domingo, 17 de noviembre de 2019 Actualizado a las 13:35

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Bajista de Faith No More en Womad 2019: "En Chile se están haciendo cosas muy sofisticadas"

por 8 febrero, 2019

Bajista de Faith No More en Womad 2019: “En Chile se están haciendo cosas muy sofisticadas”
Billy Gould asistirá al festival musical Womad, que comienza el próximo fin de semana, como "padrino" de la banda balcánica Dubioza. "Es música para escuchar en vivo, en un gran escenario. Tiene un encanto balcánico, que refleja de dónde vienen", explica. En Chile además se dedicará a mezclar un disco del grupo rapero Cómo asesinar a Felipes.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una semana estará en Chile el bajista de Faith No More, Billy Gould, quien, entre otras actividades, asistirá al festival musical Womad, que se realizará desde el 15 al 17 de febrero en la Plaza La Paz, en la comuna de Recoleta.

El artista estará allí en virtud de la presentación de la banda balcánica Dubioza, uno de los platos fuertes del evento, a la que conoce hace más de una década y que ha "apadrinado" en múltiples proyectos.

"Iré porque Dubioza finalmente tocará en Chile, lo que me parece genial, y también para mezclar el disco de Cómo asesinar a Felipes", comenta a El Mostrador.

En total el músico, que dice que ya ha perdido la cuenta de cuántas veces ha venido al país, estará una semana.

Dubioza Kolektiv.

Onda balcánica

Gould mantiene vínculos con grupos de todo el mundo. En el caso de Dubioza, se remonta a más de una década.

"He estado yendo a los Balcanes por mucho tiempo. Además resultó que tenemos amigos en común de vieja data. Los conocí en 2007. Estaba en Sarajevo, en un show, y les hablé. Me gustaron. Ya sabía sobre la banda, tiene una buena onda. Mientras más hablábamos, más notaba que podíamos trabajar juntos. Ambas partes pensaban que era una buena idea, y empezamos", recuerda.

"Es música para escuchar en vivo, en un gran escenario. Tiene un encanto balcánico, que refleja de dónde vienen", añade. Y dice que aunque no está previsto que esté en el escenario, sí será parte del público.

Productor internacional

Actualmente Gould tiene su propio sello discográfico, Koolarrow Records.

"Creo que hay mucha música internacional y trato de trabajar con artistas que me parecen interesantes. Creo que el desafío es que muchas veces no piensan de forma internacional, solo a nivel local. Y yo trato de combatir eso, porque creo que hay un vínculo entre música y política. Por ejemplo, creo que la gente debe tratar de pensar fuera de su propio entorno, porque hay muchas cosas interesantes", explica.

"También creo que es genial que Dubioza venga a Chile, porque pienso que a la gente le gustará su música. Creo que son muy positivos, su energía es muy buena, la gente va a recibir algo muy natural. Pero al mismo tiempo son gente con una perspectiva muy diferente, son muy humanos, y creo que tienen algo para entregar a Chile. Me parece muy importante".

Cómo asesinar a Felipes.

Cómo mezclar a Felipes

En cuanto a Cómo asesinar a Felipes, también con ellos tiene una relación desde hace unos diez años.

"Creo que hacen algo muy interesante. Desde la perspectiva chilena, es lo opuesto a lo que decía de Dubioza. Son locales en Chile, pero yo estoy tratando de hacerlos internacionales", señala.

Para él, esta banda "tiene mucho que ofrecer. Creo que son unos muy buenos representantes de Chile, porque hacen cosas muy interesantes a su propia manera. Eso hay que incentivarlo".

Gould destaca "su enfoque musical, hablan su propio lenguaje. Es muy inteligente, pero también se siente bien, y esa es una combinación que no siempre es fácil de lograr. De alguna manera también son muy chilenos, pero no es la música latina como estereotipo, aunque sigue siendo música latina".

El problema del lenguaje

Un desafío, en este sentido, claro está, es el tema del lenguaje. ¿Cómo promover en un país angloparlante a un grupo que canta en español?

"Es verdad, pero piensa en la cantidad de bandas estadounidenses que vienen a Chile. Solo hablan inglés", responde.

¿Pero acaso eso no tiene que ver con que Estados Unidos es un imperio, también cultural?

"También es verdad, pero hay otras bandas que hablan otros lenguajes y que les va muy bien. Por ejemplo, Buena Vista Social Club. Ellos no hablan inglés, pero les va bien en todos lados. Creo que es posible. Si la música es buena, va más allá del lenguaje".

World music

Por esto mismo, para Gould la tendencia de la world music es algo que se seguirá expandiendo. Si hace 50 años el flujo era mayormente desde Estados Unidos al resto del mundo, ahora también hay más corriente inversa.

"Creo que la mente se está abriendo para nuevas experiencias", acota.

Sin embargo, al mismo tiempo resalta los desafíos de este movimiento. Un ejemplo es el festival Womad, "que depende del apoyo que reciba", sobre todo a nivel gubernamental, en virtud de su política de accesibilidad, con entradas gratuitas o económicas.

"Creo que el Gobierno juega un papel. Si solo haces música según su rentabilidad, reduces la experiencia cultural. Y eso afecta tu calidad de vida. Mientras mejor sea la sociedad, más abierta es a lugares fuera de sí misma. Womad, por ejemplo, ya existe en Chile. Allí puedes ver música de todo el mundo. ¿No sería una vergüenza si no existiera? Imagina si el próximo año no pudieran realizarlo. Hablaría de un país distinto".

El nombre de Chile

Para Gould, ejemplos como Womad de hecho son responsables del "buen nombre que tiene Chile y los artistas chilenos en el exterior, en Brasil, México e incluso España. Hay gran respeto por la calidad de las cosas que vienen de Chile".

"Creo que gran parte se debe a que la cultura en Chile es muy inteligente y se están haciendo cosas muy sofisticadas. Y pienso que la única forma de hacerlo es teniendo una gran visión", asegura, lo que incluye el intercambio mutuo con el resto del mundo, el que Chile realiza "mucho más que otros países".

"De hecho eso ayuda al país. La gente lo escucha, lo siente. Creo que en Chile se está haciendo música muy buena. Paso mucho tiempo escuchando bandas y yendo a shows cuando estoy allá. La escena musical en Chile es muy cool".

¿Ha ayudado Internet, y en particular Spotify, en el intercambio musical mundial?

"Sí, por cierto. Yo no quería unirme a Spotify, porque como músico dificulta hacer música, porque pagan muy mal. Es más duro para el artista. Sin embargo, he descubierto un montón de bandas geniales en Spotify, que no habría conocido de otra manera. Soy un tipo que siempre busco grupos, así que realmente me sorprendió las cosas geniales que había", admite.

"Tener acceso a Spotify es muy bueno, pero es mejor para el auditor que para el que trabaja haciendo música. No me gusta el modelo de negocios. Hoy los artistas viven más de los conciertos que de los discos, sin duda", afirma.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV