martes, 20 de agosto de 2019 Actualizado a las 11:13

OPINIÓN

Autor Imagen

Narcotráfico: es el momento de actuar

por 21 julio, 2019

Narcotráfico: es el momento de actuar
Es un problema con múltiples causas, por lo que debe afrontarse desde una perspectiva integral que involucre distintas políticas públicas, distintos poderes del Estado y distintos servicios, donde el protagonista no debe ser el Gobierno de turno, sino la persona que habita los barrios que están siendo conquistados por la droga. Necesitamos la creación del Consejo Nacional Contra el Crimen Organizado y el Narcotráfico, bases de datos unificadas y operativas en los territorios, disminuir la impunidad, mejorar el proceso investigativo aumentando las condenas, como también la creación de una fiscalía especializada en narcotráfico y crimen organizado, junto con la reducción y un control efectivo de armas y municiones.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El narcotráfico es una enfermedad contagiosa, que no sólo está avanzando a paso firme en las poblaciones de las principales ciudades de nuestro país, sino que también amenaza con corromper las bases de nuestra  institucionalidad, tal como sucedió en Colombia durante los años 80 y 90 o como sucede en México en la actualidad.

Son miles los jóvenes que ven en esta forma fácil de hacer grandes sumas de dinero, una alternativa a su realidad marginal, donde el Estado parece haber sido reemplazado por el "capo" de turno y la educación pasa a estar relegada a un plano secundario, para darle protagonismo a la calle y sus vivencias.

Como Democracia Cristiana presentamos una serie de medidas que apuntan al combate contra el narcotráfico, propuestas que nacieron luego de un diagnóstico que hicimos en una mesa de trabajo multisectorial conformada por abogados especialistas, dirigentes vecinales y los propios alcaldes de las comunas más pobres y estigmatizadas por este problema.

Nuestro análisis se realizó bajo la premisa que el Estado no ha cumplido con las comunas más pobres del país, las que deben subsistir con recursos para seguridad ciudadana que son irrisorios, donde la educación y la salud casi no llegan a la población vulnerable, lo que permite entonces alimentar este círculo vicioso que va creciendo constantemente.

Son miles los jóvenes que ven en esta forma fácil de hacer grandes sumas de dinero, una alternativa a su realidad marginal, donde el Estado parece haber sido reemplazado por el "capo" de turno y la educación pasa a estar relegada a un plano secundario, para darle protagonismo a la calle y sus vivencias.

En relación a las medidas planteadas, queremos garantizar que haya más Carabineros en terreno a través de un control por GPS de móviles y efectivos. Necesitamos la creación del Consejo Nacional Contra el Crimen Organizado y el Narcotráfico, bases de datos unificadas y operativas en los territorios, disminuir la impunidad, mejorar el proceso investigativo aumentando las condenas, como también la creación de una fiscalía especializada en Narcotráfico y Crimen Organizado, junto con la reducción y un control efectivo de armas y municiones.

Esto último es fundamental, porque actualmente en Chile tenemos un total de 822.547 armas inscritas. Sólo el año 2018 se inscribieron 7.459 y 6.332 fueron declaradas extraviadas, es decir, un 85% del total del armamento inscrito ese año. Además, el 60% de los homicidios en la zona sur de Santiago son perpetrados con arma de fuego y de ellos, cerca del 70% se hicieron con armas inscritas, derribando el mito de la escopetas hechizas o las pistolas con el número de serie borrado.

En la comisión de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Diputados -que este año presido- aprobamos el proyecto que fortalece el control preventivo, iniciativa que fue analizada desde diversas perspectivas por distintas organizaciones e instituciones, como Unicef, el Ministerio Público y el Gobierno. Iniciamos, también, la discusión
del proyecto que sanciona penalmente el uso y fabricación de fuegos artificiales y estamos a la espera que desde el Senado se vote la denominada Ley Antiterrorista, para darle la urgencia que se merece en la comisión, como esperamos que pronto el Gobierno ingrese el anunciado proyecto antiamedrentamiento, que tiene como objetivo terminar con los denominados narcofunerales.

Esperamos que se le de urgencia al proyecto que presentamos, que determina el aumento de penas a quienes utilizan menores de edad para la comisión de delitos. Esto cobra especial relevancia en los casos de narcotráfico, donde encontramos a niños que son utilizados como verdaderos soldados por los grupos narcos en las distintas poblaciones.

Es momento de actuar. El narcotráfico es un problema con múltiples causas, por lo que debe afrontarse desde una perspectiva integral que involucre distintas políticas públicas, distintos poderes del Estado y distintos servicios, donde el protagonista no debe ser el Gobierno de turno, sino la persona que habita los barrios que están siendo conquistados por la droga.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV