Publicidad
“Chile Podemos +”: oposición ironiza con el nuevo nombre de la coalición de derecha y analistas aseguran que “confunde” ELECCIONES 2021 Crédito: Aton

“Chile Podemos +”: oposición ironiza con el nuevo nombre de la coalición de derecha y analistas aseguran que “confunde”

El sector que tras el retorno de la democracia partió como Alianza por Chile, luego Coalición por el Cambio, más tarde Alianza a secas y, después, Chile Vamos, ahora eligió un nombre para su pacto electoral que recoge parte del “se puede” del independiente Sebastián Sichel, quien anunció este viernes el eslogan junto a los presidentes de la UDI, RN, Evópoli y PRI. Los cuestionamientos no se hicieron esperar. Yasna Provoste dijo que “lo único claro es que con la derecha gobernando, Chile ya no puede más”, y Boric señaló que “piensan que nadie se va a dar cuenta que son el gobierno de Piñera que quiere cuatro años más”. El nombre rememora el Juntos Podemos Más, el bloque de izquierda que tuvo a Tomás Hirsch como candidato presidencial, para quien el “cambio de nombre refleja que no entienden nada de lo que está pasando hoy día”. A nivel de analistas, el problema principal que tiene la derecha es que es “el mismo producto con tres marcas distintas”, dijo Cristián Leporati. Además, “se ha prestado mucho para las bromas, como ‘Chile Podemos Más corrupción’, por lo que la derecha tendrá el desafío comunicacional de darle una mirada positiva y optimista”, acota a su vez Andrés Rosenberg.


Un «refresh«, una «manito de gato», un «fashion emergency«, o como quiera llamarlo. Lo concreto es que Chile Vamos decidió un nuevo nombre para afrontar la carrera presidencial y parlamentaria de noviembre, y el eslogan escogido para el pacto electoral fue Chile Podemos +.

Así, el sector que tras el retorno de la democracia partió con el nombre de Alianza por Chile, luego Coalición por el Cambio, más tarde simplemente Alianza a secas y, después, Chile Vamos, ahora eligió un nombre que recoge parte de la idea del “se puede” del independiente Sebastián Sichel, quien anunció hoy la nueva creación, junto a los presidentes de la UDI, RN, Evópoli y PRI.

Y los cuestionamientos no se hicieron esperar. Desde la oposición, tanto Yasna Provoste como Gabriel Boric se fueron en picada contra este nuevo nombre. La presidenciable de la DC escribió en su cuenta de Twitter que luego del nuevo eslogan “lo único claro es que con la derecha gobernando, Chile ya no puede más. No puede más de lucrar con derechos. No puede más de abusos. No puede más con un modelo que nos hace mal como país”, subrayó, haciendo una clara referencia al Chile Podemos Más.

En la misma línea, la carta de Apruebo Dignidad dijo que el oficialismo “piensa que cambiando el nombre nadie se va a dar cuenta que son el gobierno de Piñera que quiere cuatro años más a cargo de uno de sus ministros”. Luego agregó que “es increíble cómo menosprecian la inteligencia de la gente”.

En la mañana, en su visita al sector de Ventanas, Boric criticó a la derecha insistiendo con el mensaje de que el actual candidato del sector con el Presidente son lo mismo. “Sería una tremenda irresponsabilidad y una farra histórica que después de este pésimo gobierno de Sebastián Piñera, otro Sebastián, que es continuidad de este mal Gobierno que fue su ministro, sea quien tome las riendas del país”, finalizó.

En redes sociales no pocos hicieron notar lo similar del nuevo nombre con otras denominaciones. “Chile Vamos ahora se llamará Chile Podemos +. Como Podemos de Pablo Iglesias en España o Juntos Podemos del PC en Chile. De exceso de originalidad nadie los va a acusar”, apuntó el diputado Pepe Auth.

Auth recordó así que el nombre empleado por la coalición derechista rememora el Juntos Podemos Más, el bloque de izquierda que en 2005 tuvo al humanista Tomás Hirsch como candidato presidencial.

Consultado por El Mostrador, el actual diputado de Acción Humanista fue duro con la derecha. “Este cambio de nombre de Chile Vamos refleja hasta qué punto no entienden nada de lo que está pasando hoy día. Creen que con cambiarse el nombre van a empezar a estar en el corazón de la gente. Si no se les vota es porque están lejanos de las demandas, necesidades y aspiraciones de la ciudadanía”.

Hirsch prosiguió, señalando que “parece que a ellos hay que recordarles ese viejo dicho que reza ‘aunque la mona se vista de seda, mona queda’. Chile Vamos o el nombre que se están poniendo ahora, son los mismos, son los mismos de siempre pero sin ninguna propuesta que encarne el corazón de la gente de nuestro país”.

La “confusión” de la derecha

A nivel de analistas, el problema que tiene la derecha con este cambio de nombre es que se trata de una apuesta confusa, advierte el académico y decano de la carrera de Publicidad de la UDP, Cristián Leporati.

Esto, porque en el mismo espacio, el oficialismo convivirá con tres marcas: Chile Vamos (coalición), Chile Podemos + (pacto electoral) y Vamos por Chile (CC). “El mismo producto con tres marcas distintas. Le piden mucho al consumidor. Es confuso, son conceptos que operan en distintas instancias y confunde, no es aconsejable manejar tantos conceptos distintos”, explicó el experto a El Mostrador.

Respecto al fondo de la elección del nombre, el experto en marketing político comenta que “lo que hace básicamente el conglomerado de Chile Vamos es simplemente buscar un concepto que sea más amplio, es un concepto que engloba a un electorado mayor, porque te dice que como país se puede más y no es excluyente. Agrupa a toda la población que podría llegar a votar por Sichel y por el pacto parlamentario. También representa el concepto de Sichel ‘tú puedes más’, que era su propuesta de campaña para las primarias”.

A juicio de Leporati, “la derecha está buscando una identidad nueva, más moderna, que le permita competir con un candidato joven como es Boric. Este eslogan pretende representar ese cambio cultural”.

“Tratando de reinventarse a como dé lugar”

Para Andrés Rosenberg, académico de la Escuela de Publicidad de la Universidad Diego Portales (UDP), este nombre lanzado por la derecha revela en especial que “los conglomerados están tratando de reinventarse a como dé lugar para dejar atrás, en el ideario colectivo, la imagen de la Concertación y de Chile Vamos como los responsables del estallido social”.

“La falta de identidad de los conglomerados se ve transversalmente, no solamente de Chile Vamos, porque si uno piensa en la Concertación-Nueva Mayoría, es la misma cosa. En el fondo son los grandes conglomerados los que están tratando de verse interpretados de mejor manera, sabiendo que siguen siendo más o menos lo mismo y que gran parte del fenómeno de lo que está pasando en Chile es que se quieren rostros e ideas nuevas”, indicó a El Mostrador.

En cuanto al impacto comunicacional del lanzamiento, si bien el Chile Podemos + se posicionó como trending topic, Rosenberg advierte que “se ha visto que la gente que no se siente representada por Chile Podemos Más va a usar el nombre de cualquier forma para burlarse de este cambio, hacerlo ver como un instrumento para mostrar las deficiencias que ven en este conglomerado. Se ha prestado mucho para las bromas, como ‘Chile Podemos Más corrupción’, ese tipo de frases se han escuchado mucho hoy”.

En ese escenario, el docente plantea que “la derecha tendrá el desafío comunicacional de darle una mirada positiva y optimista que de alguna manera haga caso omiso a este uso burlesco que se da del término. Llama la atención que en el nombre del conglomerado siempre está la palabra Chile. Le dan mucho énfasis al tema del país y al patriotismo. La postura que están tomando, es que ellos ven que Chile sigue siendo uno, unido, mientras la oposición ve un Chile nuevo que está cambiando rápidamente”, concluye.

Publicidad

Tendencias