miércoles, 22 de mayo de 2019 Actualizado a las 09:59

Tiempos volátiles en la industria de medios

En la carrera para ser el próximo director de El Mercurio, John Müller corre con ventaja

por 3 noviembre, 2017

En la carrera para ser el próximo director de El Mercurio, John Müller corre con ventaja
Con casi 30 años en España, llegó hace unos meses para "ser testigo de las elecciones". Está instalado en el matutino como columnista y asesor, pero ya tomando responsabilidades y roles que apuntan a que sería el elegido para reemplazar a Cristián Zegers en la dirección del que por años fuera el diario de referencia de Chile. No hay oferta oficial sobre la mesa ni es el único nombre en carrera. También suenan los de Cristian Bofill y del actual subdirector, Álvaro Fernández. Incluso hace poco se sumó al listado Juan Pablo Larraín, a quien el arribo de Andrés Benítez a Copesa podría incomodarlo. Salida de Zegers coincidiría con el eventual retorno de Piñera a La Moneda.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Las salas de redacción de un medio funcionan sobre la base de rumores y especulaciones. En El Mercurio, el matutino que históricamente ha sido el más influyente de Chile, el rumor que más se comenta en los últimos meses es acerca de quién será el próximo director del diario.

Y el nombre que más suena es el de John Müller, el periodista chileno que lleva casi 30 años trabajando en España, pero que está instalado en las oficinas del diario de los Edwards hace un par de meses, en el rol de asesor y columnista.

Pero fuentes al interior del medio afirman que desde un inicio ha estado tomando responsabilidades y roles que apuntan a que es el elegido para reemplazar a Cristián Zegers en la dirección del que por años fuera el diario de referencia de Chile.

No hay oferta oficial sobre la mesa y los Edwards no están alineados en la decisión. Incluso se habla de nombrar a Agustín Jr. en el cargo –postura que favorecería su madre, Malú del Río– y poner a Müller como su mano derecha.

El ex patriarca de El Mercurio dejó plasmada dentro de un sobre con sello lacrado su última voluntad, para la que oficiaron de testigos sus dos secretarias y la enfermera que cuidó de él en sus últimos días de vida. El documento data del 12 de octubre de 2016 y todo indica que Cristián Edwards del Río seguiría a la cabeza de los negocios familiares como “Apoderado Clase A”, con licencia para hacer y deshacer. La suscripción del testamento fue realizada en el referido mes del año pasado, por lo que los documentos notariales a los que tuvo acceso El Mostrador Mercados, fechados en diciembre de 2016, seguirían vigentes.

La persona que tome las riendas del diario pasa de inmediato a ser un actor político. Y de peso. Es por eso que hay tanto interés en saber quién finalmente será el elegido de los Edwards.

Técnicamente la decisión final es de Cristián Edwards.

Tras una prometedora carrera en el New York Times y dos años trabajando en temas de gestión al interior del diario que fundó su bisabuelo, el cuarto hijo de Agustín Edwards Eastman ha ido acumulando cada vez más potestad al interior de la sociedad que administra el medio, como evidencian las continuas modificaciones a su estructura de poderes, hasta llegar a tener las mayores facultades, convirtiéndose, así, por voluntad de su progenitor, en el hombre fuerte de la empresa, para terminar de facto con la antigua tradición de los Agustines.

El Mercurio es una fortaleza casi impenetrable. Nadie sabe a ciencia cierta qué pasa en las más altas esferas del gigante editorial. De acuerdo a las cifras de Valida, el organismo que certifica los niveles de circulación de los medios escritos en el país, en el segundo semestre de 2016, El Mercurio tuvo una circulación promedio, de lunes a viernes, de 117 mil ejemplares. Sábado y domingo el promedio sube a 183 mil.

En el mundo de la publicidad hay escepticismo respecto a las cifras. Primero, apuntan a que, de ser ciertas, El Mercurio tiene una circulación por encima del diario El País de España, una nación con una población que es más de tres veces la de Chile y con niveles de educación y hábitos de lecturas superiores a los nuestros. De acuerdo a cifras oficiales del órgano independiente español, El País vende 96.472 ejemplares promedio. El Mundo, que le sigue en circulación, vende 63.031 ejemplares de media diaria.

Además, apuntan a que Valida está formado por la Asociación Nacional de Avisadores y los principales medios escritos. Muy independiente no es.

También es un misterio cuánto vende y cuánto gana el holding de medios. Se habla de ingresos por cientos de millones de dólares, pero de márgenes ínfimos. Nadie lo sabe con certeza fuera del círculo más íntimo de la familia y los altos ejecutivos. Lo que sí se sabe es que, millones más, millones menos, el grupo ha sentido el impacto de la crisis que afecta a todos los medios en Chile y este año despidió a 122 trabajadores.

El periodista Müller

La actual residencia de John Müller en El Mercurio no es la primera. En los últimos años ha habido un acercamiento y ha venido a Chile a realizar talleres y asesorar al grupo. Su contacto directo siempre ha sido con Cristián Zegers, el icónico director del matutino desde 2008.

Sería el propio Zegers el que habría sugerido a Müller a Cristián Edwards. Además de su rol en dicho diario, es columnista de T13 Radio, donde cuenta con tribuna regular.

El periodista osornino tiene un perfil más liberal que el actual director de El Mercurio, aunque es neoliberal en lo económico. Los que lo conocen bien dicen que detesta el populismo, lo que se ve reflejado en su desdén por Podemos en España y sus duras críticas al Frente Amplio, y que se sentiría más cómodo en Evópoli o la vieja Concertación. Tiene la visión cosmopolita y urbana de una persona que ha vivido y hecho carrera afuera.

Su llegada se daría en coincidencia con la salida de Zegers. Fuentes afirman que esto ya estaría acordado con Cristián Edwards y que lo que aún no se decide es el momento. Pero sería en los próximos seis meses y coincidiría con el eventual retorno de Sebastián Piñera a La Moneda, si es que las elecciones terminan confirmando lo que dicen las encuestas. El rumor es que Zegers sería nombrado embajador en España, país con el que posee una gran afinidad.

Zegers es abogado por la Pontificia Universidad Católica (PUC), casa de estudios donde tomó contacto con las ideas hispanistas de uno de sus profesores, el historiador Jaime Eyzaguirre, con el cual cultivó una cercana relación.

De ideas conservadoras, fue muy cercano a Ricardo Claro, al cual lo unía su esposa, María Cristina Vial, quien es prima hermana de la viuda del empresario.

Como se señaló, Müller es mucho más liberal que Zegers y es visto como la persona que El Mercurio necesita para hacer los cambios radicales que requiere para adaptarse a los nuevos tiempos y al mundo digital. “Para cambiar al diario tiene que venir uno de afuera y con ideas fuertes. Acá Müller no le debe nada a nadie y es un periodista de tomo y lomo”, señala una alta fuente al interior del grupo, partidaria de que el osornino sea el próximo director.

Müller ha tenido un exitosa carrera en España desde 1987, cuando formó parte del Diario 16, periódico símbolo de la transición española y que dirigía el emblemático periodista Pedro J. Ramírez. Con este fundaron el diario El Mundo, donde Müller llegó a ser director adjunto. Luego pasó un periodo en Venezuela como director de El Universal de Caracas, para después volver a reunirse con Ramírez en El Español, el diario electrónico fundado por el histórico periodista español y que hasta ahora ha tenido resultados mixtos.

Además de periodista, Müller es columnista y panelista de programas de radio y televisión en España. En Chile también ha impartido clases en la Escuela de Periodismo de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Los otros nombres que suenan

Cabe mencionar que el de John Müller es el nombre que suena más fuerte, pero no es el único.

También se escucha el nombre de Cristian Bofill, actual director de prensa del canal de Andrónico Luksic y quien sería el preferido de la viuda de Agustín Edwards y Agustín Jr. Se habla de al menos dos reuniones en los últimos meses.

Otra alternativa que se baraja es la del actual subdirector, Álvaro Fernández, quien asumiría en carácter interino por dos años.

Incluso recientemente se sumó el nombre de Juan Pablo Larraín a la lista. La llegada de Andrés Benítez al grupo Copesa lo habría incomodado y al interior de El Mercurio ven con buenos ojos el trabajo que Larraín ha hecho en Pulso y más recientemente en La Tercera. Conocedores de la interna en Copesa afirman que Larraín ha sostenido, en diversas reuniones internas y externas, que su único jefe es JAS y que Benítez viene a trabajar en la estrategia de posicionamiento y sinergias de los medios, pero no a dirigirlos. Para eso están los directores. Y que si la idea de Benítez –aunque no la cree– es disputar la dirección de La Tercera, "van a chocar”.

Sea quien sea el elegido, hay consenso de que El Mercurio necesita reformas radicales para seguir siendo vigente en el nuevo Chile y, mientras más pronto comience el proceso, mejor. En el cerrado mundillo de los medios y en la esfera de los políticos, dicen que el matutino no fue actor en los casos de las platas políticas ni en aquellos emblemáticos que han sacudido al mundo financiero en los años recientes.

El argumento es que el medio escrito que por años fue, sin lugar a dudas, el más importante e influyente de Chile, corre el riesgo de convertirse en lo que es ahora el ABC en España: un diario de derecha con influencia, pero de nicho.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV