jueves, 6 de mayo de 2021 Actualizado a las 02:55

Polémica por licitación del Casino de Chillán continúa

Los reveladores correos de la Super de Casinos que obviaron los consejeros regionales

por 19 noviembre, 2015

Los reveladores correos de la Super de Casinos que obviaron los consejeros regionales
El 10 de junio de 2014, previo a la primera votación para elegir el proyecto de un casino en dicha ciudad, desde la Superintendencia de Casinos y Juegos advirtieron que consejeros no podían analizar particularidades de los proyectos. La polémica en el sur sigue el próximo miércoles. El proceso lleva más de un año y medio detenido.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El próximo miércoles los consejeros de la Región de Biobío votarán por tercera vez la evaluación de dos proyectos que postulan a instalar un casino en la ciudad de Chillán.

El proceso lleva más de un año y medio detenido, con dos intervenciones de la justicia invalidando las votaciones anteriores y con el Gobierno Regional (Gore) empecinado en mantener su postura de apoyar el proyecto de Nicolás Imschenetzky, dueño además del casino Marina del Sol, ubicado en Talcahuano.

La polémica incluye como competidor al grupo Bolt-Peralada, que acudió a las Cortes pidiendo invalidar las votaciones y ganando en ambos casos.

Y aunque los consejeros del Biobío –liderados por el presidente del Consejo, Eduardo Muñoz– se han defendido corrigiendo y cambiando los argumentos para justificar el rechazo al proyecto de Boldt, lo cierto es que nuevos antecedentes revelan que desoyeron las instrucciones dadas por la propia Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ), previo a la primera votación del 1 de julio de 2014, en cuanto a no evaluar en forma específica los proyectos sino solo si afectaba la Estrategia de Desarrollo Regional (EDR) 2008-2015.

Así lo revelan correos electrónicos intercambiados por el funcionario de la Unidad de Programas y Estudios de la División de Planificación y Desarrollo Regional del Gobierno Regional del Biobío, Rodolfo Adriazola, y el entonces jefe de la división de autorizaciones y estudios de la SCJ, Luis Rodríguez, quien dejó la institución a fines de 2014.

Los correos clave

El 10 de junio de 2014, Adriazola le escribe a Rodríguez, pidiendo mayores precisiones tras el oficio que la SCJ envió el 2 de junio explicando los aspectos legales de la votación que debían efectuar los consejeros. En ese momento, los competidores eran tres: Marina del Sol, Boldt-Peralada y Dreams.

Adriazola pregunta: “¿La aprobación debe efectuarla el Consejo Regional? Lo anterior de acuerdo a los antecedentes que usted tenga acerca del proceder de otros gobiernos regionales”. Y complementa con una segunda consulta: “En el caso de que su respuesta sea afirmativa, a la sesión del Consejo Regional, que se realice para tales efectos ¿puede asistir un representante del superintendente, con el fin de que exponga sobre los proyectos materia del requerimiento?”.

Rodríguez responde de dos formas. Por un lado, da una extensa y reveladora explicación de los límites de los consejeros para votar y, por otro, responde directamente ambas preguntas.

En este último caso responde a la primera indagación: “Siempre se han pronunciado justificando cuando el pronunciamiento es negativo. Siguiendo lo que dice la ley, no correspondería pronunciarse por unos proyectos a favor y unos en contra, pues se deben pronunciar por la comuna y no por las cualidades de los proyectos. Hay otras instancias donde la SCJ evalúa temas específicos”.

En la segunda respuesta, Rodríguez profundiza la línea de acción que deben tomar los consejeros, lo que, al tenor de lo ocurrido, no habrían considerado. “No corresponde la presencia de alguien de la SCJ para el pronunciamiento, pues no requiere saber detalles de cada proyecto; no obstante, si algún miembro del Gore requiere más datos, estos fueron enviados en el CD, en el oficio y en la presentación del superintendente”, refiere el funcionario de la SCJ.

Pero el correo de Rodríguez es aún más explícito y haría evidente el incumplimiento de los consejeros del Biobío. En una extensa respuesta que compila las explicaciones referidas, la SCJ explica que el pronunciamiento lo debe hacer el Gobierno Regional (Gore) y que “según la ley y el reglamento, el Gore se pronuncia solo respecto del mérito de la comuna del emplazamiento propuesta por la sociedad solicitante para la instalación del casino de juego, así como el impacto de dicho emplazamiento en la estratega de desarrollo regional”.

Para que no queden dudas, Rodríguez explicita la orden: “Es decir, que el Gore no le corresponde pronunciarse sobre las particularidades de los proyectos. La información que se les envió (maqueta y datos específicos) fue a solicitud de los consejeros el día en que el superintendente les efectuó una presentación donde les explicó el proceso”, señala.

Y continúa: “Dado que el Gore se pronuncia a nivel general respecto de la posibilidad de construir un casino en la comuna de Chillán o no, el pronunciamiento perfectamente puede ser a favor de las tres opciones. Esto siempre cuando no haya algún impedimento, por ejemplo, en su plan de desarrollo regional”, puntualiza Rodríguez.

También le explica los impuestos que paga el concesionario, la mitad de los cuales quedan en la ciudad donde se emplaza el proyecto, agregándoles otros aspectos administrativos.

Parte de esta explicación la entregó 6 días después el intendente de la Región del Biobío, Rodrigo Díaz, en un oficio ordinario al Consejo. En él les señala que el gobierno regional debe pronunciarse solo a nivel general, ya sea de manera favorable o desfavorable, sobre la pertinencia de establecer en la comuna indicada un casino de juego, por lo tanto, no corresponde emitir opinión sobre los aspectos específicos del proyecto”.

¿Qué argumento da la primera vez el Consejo?

El 1 de julio de 2014 el Consejo Regional del Biobío votó. Y se dio la paradoja y las contradicciones que hasta hoy dibujan un oscuro panorama para los chillanejos.

En el caso del proyecto de Dreams, según el acta de la sesión de aquel día, solo un consejero –Luis Santibáñez– argumenta y señala que “(…) después de haber analizado los antecedentes de cada uno de los proyectos, tiene precisiones y claridades a cuáles son mejores para el desarrollo de la región del Biobío… y desea manifestar que en particular sobre este primer proyecto que se presenta análisis, que considera que no tiene las condiciones necesarias, no presenta las ventajas comparativas idóneas y obviamente no establece el mejor criterio de selección, en cuanto a las ventajas positivas, en cuanto a la estrategia de desarrollo regional”. Nadie más opina y se declara desfavorable por 25 votos, contra una inhabilitación y un voto favorable.

Luego viene el proyecto de Boldt, que también es declarado desfavorable por 23 votos, contra tres a favor y una inhabilitación. Santibáñez es el único que habla nuevamente y explica que “al darse un criterio regional, y en este en lo particular, hay parámetros de conocimiento de región, parámetros de comuna de emplazamiento y parámetros de desarrollo regional, por lo que conjugando aquello, considera que tampoco este proyecto reúne las condiciones necesarias como para garantizar de la mejor forma, tanto la estrategia de desarrollo regional como el crecimiento y desarrollo de la región”.

Finalmente se vota el proyecto de Marina del Sol, que se declara favorable y recibe los 300 puntos que resultan claves para finalmente ganar el proceso. 27 votos a favor y una inhabilitación.

En este caso, argumentan siete consejeros a favor, uno de ellos, Gustavo Sanhueza, quien marca una diferencia afirmando que los tres proyectos contribuyen al desarrollo de la estrategia regional, “en el sentido de que también esta estrategia no está definida territorialmente, por lo tanto tampoco puedo cuestionar si se contraponen a esos objetivos, por eso su decisión fue apoyar los tres proyectos”.

Los otros seis consejeros arguyen respecto a características concretas del proyecto. Javier Ávila apunta a que no tiene externalidades negativas “en aspectos de tránsito o flujo vehicular”, a diferencia de los otros dos, por su ubicación “en el centro de la ciudad en un caso (Dreams) y proximidad a centros de estudios superiores en otro caso (Boldt)".

Santibañez dice que establece con mayor precisión y cercanía lo que debe ser un emplazamiento comunal efectivo y garantiza un desarrollo armónico dentro de la comuna, tanto urbanístico como social, junto con incluir más factores o variables en cuanto a las materias propias del desarrollo de la región y en particular de la provincia de Ñuble.

Otro indica que el de Marina del Sol propone un proyecto con un parque que aportará a la comunidad y una piscina, lo que “hace posible efectivamente contribuir a un gran desarrollo”. Otro consejero, Félix González, argumenta que tiene que ceñirse a la estrategia de desarrollo regional y que, en ese sentido, el proyecto de Marina del Sol cumple con aportar al desarrollo urbano de la comuna de mejor manera, y que “si hay que argumentar sostendría que es el que pudiera tener menos complicaciones o externalidades hacia el casco urbano de Chillán”, aludiendo a la congestión vehicular. Además defiende que el proyecto aporta en espacios públicos y destaca que los representantes de Marina del Sol, cuando visitaron el Consejo, “fueron capaces de responder las preguntas que se les hicieron y eso cree y le da la tranquilidad de que se han ido abordando a tiempo, por ejemplo, los derechos de agua, la forma en que enfrenta dos crisis, el tema de la energía por un lado de proyecto y del agua”.

Luego Jaime Belloy destaca que el proyecto de Marina puede ser una puerta de entrada, porque la gente que va por la carretera podrá interesarse en pasar al casino, pues si estuviera dentro de la ciudad, no necesariamente la gente podría entrar a la urbe para visitarlo.

Tras esa deliberación, Dreams se retira del proceso y Boldt va a tribunales forzando a una segunda votación.

Segunda deliberación

La votación de julio de 2014 fue declarada arbitraria e ilegal por la Suprema –que revirtió un fallo de la Corte de Apelaciones de Concepción– y tuvo que repetirla. En la repetición, el 13 de mayo de 2015, Boldt pierde nuevamente por 22 en contra, 4 a favor y 2 inhabilitaciones.

Y esta vez, el Core opera ordenado, con un informe elaborado por la subcomisión de gobierno, que concentra sus argumentos en el riesgo de ludopatía, dado que el local proyectado estaría al lado de la Universidad Pedro de Valdivia y, además, por el hecho de que no tiene autosuficiencia energética.

Los vincula con dos instrumentos de planificación de la EDR. Por un lado, señala que la ludopatía es riesgosa para los estudiantes que estarán cerca, lo que va contra el lineamiento 7 de la EDR, que establece el “fortalecimiento y promoción de las manifestaciones culturales, la identidad regional, el desarrollo integral, saludable e inclusivo de la comunidad regional”. En rigor, la subcomisión de Gobierno alude a que dicho lineamiento propone incentivar “hábitos de vida saludable y la práctica deportiva”.

Respecto de la autosuficiencia energética cuestionada a Boldt, se indica que está contrario al lineamiento 2, que “es fomentar el uso eficiente de la energía con focalización en la incorporación de energías renovables, de bajo impacto ambiental”. Concretamente, tal lineamiento se refiere a la “relación armónica con el medioambiente, uso sustentable de los recursos naturales y del potencial energético y protección de biodiversidad”.

“La tercera es la vencida”

El 27 de octubre pasado, la Corte de Apelaciones de Concepción falló nuevamente a favor de Boldt, obligando a una tercera votación. En el proceso el Core se defendió con el informe de la subcomisión de gobierno referida, pero los ministros de la Corte cuestionan duramente dicho informe pues no tiene un solo estudio que lo sustente y que de hecho el Core reconoció no haber revisado ningún antecedente que avale las conclusiones de la subcomisión, la cual tampoco tuvo a su haber estudios que sustentaran su opinión. No solo eso: la Corte le reclama al Gore que si bien había tres informes previos al de la subcomisión, ninguno de ellos fue citado en el informe. Por ello, Boldt denunció públicamente que dichos estudios serían falsos.

Tras conocer el contenido de los correos entre Rodolfo Adriazola y Luis Rodríguez, el abogado de Boldt, Ricardo Abdala, afirma que dichos correos “no dejan duda, dicen que no pueden votar sobre cualidades del proyecto”.

“A los consejeros no les corresponde pronunciarse sobre cualidades de uno u otro proyecto. Se deben pronunciar sobre emplazamiento de la comuna y sobre la estratega de desarrollo. A lo que apunta la SCJ es a si hay prohibición de esparcimiento, lo que sería una razón que se opondría a que pueda elegir la instalación de un casino. No entran factores como ludopatía, o si el casino tiene un cubo o una laguna, eso no es tema del gobierno regional. Buscarles ambigüedad a los factores es un capricho solo para favorecer a un actor”, afirma.

Y cita para ello un informe que les elaboró el abogado Luis Cordero, donde califica como “excusas” las argumentaciones

Sin embargo, el presidente del Consejo Regional de Biobío, Eduardo Muñoz, no da su brazo a torcer. En entrevista con El Mostrador Mercados (cuyo texto completo puede ver mañana), Muñoz asegura que la Corte ratificó que deben ceñirse al emplazamiento de la comuna y el impacto en la estrategia de desarrollo regional y que, por lo tanto, votarán por tercera vez el miércoles de la próxima semana a las 15:30 horas.

Asegura que las dos veces han votado pensando en el impacto en el desarrollo regional y que, si la Corte lo pide, nuevamente argumentarán mejor para salvar esta vez cualquier cuestionamiento. “La impresión que tengo yo es que los consejeros nos hemos ceñido estrictamente a la normativa indicada por la Superintendencia de Casinos y Juegos”, afirma.

Respecto de los correos revelados, Muñoz interpreta que los consejeros han actuado conforme a dichas instrucciones, evaluando los proyectos en función de su impacto en el desarrollo regional. “Nosotros no nos estamos pronunciando sobre las particularidades de los proyectos. No nos hemos pronunciado respecto de si un proyecto es más bonito que otro o porque uno tenga más oficinas que otro”, re

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV