miércoles, 1 de diciembre de 2021 Actualizado a las 08:33

San Marcos metió un pie en la Copa Sudamericana

por 17 mayo, 2015

San Marcos metió un pie en la Copa Sudamericana
La holgada victoria por 3-1 sobre la Universidad Católica reflejó muy tibiamente la enorme superioridad del sorprendente equipo dueño de casa, que pudo lograr un marcador mucho más amplio. La llave se definirá este miércoles en San Carlos de Apoquindo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Tenemos ambición, recursos futbolísticos y fortaleza”, había dicho el día anterior Fernando Vergara, el director técnico de San Marcos de Arica, Y pocos le creyeron. En el momento de la verdad, sin embargo, hubo que darle la razón: el holgado favoritismo de Universidad Católica no hizo mella en San Marcos de Arica, y los nortinos se quedaron con una victoria amplia, 3-1, pero que pudo ser mucho más holgada.

La ambición se notó desde temprano. Antes de cumplirse el cuarto de hora, los ariqueños no sólo habían visitado a Franco Costanzo, el arquero de la UC, sino que se habían puesto en ventaja con un soberbio cabezazo de Leonardo Ramos. Una tibia reacción de los cruzados les permitió asustar a Eduardo Lobos, el portero rival, a través de remates de José Luis Muñoz y Roberto Gutiérrez, pero siguió predominando el ansia de triunfo de los locales.

Recursos futbolísticos también había. Resultó sorprendente para los volantes y los defensores católicos la manera en que San Marcos se desplegó por todos los sectores para prácticamente inmovilizarlos. La defensa comandada por el argentino Fernando Meza dio clase de anticipación, fortaleza en el juego aéreo y tranquilidad para salir jugando. Un mediocampo trajinador y talentoso a la vez abasteció de buen juego a delanteros rápidos, encaradores y determinados, que pusieron en constantes problemas a la zaga estudiantil.

Más de algún desprevenido pensó que, a los 37’, estaban repitiendo el gol inicial. Es que todo fue idéntico: córner desde la izquierda servido por Renato González y empalme con furioso cabezazo desde el punto penal. Lo único distinto fue el autor. Esta vez quien conectó fue el central Diego Oyarzún.

La fortaleza de San Marcos quedó muy marcada hasta los80 minutos de juego. Antes de irse al descanso, el equipo local pudo perfectamente aumentar la diferencia. Hubo al menos dos situaciones de angusta para Costanzo, una de ella un rodillazo contra su arco de su compañero Fernando Cordero. Sólo en los minutos finales, el local mostró algunas debilidades, pero ya era tarde para la UC.

En el descanso, el estratego cruzado, Mario Salas, ordenó un par de cambios que perjudicaron más que ayudaron. Uno era cantado: ingresó Fabián Manzano a suplir a un Claudio Sepúlveda muy perdido en la contención, aunque no consiguió reparar los forados que el equipo mostraba en el mediocampo. El otro sorprendió y resultó perjudicial: salió Diego Rojas para darle paso a David Llanos. Si en el primer lapso la UC había tenido escaso control del juego (aunque tuvo más la pelota), en el segundo se le perdió definitivamente.

10 minutos se demoraron los cruzados en cruzar por primera vez la mitad de la cancha. Y a esa alturas ya estaban 0-3, con nueva anotación del argentino Leonardo Ramos, esta vez con furibundo zurdazo. Y recién los 72’, mediante un remate elevado de Cordero, puso acercarse al arco rival.

En el intertanto, San Marcos dilapidó al menos cuatro ocasiones para sellar tempranamente la serie. Costanzo evitó dos en remates del propio trasandino y los demás atacantes malograron varios más en situaciones muy propicias.

Los minutos finales mostraron otro panorama. Parece ser cierto que los ariqueños tienen un déficit físico. Son muchos los partidos en que dejaron ir puntos en las postrimerías de sus encuentros. Esta vez la merma se notó a partir a los 80’. Bajó la precisión de Claudio Jopia, Gabriel Sandoval, Sebastián Rivera y Renato González, y los jugadores franjeados se encontraron por primera vez con libertad para recibir el balón y con espacios para profundizar.

Aprovechando eso, David Llanos recibió en posición adelantada y definió con frialdad, cuando se había agotado el tiempo reglamentario y se jugaba tiempo de recuperación.

Así logró la UC un descuento que le permite mirar con alguna esperanza la posibilidad de volcar la llave y clasificar a la Copa Sudamericana, el próximo miércoles en San Carlos de Apoquindo. Pero, actuando como lo hicieron en el norte, sus posibilidades parecen mínimas.

PORMENORES
Cancha: Estadio Carlos Dittborn, de Arica.
Público: 7.000, aproximadamente.
Árbitro: Claudio Puga.

SAN MARCOS (3): E. Lobos; M. Coronado, F. Meza (84’, W. Torres), D. Oyarzún, C. Jopia; S. Rivera, G. Sandoval, R. González; P. González, L. Ramos (80’, N. Medina) y K. Harbottle (86’. S. Dittborn). DT: Fernando Vergara.

U. CATÓLICA (1): F. Costanzo; S. Magnasco, G. Maripán, W. Ibáñez, F. Cordero; M. Ríos, E. Pulgar, C. Sepúlveda (46’, F. Manzano), D. Rojas (46’, D. Llanos); R. Gutiérrez y J. L. Muñoz (55’, J. Vargas).

Goles: 13’, Leonardo Ramos, cabezazo (SM); 37?, Diego Oyarzún, cabezazo (SM): 49’, Leonardo Ramos, cabezazo (SM); 92, David Llanos (UC).

Tarjetas amarillas: Sebastián Rivera (SM) y Walter Ibáñez (UC).

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV