miércoles, 11 de diciembre de 2019 Actualizado a las 22:30

Autor Imagen

Blackrock: Replantear la diversificación

por 23 noviembre, 2016

Blackrock: Replantear la diversificación
Consideramos que es momento de replantear cómo implementar estrategias de diversificación, ya que la rentabilidad de los bonos se encuentra en alza y se debilita la relación inversa de los bonos del Tesoro de EE. UU. y las acciones. Aumentó la rentabilidad y los fondos del sector financiero experimentaron niveles récord de movimiento de flujos de entrada, en medio de las expectativas de desregulación y gasto fiscal de EE. UU. Se considera que los resultados de la primera ronda de primarias presidenciales conservadoras de Francia reducen las probabilidades de que gane una candidata populista en las elecciones del próximo año.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La victoria de Donald Trump en las elecciones provocó un alza en la rentabilidad de los bonos del Tesoro de EE. UU. a diez años y disparó el índice S&P 500 cerca de sus niveles récord. Esto reforzó la relación inversa entre los bonos y las acciones. Prevemos que esta relación sea menos estable a medida que los mercados digieran una economía estadounidense más fuerte y las posibles políticas de Trump; sugerimos que los inversionistas vuelvan a reflexionar sobre la estrategia de diversificación.

Un sello distintivo del entorno posterior a la crisis en un principio fue una correlación negativa estable entre los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE. UU. a largo plazo y las acciones, es decir que el rendimiento de los bonos fue positivo cuando el rendimiento de las acciones se vio afectado. Esta relación estable comenzó a deteriorarse cuando la Reserva Federal marcó la desaceleración en 2013. Últimamente, ha sido aún más inestable, tal como lo muestra el gráfico anterior.

Un cambio en el régimen de los mercados financieros

Esta reciente inestabilidad aparece después de que la rentabilidad se disparara de sus niveles mínimos históricos en julio y los inversionistas comenzaran a preocuparse sobre las consecuencias de una mayor rentabilidad de los bonos para las valoraciones accionarias. Esto se vio en septiembre cuando la correlación entre el índice S&P 500 y los bonos del Tesoro a un mes experimentó su nivel más positivo en diez años.

Si esta relación entre bonos y acciones permanece inestable cuando la rentabilidad corre el riesgo de aumentar aún más, es posible que los bonos del Tesoro a largo plazo no desempeñen el papel tradicional de diversificadores de carteras. Consideramos que el salto en la rentabilidad de las letras del Tesoro de referencia de EE. UU. después del triunfo imprevisto de Trump, junto con el movimiento complementario que se dirige hacia los mercados cíclicos y se aleja de las acciones tipo bonos, representan un cambio importante en el régimen para los mercados financieros y ponen de manifiesto los riesgos de la diversificación tradicional de las carteras.

Los bonos del Tesoro continúan siendo diversificadores efectivos si los activos de riesgo reciben un golpe, pero nuestro análisis sugiere otras maneras de diversificar en un entorno con tasas de interés en aumento. Nos inclinamos por los bonos a corto plazo, cuyos rendimientos están protegidos en parte contra una rentabilidad más alta. Nos inclinamos por las acciones de valor, aquellas que se ven relativamente baratas en los indicadores como el valor contable y tienden a tener un buen desempeño cuando aumenta la rentabilidad de los bonos. Nos inclinamos particularmente por los sectores de valor, como el financiero, el energético y el industrial. También consideramos que los inversionistas deberían ser flexibles y tener en cuenta un enfoque estratégico dado que la perspectiva es incierta.

Esta semana

-23 de noviembre - Minutas de la reunión de la Reserva Federal de noviembre; Índice de gestores de compras (Purchasing Managers Index, PMI) del sector industrial de la eurozona; resumen de la temporada de otoño del Reino Unido.

-27 de noviembre - Última votación de elecciones primarias del partido conservador en Francia.

En las elecciones primarias presidenciales del partido conservador de Francia se enfrentan François Fillon, quien se destacó en la primera ronda con una victoria imprevista, contra Alain Juppé, quien había encabezado las encuestas. El ex-presidente Nicolas Sarkozy, que ejerce un efecto de polarización, logró el tercer lugar en la ronda inicial, disminuyendo las probabilidades de que gane la presidencia la candidata populista de extrema derecha Marine Le Pen el próximo año.

Richard Turnill
Estratega Principal de Inversiones Globales de BlackRock

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV