domingo, 15 de diciembre de 2019 Actualizado a las 11:24

MERCADOS|BLOOMBERG

Ladrones de cobre: policía juega al gato y al ratón en desierto chileno

por 18 febrero, 2019

Ladrones de cobre: policía juega al gato y al ratón en desierto chileno
Las dos principales víctimas del año pasado fueron la mina Escondida de BHP Group Ltd, la mayor operación de cobre del mundo, y la mina de Chuquicamata de Codelco. BHP no registró episodios de robo dentro de sus instalaciones el año pasado, sino en varios trenes que transportaban el cobre de la compañía, dijo un funcionario por teléfono.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Apenas unas semanas después de su creación, la unidad policial vislumbraba por primera vez a los ladrones de cobre -las siluetas de un grupo de hombres en una colina que dominaba las líneas de ferrocarril- lo que provocó una persecución de automóviles en la oscuridad de la noche a través del desierto de Atacama en Chile.

La persecución terminó en fracaso, y la banda desapareció en la oscuridad a toda velocidad, pero al menos la policía consiguió frustrar el posible atraco de un tren.

El incidente es parte de un juego entre las fuerzas de seguridad y los ladrones que tiene lugar en un área del tamaño del estado de Mississippi, donde se produce alrededor de una cuarta parte del cobre del mundo. Los robos se han disparado en los últimos años con el ataque de trenes que transportan el metal rojo desde las minas en las montañas de los Andes hasta los puertos. Ahora, la policía está contraatacando, con la creación de la nueva unidad en agosto del año pasado.

"Pueden atacar un tren en cualquier lugar simplemente bloqueando el ferrocarril", dijo Luis Millapán, subcomisario de Polícia que dirige la unidad de robo de cobre. "Luego saltan adentro, cortan las cuerdas que aseguran los cátodos y los cargan en camionetas de recogida que han sido especialmente adaptadas para soportar el peso".

La nueva unidad de policía ya ha cosechado algunos éxitos, con el arresto de 11 personas y la confiscación de unas 60 toneladas de mineral robado de las minas. El grupo no ha logrado atrapar a ninguna de las bandas que roban los trenes, pero la mayor vigilancia ha llevado a una disminución en el número de robos.

Muy especializados

Millapán dijo que los delincuentes están muy organizados, que usan radios de alta frecuencia y ropa especializada para soportar las heladas temperaturas del desierto. También conocen la zona a la perfección.

Los robos de trenes han aumentado de uno en 2015 hasta 46 el año pasado, según Grupo FCAB, la unidad logística de Antofagasta Plc que posee y opera 700 kilómetros de líneas ferroviarias en el área. Esa tendencia ahora parece estar cambiando, según la policía, y solo se han registrado dos robos este año.

Los 15 agentes de la unidad policial se turnan para escoltar los trenes a través del desierto con sus propios 4x4. Se centran en los convoyes que tienen más probabilidades de ser robados, aquellos que viajan de noche con luna llena, cuando los ladrones no necesitan encender las luces de sus camiones para seguir los trenes. Los conductores de trenes también alertan a la policía cuando ven movimientos sospechosos alrededor de los ferrocarriles. La mayoría de las veces, los sospechosos se han marchado mucho antes de que lleguen los agentes.

Los ladrones tienen como objetivo el robo de cátodos, placas de cobre casi puro que pesan 80 kilos y tienen un valor aproximado de US$500 a precios actuales. Tras su robo, los cátodos se entierran en el desierto y solo se recuperan una vez que la atención de la policía ha disminuido. Posteriormente el cobre se lleva a los desguaces locales antes de ser cargado en camiones, cubierto por desechos y enviado a países vecinos como Perú, Bolivia y Argentina.

Las dos principales víctimas del año pasado fueron la mina Escondida de BHP Group Ltd, la mayor operación de cobre del mundo, y la mina de Chuquicamata de Codelco, dijo Millapán. BHP no registró episodios de robo dentro de sus instalaciones el año pasado, sino en varios trenes que transportaban el cobre de la compañía, dijo un funcionario por teléfono. Codelco no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Millapán dijo que habían identificado a las bandas y ahora tenían que separarlas para poder llevarlas ante los tribunales. Atraparlos será un poco más difícil porque se esconden en el desierto, un lugar muy vasto y oscuro, añadió el subcomisario.

 

 

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV