lunes, 21 de octubre de 2019 Actualizado a las 08:19

Mercados cambiario y de renta fija atentos a las nuevas cifras

Día de sinceramiento para Hacienda con un mercado expectante

por 11 julio, 2016

Día de sinceramiento para Hacienda con un mercado expectante
Ministro Rodrigo Valdés va al Congreso a sincerar la compleja situación de la economía y dar indicios acerca del Presupuesto 2017. Pero lo más esperado son las explicaciones que dará acerca de los criterios que estaría contemplando para usar el Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES), con miras al financiamiento del déficit fiscal de 2017. Sería la primera vez que se hecha mano a esos fondos desde que Andrés Velasco lo hiciera en la crisis de 2009. Junto a él estará el director de Presupuesto, Sergio Granados. Ambos presentarán el informe de evaluación de la gestión financiera del sector público de 2015 y la actualización de proyecciones de 2016 ante la Comisión Especial Mixta de Presupuesto. La presentación la realiza bajo presión de las clasificadoras de riesgo y tiene lugar en la misma semana en que el Banco Central celebra su reunión de política monetaria de julio, con analistas apostando a que el sesgo vuelva a moderarse.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los economistas de Sanhattan van a tener que esperar hasta el último día de la semana para salir de vacaciones de invierno, ya que esta se viene dura.

Lo más importante tiene lugar hoy, cuando el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, va al Congreso a sincerar la compleja situación de la economía y dar indicios acerca del Presupuesto 2017. Aunque lo más esperado son las explicaciones que dará acerca de los criterios que estaría contemplando para usar el Fondo de Estabilización Económica y Social (FEES), con miras al financiamiento del déficit fiscal de 2017. Sería la primera vez que se hecha mano a esos fondos desde que Andrés Velasco lo hizo en la crisis de 2009.

Junto a Valdés estará el director de Presupuesto, Sergio Granados. Ambos presentarán el informe de evaluación de la gestión financiera del sector público de 2015 y la actualización de proyecciones de 2016 ante la Comisión Especial Mixta de Presupuesto.

La semana pasada la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) mantuvo su estimación para el precio promedio del cobre, en US$2,15 la libra y en US$2,22 en 2017. En lo que va del año, el metal promedia un valor de US$2,13 la libra, un 20,5% menor al año pasado.

Caber recordar que, en marzo, Hacienda ajustó el pronóstico del PIB para este año, desde el 2,75% fijado en el Presupuesto, hasta 2,0%, al tiempo que anunció cortes en gastos por US$ 540 millones. Para el presupuesto 2016, el déficit estructural se ubicaría entre 1,4% y 1,6% .

Las actuales proyecciones del Banco Central –en su Informe de Política Monetaria (IPoM) de junio– son que la economía crecerá entre 1,25% y 2% este año. El consenso del mercado se ubica en alrededor de 1,8%. Lo más preocupante es que la inversión completaría tres años consecutivos de caída, el periodo más extenso de bajas en la inversión en 43 años. El desempleo también se halla en alza y, siendo el presente un año electoral, sería lo que más complica a La Moneda.

Presión de clasificadoras

Valdés va al Congreso bajo presión de las clasificadoras de riesgo y en la misma semana en que el Banco Central celebra su reunión de política monetaria de julio, con los analistas apostando a que el sesgo se vuelva a moderar y que no habría una nueva alza hasta el próximo año. Incluso algunos bancos de inversión apuestan a que la próxima movida del ente emisor será un recorte, dado el débil escenario económico.

De acuerdo a varias fuentes, Hacienda estaría barajando un crecimiento del gasto real, en 2017, de alrededor de 3,3%, lo que representaría un 25% menos que el crecimiento del gasto del Presupuesto 2016. Actualmente, el gasto fiscal representa casi el 24% del PIB, su mayor nivel en 26 años, y el ministro tiene una ardua labor por delante en alinear a todas las partes de la Nueva Mayoría acerca de la urgencia de la situación, incluyendo parte del segundo piso de La Moneda.

Desde LarrainVial sostienen que “lo importante es que el gasto crezca contenidamente, porque eso es lo que indicaría que el precio del cobre es más bajo de lo que creíamos antes, y que la economía puede crecer en el potencial más lento de lo que se pensaba. Esa es la decisión de gasto, y mientras más contenida esté, probablemente bastante mejor. El 2017 se tiene que jugar más en el lado privado si es que uno quiere ver recuperación de actividad, más en la inversión”.

Uso de fondos soberanos

La compleja situación fiscal es la razón por la cual Hacienda está contemplando meter mano a los fondos soberanos.

La semana pasada, el ministro Valdés confirmó que había pedido al Consejo Fiscal Asesor “realizar una propuesta sobre los criterios que se debiesen tener en cuenta para estudiar la posibilidad de uso del FEES”. El Mostrador Mercados publicó un análisis que hizo el BBVA acerca de las posibles opciones que baraja el ministro.

“Cuando uno habla de financiamiento no está hablando de gasto. El gasto fiscal en Chile se determina por una regla fiscal. Dado dónde están los ingresos efectivos de Chile, tenemos un déficit este año relativamente importante y el próximo año también tendremos un déficit. Y como en cualquier empresa, cualquier familia que gasta más de los ingresos que tiene, tiene que financiar esa parte. Esa parte habitualmente se financia con deuda, pero tenemos que preguntarnos si es conveniente hacerlo solo con deuda u ocupar alguna parte de los activos que tenemos”, explicó. Insistió, además, en que se trata de “una decisión estrictamente financiera, no es una decisión de cuánto gastar. El gasto se determina por una regla, en que nosotros tenemos el compromiso de mejorar el balance estructural un cuarto de punto”, salió a explicar el titular de Hacienda.

Dijo que, aunque la legislación existente provee reglas muy precisas para acumular recursos en los Fondos Soberanos, se requieren “guías muy claras” sobre cómo usarlos y es necesario tener un debate al respecto, ya que existen visiones legítimas en cuanto a que esos recursos solo se emplean en caso de recesión o que pueden usarse cuando exista un déficit cíclico. “Yo tengo mi propia visión, pero quiero escuchar también otras visiones”, expresó Valdés.

Para Jorge Selaive, del BBVA, plantear el estudio del uso del fondo “tan temprano en el año, sería consistente con una utilización ‘planificada’ que podría ir incluso plasmada en la Ley de Presupuestos”.

El gerente de estudios del BBVA estima que se podrían utilizar entre cuatro mil y cinco mil millones de dólares en los próximos años. El objetivo sería sustituir parte del endeudamiento soberano, capitalizar empresas del Estado y amortizar deuda pública. Las tres alternativas no son excluyentes, aclara el informe. Y ninguna implica un mayor crecimiento del gasto público en 2017, “que seguimos estimando en torno a 3%”.

Actualmente el FEES acumula US$ 14.600 millones a mayo. BBVA estima que Hacienda no contempla liquidarlo completamente, por la necesidad de dejar recursos para un eventual escenario de crisis. De ahí que llegan a la conclusión de que Valdés consideraría utilizar no más de un tercio del total.

El informe añade que no hay barrera legal para que Valdés utilice los recursos del FEES para financiar déficits fiscales. Y concluye que es una opción razonable. “Si pensamos en el costo de emitir deuda externa, versus la rentabilidad que se pierde por no tener los fondos invertidos, es razonable pensar en recurrir a un mix de financiamiento, especialmente en un período en que las Agencias Clasificadoras de riesgo están mirando con especial atención el nivel de deuda soberana”.

Según el BBVA, el uso del FEES para sustituir deuda soberana externa podría tener un impacto sobre el tipo de cambio. “Si se utilizan, por ejemplo, US$2.000 millones en reemplazo de una emisión por similar monto en el extranjero, podría pensarse que no habría impacto cambiario mayor al que habría si se emitiera deuda en el extranjero por el mismo monto. Sin embargo, eso no es del todo cierto por el canal de señales. En efecto, cabría preguntarse si esta sería la primera vez que se usaría el FEES o se tratará de una estrategia que continuará en el futuro de manera recurrente. El mercado podría pensar que se vienen nuevas liquidaciones de dólares FEES e incorporar aquello sobre el tipo de cambio hoy mismo (el canal de transmisión sobre el tipo de cambio no debería ser muy distinto a un anuncio de intervención cambiaria)”.

Y el informe agrega que “considerando que el mercado no tiene claridad sobre la alternativa que tiene el Gobierno para el uso de los fondos, no es descartable que comience a internalizar la mayor disponibilidad potencial de dólares, lo cual por sí solo tendría un impacto apreciativo sobre el peso. Sin embargo, como es habitual, los efectos finales sobre la paridad dependerán también de la evolución de las condiciones externas”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV