lunes, 28 de septiembre de 2020 Actualizado a las 12:30

OPINIÓN

Autor Imagen

La construcción del programa de transformaciones

por 14 septiembre, 2020

La construcción del programa de transformaciones
Es crucial que los desafíos políticos y electorales que vienen tengan como sustrato un debate sobre los contenidos de la nueva Constitución y la construcción de un programa de Gobierno. Esta es una condición indispensable para la articulación de una coalición. No hacerlo, nos expondrá a problemas de gobernabilidad seguramente insalvables, tal y como quedó demostrado en el Gobierno de la Nueva Mayoría, que obtuvo una fórmula electoral exitosa y mayoritaria, pero que no avanzó en todas sus promesas, porque dentro de la propia coalición hubo resistencia a los cambios.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En los próximos meses Chile vivirá un largo ciclo electoral. Para la izquierda, la disyuntiva más importante es si enfrentará este desafío como un proceso de ingeniería y aritmética electoral o lo hará con el propósito de construir una visión de país, encarnada en una alternativa de coalición y un programa. Es decir, como un sujeto político que ofrece un proyecto transformador para Chile, que dé respuesta al profundo malestar ciudadano con el modelo neoliberal predominante. No tiene sentido ni será viable cualquier opción política, si no resuelve este nudo.

Es evidente que la principal prioridad hoy es que todas y todos los demócratas, del más amplio espectro, aseguremos la realización del proceso para dotarnos de una Nueva Constitución, a través de un triunfo del Apruebo y la Convención Constitucional el próximo 25 de octubre. Se trata de una responsabilidad mayor, porque es la más importante conquista popular desde el retorno a la democracia.

El ciclo de transformaciones que Chile requiere debe pensarse más allá de un solo periodo de Gobierno, lo cual resultaría insuficiente. Como izquierda, debemos ser capaces de fijar con claridad cuáles son los objetivos viables del primer Gobierno de transformación post 18 de octubre y fundar en estos objetivos las bases de dicho Gobierno.

Pero, en paralelo, es crucial que los desafíos políticos y electorales que vienen tengan como sustrato un debate sobre los contenidos de la nueva Constitución y la construcción de un programa de Gobierno. Esta es una condición indispensable para la articulación de una coalición. No hacerlo, nos expondrá a problemas de gobernabilidad seguramente insalvables, tal y como quedó demostrado en el Gobierno de la Nueva Mayoría, que obtuvo una fórmula electoral exitosa y mayoritaria, pero que no avanzó en todas sus promesas, porque dentro de la propia coalición hubo resistencia a los cambios.

La complejidad de la crisis política y de legitimidad de las instituciones, obliga a acentuar el carácter participativo de este programa. No puede reducirse a un ejercicio paralelo o secundario. Más bien, debe traducirse en un contrato de confianza entre las partes, que se comprometen a implementarlo y los ciudadanos que lo votan. Porque cuando la confianza y credibilidad pública están dañadas, solo queda levantar mecanismos nítidos, responsables de promesa y compromisos explícitos de cumplimiento.

Además, construir un programa de Gobierno participativo es especialmente necesario, porque los años que vienen tendrán complejidades mayores. Los efectos económicos y sociales de la pandemia no serán de corto plazo, e impondrán una paradoja al próximo Gobierno: va a tener una alta demanda por transformaciones y, al mismo tiempo, menos capacidad y recursos.

En consecuencia, el ciclo de transformaciones que Chile requiere debe pensarse más allá de un solo periodo de Gobierno, lo cual resultaría insuficiente. Como izquierda, debemos ser capaces de fijar con claridad cuáles son los objetivos viables del primer Gobierno de transformación post 18 de octubre y fundar en estos objetivos las bases de dicho Gobierno.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV