sábado, 19 de octubre de 2019 Actualizado a las 01:19

MERCADOS

Reforma Previsional: Piñera les carga la bip! a los actores del sector privado

por 30 octubre, 2018

Reforma Previsional: Piñera les carga la bip! a los actores del sector privado
El Presidente tenía poco margen para moverse en un sentido que no fuera ese. Tempranamente instalado en el Gobierno, su popularidad se vio afectada por la gran expectativa económica que sembró con la promesa de los tiempos mejores, algo que en el mundo empresarial consideran que se ha demorado en llegar y que, por lo mismo, le ha generado varias tensiones con algunos de sus actores. Desde diferentes gremios admiten que el Mandatario no tenía espacio para una reforma más restrictiva con las AFP, ni tampoco más permisiva hacia ellas. "El metro cuadrado en el que podía moverse le podía valer muchas críticas y hoy prefiere lidiar con las del sector político antes que con el sector privado", explicó una fuente empresarial.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Dos días antes se confirmó desde La Moneda que el día elegido era el domingo y que el anuncio lo haría el propio Presidente Sebastián Piñera, a través de una cadena nacional esa noche y, aunque parte de los contenidos fueron adelantados en la prensa el fin de semana, ese fue finalmente el formato que eligió el Gobierno para dar a conocer los alcances de la prometida Reforma de Pensiones. El más significativo fue el aumento en 4 puntos porcentuales del fondo de cotización, invitando a nuevos actores a ser parte de su administración: cajas de ahorro, compañías de seguro y, claro, nuevas AFP.

"Esta Reforma Previsional aumentará también las opciones de los trabajadores, para que ellos puedan elegir libremente quién administrará este 4% adicional, a través de la creación de nuevas instituciones, que podrán ser con o sin retiro de utilidades y, también, podrán ser formadas por filiales de Cajas de Compensación, Cooperativas de Ahorro y Créditos, Administradoras Generales de Fondos, AFP, Compañías de Seguros de Vida, etc., las cuales podrán administrar este mayor ahorro previsional sujeto a las reglas de operación e inversión que establecerá la Superintendencia de Pensiones", afirmó Piñera en la cadena nacional. 

La propuesta contempla, además, aportes adicionales a quienes voluntariamente posterguen su permanencia en la fuerza de trabajo y su edad de jubilación, como también fortalecer el Pilar Solidario, hasta lograr un aumento gradual del 40%. El costo para el Estado de la propuesta será de US$ 3.500 millones.

En la antesala del acuerdo, el presidente de la Asociación de AFP, Andrés Santa Cruz, advirtió al Gobierno que el aumento en la tasa al 14% era insuficiente. La propuesta de que el alza fuera de 4,2% sorprendió a los empresarios, que habían llegado al acuerdo de que ese tope se elevara al 5%, y también a las AFP, que tenían la opción de captar una fracción más importante de la torta. En los países OCDE, ese tasa llega al 19%, aseguró Santa Cruz.

Los nuevos actores que quieran administrar este fondo deberán competir por los clientes, propendiendo a crear incluso nuevas AFP, algo que dijo el domingo en la noche el ministro Monckeberg en 'El Informante', de TVN: "Estamos derribando todas las barreras de entrada que hoy hacen difícil crear una AFP". Las empresas que creen otras que administren ese 4% adicional, podrán ahorrar costos: los mismos locales, la fuerza de ventas, su matriz, podrán ser compartidas.

El gerente general de las AFP, Fernando Larrraín, comentó a Radio Duna, ayer en la mañana, que “sobre todo van a mejorar las pensiones del 60% del sector vulnerable, que son aquellas que participan en el Pilar Solidario, es una reforma con una buena mirada hacia el futuro y esperamos que en la discusión parlamentaria esto se vaya zanjando" y añadió que lo que entendió del proyecto, sin conocerlo en profundidad, es que "subiría 1UF, o sea,  $27 mil. Para una persona que cotizó durante 30 años y que hoy día recibe una pensión de $300 mil, es un aumento bienvenido, pero es bastante marginal en la pensión”.

Más allá de las reacciones de rigor y las declaraciones públicas, el comentario ayer entre expertos del tema es que se conocen pocos detalles del proyecto, que estaban tratando de entenderlo, pero que hay una sentencia generalizada: la propuesta presidencial es un guiño de La Moneda al sector privado.

Piñera tenía poco margen para moverse en un sentido que no fuera ese. Tempranamente instalado en el Gobierno, su popularidad se vio afectada por la gran expectativa económica que sembró con la promesa de los tiempos mejores, algo que en el mundo empresarial consideran que se ha demorado en llegar y que, por lo mismo, le ha generado varias tensiones con algunos de sus actores. Desde diferentes gremios admiten que el Mandatario no tenía espacio para una reforma más restrictiva con las AFP, ni tampoco más permisiva hacia ellas. "El metro cuadrado en el que podía moverse le podía valer muchas críticas y hoy prefiere lidiar con las del sector político antes que con el sector privado", explicó una fuente empresarial.

A nivel más masivo, la reforma fue leída como más de lo mismo y con la intención de no mover un centímetro el negocio de las AFP e, incluso, darles más mercado. El senador Carlos Montes (PS) dijo que la propuesta parece no traer nada nuevo y que el problema es quién administra ese 4% adicional: "Esto es en la misma lógica de las AFP, fortalece el sistema que existía (...). Respecto a quién va a beneficiar, la propuesta anterior era un poco a cada trabajador y otro fondo común para mejorar el conjunto de las pensiones. Aquí se optó por que no hubiera esa distribución, sino todo a capitalización individual y nosotros queremos que haya una administración distinta a las que hay en las AFP. Esto es dentro de la lógica 'más de lo mismo', con algunos ajustes parciales. Se busca fortalecer el sistema de AFP con unas correcciones muy laterales".

Marco Kremerman, de la Fundación Sol, profundizó en el tema de resguardar el 4% adicional en cuentas individuales y, a su juicio, muy pocos países del mundo obligan a sus trabajadores a utilizar este sistema: "No tenemos ningún elemento de ahorro colectivo". El objetivo, debería ser, por el contrario, mantener solo reservas técnicas y no grandes bolsones de dinero acumulados, como el caso de las aseguradoras de pensiones locales. "El Informe Mercer nos deja top ten, no por pagar buenas pensiones, sino porque el sistema tiene mucha plata ahorrada. Ese no es el objetivo", agregó.

Kremerman advirtió que la competencia no va a generar mejores condiciones, quizás sea beneficioso para el pago de comisiones, pero no para las pensiones. "Por cada punto de rentabilidad menos, la pensión baja un 20%. La rentabilidad histórica de las AFP ha sido de 8%, pero hoy una persona cotizando al 14% va a tener máximo una rentabilidad del 4%. Su pensión va ser igualmente baja", dijo.

El plan "no tiene sorpresas reales" y las cifras fiscales observadas hasta el momento son consistentes con el Presupuesto presentado para 2019 y la meta de reducir gradualmente el déficit público, comentó Todd Martínez, director de soberanos de Fitch para América Latina.

El discurso del amor 

Pese a las dudas que despierta la propuesta, desde el sector privado el proyecto fue no solo celebrado, sino que también se insistió en la figura de las problemáticas de los adultos mayores, punto en que los dirigentes empresariales tuvieron palabras de buena crianza sobre la reforma. El timonel de la Sofofa, Bernardo Larraín, destacó que el porcentaje adicional de cotización será aportado por las compañías, que eso "es parte del consenso", a la vez que recalcó que la propuesta es muy relevante, que tiene el foco en los adultos mayores y que "ojalá que esta vez podamos llevarla a buen puerto".

Su par en la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Alfonso Swett, también recalcó la relevancia del adulto mayor en la propuesta y expresó que por ahora hay más bien una "reacción de análisis y no de tirar piedras, para no aparecer con una reacción adelantada, espero que eso se mantenga". Junto con poner el acento en que la discusión en el Congreso no debería guiarse por razones ideológicas ni políticas, Swett añadió que "la generosidad la vamos a tener que poner todos" y aseguró que no hay una aversión del empresariado al cambio.

"Más que lo correcto, es lo que nos corresponde hacer. Lo que nos corresponde hacer es hacernos cargo de un problema que tenemos como sociedad. El tema del adulto mayor es un tema que nos afecta como sociedad y, por lo tanto, somos parte de esa sociedad y vamos a tener que hacer los esfuerzos que sea necesario hacer", sentenció el dirigente empresarial.

Al mediodía de ayer, los ministros sectoriales, en una señal de unidad, salieron juntos al patio de Los Naranjos de La Moneda para blindar la reforma de la que –según los comentarios del sector político– personalmente Piñera comandó los detalles, a puertas cerradas, sin mayor consulta y solo de la mano del asesor reclutado especialmente para el tema, Augusto Iglesias. La propuesta –de acuerdo a conocedores del proceso– le dio casi nulo espacio al debate previo con la clase política e incluso con el sector privado.

Acompañado de sus ministros de Trabajo, Nicolás Monckeberg, y de Hacienda, Felipe Larraín, el Mandatario dijo ayer, ante las críticas, que "algunos dicen que el aumento de 4% de la cotización adicional es insuficiente. Es un tremendo paso hacia adelante. Durante los 30 años que ha estado el sistema nadie tocó el 10%". Larraín, en tanto, explicó que obviamente el 4% adicional que se irá sumando a las cotizaciones tendrá un cobro y que será la Superintendencia de Pensiones la que elaborará un reglamento con los mecanismos de inversión, que tendrá requisitos de inversión más flexibles que los del 10% actual.

Los nuevos actores que quieran administrar este fondo deberán competir por los clientes, propendiendo a crear incluso nuevas AFP, algo que dijo el domingo en la noche el ministro Monckeberg en 'El Informante', de TVN: "Estamos derribando todas las barreras de entrada que hoy hace difícil crear una AFP". Las empresas que creen otras que administren ese 4% adicional, podrán ahorrar costos: los mismos locales, la fuerza de ventas, su matriz, podrán ser compartidas.

En relación con el anuncio del Pilar Solidario, Kremerman puntualizó que hay que mirarlo en su mérito. "El sector privado presiona al Estado para que le pague al sector más pobre. Es un pago gradual, que en rigor significa un aumento el próximo año de 10 mil pesos en la pensión asistencial. Se paga más pensión, pero eso no quiere decir que sea una buena pensión", sostuvo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV