lunes, 14 de octubre de 2019 Actualizado a las 06:20

MERCADOS

Gemines y análisis político: "La capacidad del gobierno de generar incertidumbre en el momento menos oportuno es francamente preocupante"

por 20 septiembre, 2019

Gemines y análisis político:
El tema de fondo, aseguran, es que Piñera repite un patrón de su primer Gobierno: errores ya cometidos con la intención de estar en todos los frentes y tomar todas las decisiones más importantes en forma directa, desautorizando y debilitando políticamente a su equipo ministerial. "Esto, lejos de generar más confianza en la población en general, y particularmente en los tomadores de decisiones a nivel empresarial, genera una sensación de falta de conducción política, falta de un proyecto económico social consistente en una perspectiva de largo plazo, falta, en definitiva, de un verdadero liderazgo político".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El horno no está para bollos. Es un dicho popular que bien se ajusta a las semanas un poco histéricas que ha vivido el Gobierno previas a la celebración de Fiestas Patrias. La celebración as generan un alivio de los ánimos. En los trabajadores, que tienen varios días libres, en los congresistas, que retrasan ásperos debates, y en el Ejecutivo, que tiene tiempo fuera para repensar la estrategia comunicacional para lo que le queda del año.

Al regreso de las celebraciones La Moneda deberá poner en perspectiva cómo enfrenta la conducción política de los tres meses que le quedan al año. Todo contrarreloj para el cumplimiento de sus promesas con miras a 2020, un año intenso en materia de elecciones.

Las expectativas de la elite empresarial se han ido diluyendo y quedaron radicadas, más bien, en cuestiones particulares, aunque no menores, como la reintregración tributaria.

A la par, la promesa de crecimiento económico no hace más que complicarse con eventos internacionales, como los últimos episodios de inestabilidad del precio del petróleo.

Y ¿dónde está el piloto para conducir estos vertiginosos tres meses que le restan a 2019? Es la pregunta que trata de contestar la consultora Gemines -ligada a Tomás Izquierdo, Alejandro Fernández y Guido Romo- en su análisis de septiembre.

En momentos que el escenario económico internacional genera mucha incertidumbre, con un sostenido deterioro para las expectativas de crecimiento global, "se echa más que nunca de menos una buena conducción política interna. La capacidad de nuestro actual gobierno de generar incertidumbre en el momento menos oportuno es francamente preocupante. El proyecto de rebaja del máximo legal de la jornada laboral no pudo haber caído en peor momento. La responsabilidad de que el proyecto, iniciativa de un partido con muy baja participación parlamentaria, haya generado el apoyo político necesario, que puede incluso llevarlo a su aprobación, es principalmente del ejecutivo", sentencia el informe de septiembre.

En el mismo se recopila lo que ya no es secreto: probablemente influido por las encuestas y la sostenida necesidad de aceptación popular, el Presidente Piñera propuso en forma improvisada, sin ningún sustento técnico relevante, un complemento al proyecto que ya había enviado el ejecutivo, tendiente a rebajar a sólo 41 horas semanales la jornada laboral.

"Basta saber que la propuesta complementaria del Presidente y el Ministro del Trabajo ni siquiera fue “visada” por el Ministro de Hacienda, para corroborar la falta de prolijidad del ejecutivo en su iniciativa. Lo absurdo es que ahora, ante el riesgo de que se apruebe el proyecto, el gobierno amenaza con recurrir al Tribunal Constitucional, aludiendo al hecho que tendría impacto en las arcas fiscales, lo que exige iniciativa exclusiva del ejecutivo. No es claro que se gane el reclamo ante el citado Tribunal, pero lo paradojal es que, para modificar su propio proyecto, que supuestamente también debería tener impacto en los recursos fiscales, el presidente ni siquiera consultó a su Ministro de Hacienda", desliza la consultora.

El tema de fondo, aseguran, es que Piñera repite un patrón de su primer Gobierno: errores ya cometidos con la intención de estar en todos los frentes y tomar todas las decisiones más importantes en forma directa, desautorizando y debilitando políticamente a su equipo ministerial. "Esto, lejos de generar más confianza en la población en general, y particularmente en los tomadores de decisiones a nivel empresarial, genera una sensación de falta de conducción política, falta de un proyecto económico social consistente en una perspectiva de largo plazo, falta, en definitiva, de un verdadero liderazgo político", asegura Tomás Izquierdo.

El analista político de Gemines, Guido Romo añade que la pregunta de ahora en más es a qué materias puede aferrarse el Gobierno para marcar la agenda lo que queda de 2019.

Se ordena el escenario en reformas sectoriales, donde están, salud, educación, pensiones, desigualdad por ejemplo, para cerrar con reforma la tributaria (para poder financiar las anteriores y otras.). "Esta permanencia de los grandes temas, tiene su lógica y es muy difícil que entren ideas relativamente nuevas. En este contexto, hoy en el mundo y nuestro país hay un tema que no puede ser soslayado en el debate público de los proyectos de país que se irán proponiendo al país y las regiones: el cambio climático y la emergencia a la que estamos enfrentados que requiere una política pública con la visión y recursos acordes a su importancia. Y si bien aún quedan grupos donde esto no es tan claro, en los segmentos más jóvenes está muy presente", asegura.

Se acercan elecciones

Romo plantea que el ajuste político, como máximo el 25 de octubre por lo que mandata la ley, implicará que el agua se mueva al interior de los partidos, el lugar donde los posibles candidatos deben figurar y estar preparados "para lanzarse a la piscina".

Y hay que prepararse para todo, pues la nueva realidad modelo 2019 se enfrenta -a lo más- a su segunda elección y con diversos escenarios territoriales y actores. Dado esto, la posibilidad de resultados inesperados o sorpresivos abre el escenario a la incerteza de los pronósticos.

"La comunicación política observa atenta el escenario, entendiendo que las jugadas ya comenzaron y que todas las acciones de los candidatos tienen un leitmotiv que es la búsqueda incesante de los votos representados hoy vicariamente por las encuestas, Cuando se encuentre con extrañas alianzas, sorpresivos afectos, renacimiento de temas o adhesiones a causas con reciente data, endurecimiento de discursos, hay que preguntarse siempre a quienes les está en ese momento hablando la candidatura. Esperemos que las palabras ya no se las lleve tan fácilmente el viento porque la ciudadanía exigirá cada vez más responsabilidad con las promesas. Un pronóstico prácticamente seguro es que habrá una correlación directa entre el grado de unidad de la oposición y el resultado que obtenga. Y ese resultado dirá mucho sobre los nuevos ejes que moverán los votos y las conversaciones que se irán construyendo. Por otro lado, el Gobierno y su sector probablemente seguirán manejando el mágico pegamento del poder para ordenar sus filas", añade el análisis de Romo.

Economía=Incertidumbre

La noticia no es del todo buena. Con Trump en Estados Unidos, Salvini en Italia, Boris Johnson en Reino Unido, Bolsonaro en Brasil y con alta probabilidad la dupla Fernández en Argentina a partir de fines de año, que duda cabe del resurgimiento de los Gobiernos populistas. Conducciones políticas en los extremos, sumadas a  la baja participación electoral de las mayorías moderadas, el deterioro relativo en las condiciones de vida de la clase media, el deterioro en la distribución del ingreso, son todos factores que retroalimentan el apoyo a los proyectos populistas y nacionalistas, asegura en análisis de Gemines.

Con el mapa mundial más bien confuso, y con hechos diarios que le inyectan incertidumbre,  el comercio mundial se ha estancado, no ha crecido en el primer semestre, lo que está teniendo un impacto significativo sobre las economías emergentes, particularmente sobre las llamadas economías commodities, entre las que destaca Chile.

"Para tener una referencia, la cantidad física del total de exportaciones chilenas se contrajo un 3,4% en el primer semestre. El fenómeno fue más intenso en el segundo trimestre, con una caída de 4,4% en el total, lo que se registró además en las principales agrupaciones. Así, la mayor contracción fue en los envíos mineros, con disminución de 5,1% en doce meses, seguido por envíos industriales y silvoagropecuarios, con caídas de 3,6 y 2,0%, respectivamente", detalla el informe.

La mala noticia, es que el deterioro en el dinamismo del comercio mundial probablemente se agudizará algo más en el transcurso de los próximos trimestres, tanto por el escalamiento de la guerra comercial reciente, como por el menor dinamismo económico que se observa en las principales economías productoras e importadoras a nivel global.

Con poca capacidad de influir en el concierto global, la recomendación es hacer las cosas bien en el plano interno. "Ello pasa por retomar el relato político, y enfocar los esfuerzos en los temas centrales en su impacto sobre el crecimiento económico. Evidentemente la discusión sobre la duración de la jornada laboral, además de lograr unir a la oposición en una causa común, ha significado nuevamente perder el foco en lo más relevante, a saber, el trámite de la reforma tributaria y previsional, además de retomar la iniciativa que permite flexibilizar el mercado laboral. Tan o más importante que esto último, por su efecto más rápido sobre el crecimiento, es concentrar toda la energía para desentrampar proyectos de inversión, que es lo que mantiene aún la expectativa de que, a pesar del peor entorno externo, nuestra economía vaya gradualmente agilizando el crecimiento económico en los próximos trimestres", comentaron.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV