el marco de la 2da Lluvia de Libros, organizada por Editores de Chile, feria que en esta ocasión se realizará de manera virtual debido al COVID-19, concentrando todas las actividades en el canal de Youtube de Editores de Chile, donde se podrá ver el lanzamiento del libro a partir de las 11:00 horas del viernes 4 de septiembre. Cicatriz será presentado por Elizabeth Retamal Mella, la Periodista Alejandra Valle y el ilustrador Maximiliano Cabrera, mientras que el moderador será José Arroyo, Encargado de Comunicaciones del grupo editorial Los Perros Románticos.

Más información sobre El Mostrador